Este es el artículo 41 de 55 en la serie La Nueva Caballería Andante

LA GRAN VICTORIA CONTRA EL INDEPENDENTISMO.

SAPIENCIA VANITAS NISI DEUM DUCAT.

La sabiduría es vanidad si no conduce a Dios.
Epitafio en la Cripta de la Catedral de la Almudena de Madrid, en memoria de Luis Ballesteros Marín.

Cuando naciste reían todos y sólo tú gemías. Procura que al morir cuando todos lloran sólo tú seas el que rías.

Epitafio de Luis Ballesteros.

A la niña Cristina Servin que cumplió años en un día florido y primaveral de mayo.

A nuestro amigo Jacobo Israel, el amigo de tantos años y siempre en el mismo combate y en la resistencia.

Israel, a la corta o a la larga, representa la derrota de sus enemigos históricos. Gabriel Muriel.

*******

Vamos y a degüello, raza de víboras con auto-odio destructivo, mezclado a una inquina enfermiza a España, que solo acechan el momento para apuñalar a la nación que pertenecen y su falta de virilidad y cobardía innata de venderse por escoria, es siempre manifiesta. Escoria es lo que son, y los Caballeros Andantes tarde o temprano les darán un castigo que no olvidarán. Sólo saben que son imprescindibles para que el felón de la Moncloaca se mantenga de tirano astuto, que hace lo posible para mantenerse lo más cerca a su guarida de fiera cruel y cobarde. Pero los Caballeros Andantes y el genio de en alerta inteligente, desbaratan las siniestras maniobras de los enemigos de España, de Sefarad y de los valores de la civilización judeocristiana, que quiere de un vez por todas liberarse de la chusma separatista, y de los vertederos interculturales que asolan y apestan.
Así sentenció con furia contenida el Gran Maestre, don Antonio de Quintana. Y se hizo silencio.

En las memorias de la Caballería Andante, se cuenta como antaño que ningún enemigo celoso podría ultrajar el honor del reino con tal oprobio y disparate, como el que lograron encontrar los dos Caballeros Andantes en Barcelona. Cuentan las crónicas y sucesos de tal Caballería, que como brasas encendidas y tras encomendarse a los Santos dentro de la Cueva de Brunete, salieron al alba dispuestos al duelo en una fiesta que se celebraba en Barcelona. Contra todo pronóstico llegaron vivos y sanos, a la guarida marchosa y alcoholizada de unos señores, que entre risa y risa decían cosas tales a voz alta como, jugamos con el sentimiento de libertad, y los borregos hacen la guerra por nosotros, salen a las calles y se tiran al absurdo, mientras nosotros hacemos el Agosto, y después a seguir viviendo con la panza bien llena, sin saber la chusma que a nosotros nos dan igual las ovejas que muy hábilmente mandamos al precipicio por dinero y poder.

Quedó recogido en el Gran Libro de la Caballería Andante, traducido y conservado por un tal José Polo, catedrático de e historiador de la Caballería Andante, que el Gran Maestre se lanzó contra los comensales que se reían del pueblo y de España, con tal fiereza que se montó un circo de mucho cuidado.
Otros como ellos acudieron a la riña mientras la mayoría huía despavorida, ante la batalla que los dos Caballeros Andantes tuvieron en un hotel el Barcelona, en una fiesta independentista. Y resulta, querida amiga España, que aquí se necesita espíritu de servicio y no artificios lujosos que rompan lo que tanto cuesta hacer y destrocen un pueblo tan hermoso como Cataluña, que estos libertadores les gusta el bolsillo lleno, se saltan la lógica, la ciencia, el sentido común, y toda moral y ética para llenarse el bolsillo y ser dueños y señores de hasta una nación ficticia.
Llegaron ya para Madrid el de Quintana de la Serena y el de Brunete heridos en la batalla, al punto del desmayo, pero qué claras quedaron las cosas, Señor mío.

ANNO TEMPLI CMIII
BRUNETE-MADRID.
Junio de 2021 – Tamuz 5781

Más Artículos en esta Serie

<< La Nueva Caballería Andante. Capítulo 40La Nueva Caballería Andante. Capítulo 43 >>

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLos orígenes de Judá
Artículo siguienteComité Olímpico de Israel aprobará la delegación más grande y diversa que competirá en los Juegos de Tokio