La etiqueta contemporánea

Por:
- - Visto 456 veces

Soy una parte pequeña
Dentro del  gran mundo
Soy un hilo en una gran maraña de hilos,
madeja complicada y compleja.

Pero mis sentimientos y sensaciones,
Son tan grandes y reales,
A veces duelen y se ven  como un caos y otras,
se convierte en la estructura que  da sostén.

El nivel de soledad que se vive en la sociedad actual puede ser resultado de esa etiqueta contemporánea que pretende ser elegante.  Consiste en hablar poco, ser minimalista en afectos y saludos, presentaciones y despedidas,  hasta cuando das las gracias. A esto agregamos la nueva forma de comunicación que se establece a través de los distintos medios electrónicos modernos que transforman aún más la comunicación humana. La gente habla con su aparato y se siente fascinada.


Nos cuesta trabajo y nos duele no ser escuchados, tampoco queremos escuchar los problemas del otro, por lo que la relación queda sólo en lo superficial y el desapego entre las personas,  se convierte en lo normal. Cuando quieres saber que le pasa al cuate con el que  platicas en el gimnasio todos los días,  en la alberca, en la oficina o en cualquier clase semanal a la que asistes eres frenado abruptamente.

Casi siempre  te saludan muy amablemente pero cuando quieres pasar más allá del ¿Qué tal? Sientes una barrera que te hace sentir inoportuno e inadecuado. Hay que tener una cautela permanente que  frena  la espontaneidad y reduce  los grados de cercanía real  y  cordialidad.

Cuando a Rosa le preguntan ¿como estás? Contesta siempre: muy bien aunque esto no sea cierto. Agrega: cada vez que he querido decir la verdad siento que no interesa realmente y que se espantan ante mi honestidad.

Luisa me contaba que tuvo un accidente en la clase de gimnasia y tuvo que irse al hospital urgentemente. Cuando sus compañeros la vieron al día siguiente,  con muletas, nadie preguntó que había sucedido. Parecía que las muletas eran parte de mi atuendo diario dice sonriendo…

Estamos preparados para mantener diversas conexiones en contextos diferentes por lo que nos vemos inmersos en sacudidas sucesivas; como si cambiáramos el canal en la televisión. Tenemos gran  capacidad de adaptación pero nos quedamos saturados ante un mar de relaciones divertidas y fáciles de reemplazar.  Al  final dejan un vacío interno. Muchas personas me han comentado que sienten la necesidad de una relación más fuerte e intensa y que pueden contar a los amigos con los dedos de una mano a pesar de ser populares socialmente.    Estamos ante  un mundo de incoherencia y contradicción en el que todo se vale;  incorporamos fragmentos de los otros que se convierten en una pequeña voz que impone nuevas reglas. Sin embargo, percibo una necesidad interna que añora aquello cálido y tierno que sabemos puede existir en las relaciones humanas, pero no siempre aparece.    Muchas personas me han comentado que sienten el anhelo de aquellas horas de  indolente pereza en que los amigos examinaban juntos con  esmero cada matiz de sus respectivas experiencias y los comentarios fortuitos abrían inesperadas y fascinantes perspectivas. Hay quien lo sigue haciendo, aunque en menor medida.

Esperamos más de lo que podemos obtener, la forma y profundidad de las relaciones sociales son diferentes por qué estamos más abrumados con lo que sucede alrededor nuestro y somos más egoístas.  Escuchar al otro produce temor de verse hundido en la tristeza del otro.

Podemos comprender como  surge esa etiqueta que se confunde con elegancia y que evita la intensidad en las relaciones dejando un vacío en el alma. ¡Siempre hace falta un amigo en quien confiar, no se busca quién te resuelva tus problemas, pero una buena oreja calienta el corazón! A lo mejor ha llegado el momento de tomar conciencia para transformar nuestro modo de convivir.

