es una palabra que se ha utilizado en múltiples idiomas, robada del inglés y de los deportes para designar a alguien que te acompaña a realzar tus talentos natos e individuales y llevarlos a su máxima posibilidad, es por eso que en forma casi universal se utiliza ahora en diversos ámbitos.

Sin embargo, el formarse como Coach profesional de vida, ejecutivo, u organizacional se convierte no sólo en una profesión, sino en una mirada hacia la vida que nos permite crecer y aumentar nuestro bienestar y calidad de vida.

En mi experiencia y en los testimonios de miles de personas que se han atrevido a pasar por esta experiencia el profesional es transformador, nadie finaliza este proceso siendo la misma persona que lo inició, por lo que es necesario preguntarse: ¿Me atrevo a tomar el reto de transformar mi vida, mis resultados, mis relaciones? ¿Soy lo suficientemente valiente para ver mis sombras y caminar al lado de ellas rumbo al éxito?

¡Entonces es para ti!

Solicita más informes aquí