Diario Judío México - AMLO llega ante una sociedad cuyas expectativas de desempeño del sistema son tan bajas que lo que haga será mucho. Si reduce la mega corrupción de Peña a la corrupción normal será héroe.

Excepto, que el gran voto recibido fue por la esperanza, para que las cosas funcionen, que se haga justicia, que la policía deje de medrar, que el sistema de funcione, que haya medicinas y buen servicio, que las escuelas den conocimiento y no lástima.

Si no cumple bien desde el principio y es difícil que mueva a una maquinaria enmohecida, entonces puede revertirse la expectativa y tener grandes demandas. Los maestros de Oaxaca ya amenazaron.

La maniobra de anunciar anticipadamente al gabinete animó la visión de serenidad, la certeza de metas y mostrar que hubo un esfuerzo por escoger gente de mucho nivel académico y profesional le dio credibilidad, falta ver si pueden imprimir nuevas ideas para mover al país.

El carro completo producto del hartazgo, de que la gente vota de la misma manera por todos los candidatos y la voluntad de que cuente con fuerza para cambiar al sistema, derrotó el intento de la derecha de llamar a paralizarlo volteándole el congreso. Pero esa autoridad ampliada implica que tendrá que dar resultados. Temas sobran.

Bajar precio de la gasolina con una hacienda pública en ruinas. La crisis de la deuda golpeará especialmente porque dejan un escenario similar al del error de diciembre de Zedillo y dificultará que cumpla.

Hay un llamado para reducir pluris. Distorsionaron el propósito de darle poder y representación a las minorías para darle poder a burocracias corruptas que desprecian a la sociedad. Implican un enorme gasto, no representan a nadie y permiten imponer proyectos de las élites. ¿Se atreverá?

Hay un llamado generalizado a reducir el financiamiento a los partidos y a las autoridades electorales que se pagan salarios de fantasía complementados con beneficios: auto, gasolina, choferes, gastos de representación, viajes innecesarios, etc. Esa burocracia de platino irrita a la gente. No basta con que el presidente y su equipo se bajen el sueldo, sino que debe desinflarse la burbuja financiera que ahoga al país. Es intolerable que ministros de la suprema corte cobren 600,000 mensuales y que sigamos manteniendo a ex presidentes, debe cumplir la promesa de quitarles la pensión, acción que muchos aplaudirán.

MORENA ganó las cámaras legislativas y estableció una presencia indudable en los Estados. En Hidalgo el gobernador se enfrentará a la situación inédita de tener un serio contrapeso en su congreso. ¿Podrá AMLO, o le interesará, generar una estrategia nacional para orillar a los Estados a que promuevan una agenda similar a la federal?

¿Revertirá la política fiscal para gravar a los que más tienen, no devolver IVA a los gigantes y beneficiar a medianos, pequeños y mini empresarios, así como a los empleados? Eso sin duda impacta positivamente al mercado interno.

Tendrá que cerrar la puerta al contrabando, lo que golpeará a la economía informal.

Tiene que atacar a la gran, mediana y pequeña corrupción, para que las instituciones funcionen.

La respuesta está en que una cosa son las elecciones y otra los equilibrios de poder, porque los grupos no desaparecen.

La oligarquía, esa minoría rapaz, anunció una tregua, dijo que, ahora sí, invertirán su dinero en el país, pero hay que ver si lo hacen porque no es la primera vez que prometen, y hay que ver que buscarán a cambio. Normalmente invierten en construcción sobornando funcionarios que aprueban proyectos inadecuados, lo que demuestran los terremotos. A ver si los oligarcas y empresarios que los siguen invierten en industria y desarrollo regional, creando empleos bien pagados.

Los grupos de poder en los Estados pueden apostar a anular el poder de congresos locales o nuevos gobernadores y propiciar inestabilidad. ¿Cómo los convencerán que trabajen por el bien del país?

Llegamos a la seguridad. Los policías corruptos asociados a los criminales no se enderezarán porque llegó AMLO y tampoco soltarán la plaza porque la recompensa es muy mayor. La sociedad exige resultados ya. Los militares y marinos deben dejar de violar derechos humanos.

AMLO enfrenta exigencias en muchas áreas porque fuera del mundo de fantasía del que gozan las minorías, el país está en una condición deplorable. Nada sucede como por arte de magia, pero eso a la gente le importa poco.

Los oligarcas anunciaron que no habrá luna de miel, la pregunta es si se la darán los 30 millones de votantes.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anterior“El Repostero de Berlín”. “Romance Homosexual” Entre Israel y Alemania
Artículo siguiente¿POR QUÉ?
Chair, International Advisory Board for Immigration Studies. U.S.-Mexico Research Program. UCLA. Director asociado de la revista Araucaria. Director del semanario El Reto. Testigo experto en juicios de asilo político y para frenar deportación de mexicanos en Estados Unidos. Posdoctorado en Historia, University of California, Los Angeles. Doctor en Ciencias Política (UNAM). 35 libros publicados y más de 1,000 artículos. Traducido al inglés, francés e italiano. Pionero en varias áreas de investigación: análisis de redes políticas, estudios sobre humor político, democratización en México, temas fronterizos (agua, migración y seguridad) y sobre Crimen Autorizado.