Si bien se han esfumado las amistades tan intensas, muchos se empeñan en afianzarse en las amistades estudiantiles o de la adolescencia y eso ya no es posible cuando las distancias físicas y  mentales han surgido. Es importante comprender que  aquellos que están lejos te siguen queriendo pero la distancia,  el tráfico, condiciones de trabajo y de vida cambiaron la estructura antigua.

Podríamos decir que para muchos de nosotros, vivir en un mundo trivial nos deja insatisfechos.  Por otro lado, saber que la forma de relación se ha transformado nos permite acomodarnos mejor a los nuevos modelos  que surgen en la sociedad contemporánea.

Acerca de Esther Friedman

Esther Friedman es Psicoterapeuta individual, pareja, familiar y de grupo con especialidad en "adultos mayores". Cursó la Licenciatura y maestría en Sociología en la UNAM donde fue docente en las cátedras de Psicología Social, Pedagogía y Psicoanálisis y Sociedad.Ha sido Terapeuta Familiar y Docente en el ILEF, donde también funge como docente y Supervisora desde 1993.En 1997 fundó y coordina hasta la fecha El Centro de Adultos Mayores (CAM), en ILEF. Terapia individual, familiar y de pareja donde se llevan a cabo constantes "grupos de reflexión" y talleres acerca de "Sensibilización acerca de la vejez", "Pareja y Familia", "El individuo en su contexto", entre otros.Obtuvo "Mención Honorífica" en su Tesis de Licenciatura en Sociologia sobre "El Divorcio". En Abril del 2001, presentó como tesis de maestría de Sociología en la UNAM, la tesis "MODERNIDAD Y VEJEZ" 1960-1999. Estudios de Caso en la Ciudad de México (Mención Honorífica).Ha participado en congresos nacionales e internacionales presentando los siguientes temas: "La resonancia y el sistema terapeutico total en la clínica de la 3ª y 4ª. Edad" en octubre de 2001.En marzo de 2002, en el congreso Vivere e "curare" la vecchiaia nel mondo se presentaron en Italia, (Génova), dos ponencias nuevas sobre el mismo tema: "Abuelita dime tu" y "Concierto de voces en el Sistema Terapeútico".En el Congreso Nacional de Terapia Familiar 2003, presentó " La resonancia en el sistema terapéutico total" ante ciertos casos especiales en la vejez.En Junio de 2005, se presentó ponencia en el congreso del CIESAS en Cuernavaca, Morelos sobre los prejuicios que se tiene sobre la vejez.en: The mexican internacional family Strenghs Conference in June 2005.Ponencia family and old age prejudices organizado por el centro de investigaciones y estudios superiores en antropología social ciesas y la universidad de nebraska en junio en Cuernavaca, MorelosEn 2005 se participó en el Congreso de Tlaxcala con dos carteles: El arte de envejecer y Prejuicios que condicionan la vejez en el Primer encuentro regional "la familia y su contexto: Perserspectivas de analisis y niveles de intervencion en el marco del XXVI aniversario departamento de educacion especializada Tlaxcala de Xicontencatl.En noviembre del 2006, en el Congreso Internacional de Terapia Familiar, en Acapulco Guerrero, se presentó la ponencia "Identidad en la Vejez".En febrero 2008, se llevó a cabo el Primer Congreso Internacional de Constelaciones Familiares y en él se llevó a cabo un taller de "Adultos Mayores".Septiembre-Diciembre 2008, en el Instituto de ConstelacionesFamiliares se llevó a cabo un curso de Sensibilización ante la Vejez durante diez sesiones de 3 horas cada una.En agosto 2008, en un evento llevado a cabo por el DIF de Colima, se dio una conferencia magistral sobre la vejez titulada: "Soledad, Aburrimiento y Depresión" y Un taller sobre "La Sabiduría de la Vejez".Visiones personales internas. Testimonios de los Viejos; temas más importantes que les preocupan.Una Nueva cultura de la Ancianidad: opiniones personales de los adultos mayores para una forma de vida más armónica.

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


El tamaño máximo de subida de archivos: 300 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí

Artículos Relacionados: