Diario Judío México - La Torá nos cuenta como Koraj, descendiente de Levi, quien fuera un renombrado líder del pueblo de , vino a desafiar el liderazgo de Moshe Rabeinu.

Con respecto a esto nos dice el Pirkei Avot ( enseñanzas de ética y moral de nuestros sabios a través de la historia ):

“La envidia, las pasiones y la búsqueda de honores sacan a la persona de este mundo “.
En el libro de Bamidvar nos relatan como Koraj junto a Datam, Aviram, On ben Peles y a 250 de los líderes del pueblo de para lograr su cometido que no tenía las motivaciones más puras.

Referente a esto la Tora nos da una prohibición que dice: ” Y no serás como Koraj y su congregación “, la explicación simple se refiere a evitar las peleas, sin embargo, Rab Jaim Shmulevitz quien fuera el lider espiritual de la Yeshiva de Mir nos explica que aquí lo que nos quiere decir el versículo es que ya no habrá una discusión a futuro como la de Moshe y Koraj donde una parte tenía 100% la razón y la otra parte estaba completamente en un error.

De aqui en adelante aún si una parte tiene la razón en cierta medida, es posible que en cierto porcentaje pudo haber contribuido a la pelea y en esa medida tiene que tomar la responsabilidad de sus actos.

A veces la manera como se dijeron las cosas o el tono de voz que se utilizó pudieron contibuir a la discusión.

Se cuenta que en una ocasión llegó una pareja con el Rebbe de Kosnitz para que mediara entre ellos por una problemática que se suscitó en su relación matrimonial. El marido argumentó que viernes en la noche al llegar del rezo para le cena de Shabat, lo primero que pedía al tener hambre era un pedazo de Kugel ( sabroso alimento preparado con pasta, canela y pasitas ) y la mujer decía que de ninguna manera le serviría el Kugel en ese momento sino hasta el final de la cena, ya que esa era la costumbre de su familia, servirlo al final de la cena y como una costumbre se vuelve ley no se movería de esa posición independientemente de las consecuencias.

El Rebbe meditó un rato y finalmente dijo: ” Ya tengo la solución, de hoy en adelante, le dijo a la mujer, prepararás dos Kugels, uno al principio de la cena para cumplir con los deseos de tu marido y otro al final de la cena para cumplir con las costumbres de tu familia.

Nos damos cuenta que el Rebbe no trató de buscar a un culpable, al bueno y al malo. Simplemente buscó acomodar ambas posiciones del conflicto de una manera creativa buscando así el Shalom.

Sobre esto hay un enunciado que dice: ” Lo que nos une es más importante que lo que nos desune “.

Entender que dos seres humanos puedan tener distintos puntos de vista basados en la educación que recibieron y basados en la personalidad que cada uno posee no implica el no poder llegar a un entendimiento que beneficie a ambas partes si lo que buscamos es el Shalom por sobre todas las cosas!

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anterior100,000 personas se reunieron en línea para la conmemoración del rabino Menachem Schneerson Z”L
Artículo siguienteInscríbete al curso “E-commerce”, presentado por Fundación Activa