Diario Judío México - La importancia de la Genizá del Cairo, es fundamental para todos los judíos del Mundo. Sin embargo, considero que guarda un especial interés, para todo descendiente de sefarditas y misrajíes que busque seguir los pasos de sus antepasados, principalmente desde los siglos X, XI y XIII. Así mismo, el significado de la Genizá tiene varias acepciones y entre ellas está, la de ser ese lugar dentro de la sinagoga en donde se ponen los textos bíblicos luego de haber sido leídos; pero además, igualmente se le llama Genizá a la caja dentro de la cual, los textos bíblicos son guardados cuando ya no se usan más, al estar muy deteriorados por el paso del tiempo, debiendo ser enterrados en los cementerios.

Por ello, es de suma importancia lo que la Genizá del Cairo contiene, ya que al ser textos sagrados los libros de Rezo y Sifrey Torá, no pueden ser desechados solamente, debiendo ser enterrados en ese lugar denominado Genizá. En el Cairo se resguarda una gran historia, donde se revela información del pueblo judío en trescientos mil fragmentos de libros, entrelazándose la vida cotidiana de la época, bajo el encuentro de las tres culturas, judía, cristiana y musulmana, resaltando profundamente el hecho de la convivencia y cooperación mutua, además de las fortalezas y debilidades de cada sociedad.

La historia relata que hace mil años, la comunidad de (Fustat-Misr o Cairo antiguo), fue uno de los centros más importantes para el judaísmo, manteniendo un estrecho contacto con otras comunidades de Palestina, Babilonia, África del Norte y España, las cuales formaban parte del imperio Islámico, pero Fustat-Misr, sobresalía por su estabilidad político-social, junto a sus logros tanto económicos como culturales.

En el siglo XII, su líder fue el destacado filósofo y teólogo sefardita Maimónides, quien escapó de España a Egipto, instaurándose en el Cairo, el cual fue un importante centro en donde se establecieron judíos de diversas latitudes y denominaciones que construyeron hasta sus propias sinagogas, como los provenientes de Palestina, Babilonia y también los caraítas, quienes tenían una particular interpretación de los textos sagrados.

Los fragmentos que contiene la Genizá del Cairo, tienen una importancia inestimable para la historia judía del Mediterráneo, donde existen documentos de la época geónica que comprenden los siglos VII y XI, los cuales se encontraron ocultos por centurias. Así que es maravilloso que un texto igual a éste, se encuentre conservado hasta nuestros días, como reflejo de la importancia que ha tendido la vida del pueblo judío a través de la historia de la Humanidad y en especial, del quehacer de los sefarditas, misrajíes y caraítas en el Mediterráneo.
Dedicado a mi Madre por sus orígenes sefarditas, presentes en la familia (Bonefil) – (Bendit Bon-fils)-(Bonfil Crégud)- (Bonofilus de Lurello). (1288-1385-1400).
Gracias por legarme tanta historia…

< Ver LEVI, Paul: “Les Noms des Israélitas en France”, Press Universitaires de France, París,
1960, p. 111-112>.”
(Especial para el Diario Judío.com de .)

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorEl PRI y la hecatombe
Artículo siguienteAMIA: Israel hizo llegar un mensaje a 24 años del atentado