EL MARTILLO CONTRA LA CULTURA DE LA MUERTE.

Un guerrero nunca cede su poder ante nada, ni siquiera ante la muerte.

Théun Mares.

El supremo arte de la guerra es someter al enemigo sin luchar.

Sun Tzu.

El arte de la guerra.

A Doña Dulcinea María, Dama de la Caballería Andante que es mujer de tronío, culta, lozana y lustrosa y de muy buen ver.

A Nancy Ruiz y Gina Perez, nuestras amigas del restaurante Quevedo de Madrid. Con sumo agradecimiento.

**********************

La verdad había hecho jirones las máscaras sociales. Y las Toledanas si se saben manejar no hay quien las detenga.

Habían de cortarse las dos cabezas terribles de mando de la cultura de la muerte.

Ya llevaban los dos Caballeros Andantes una cruzada personal y social en el arte de la guerra y también en el arte de las letras contra ellos.

Nosotros no tenemos esclavos, Caballero Kadan, nos rompemos los huesos y secamos las tintas, repuso el Gran Maestre.

El Escudero Kadan, llamando a todos los lobos y bestias de la noche que se tiñe en plata ante el espejo de la verdad, rezó por última vez antes del combate.

El Gran Maestre y él habían escuchado las burlas de esos canallas, de los que aprueban el aborto, ciegos ante el corazoncito del niño, de los que llaman a la muerte y la practican en todo el mundo, menos en ellos, claro está, porque por una simple rotura de uña son capaces de sacrificar lo que sea y lloran como la mayor desgracia del mundo, son impostores del negocio, desertores y traidores que sirven a sus más egoicas pasiones y su más delirante narcisismo con esclavos de por medio para escribirles el guión de lo que deben decir hoy.

Farsantes, falsos intelectuales de viandas, esclavos de fiestas y matones.

Esta mafia va terminar esta noche, continuó el Extremeño, enfurecido y lleno de bravura inusitada.

La escena es digna de mención y así saldría en todos los periódicos.

La cúpula ha caído, los Caballeros Andantes han entrado en la finca de la sede de las víboras, y han liberado a la gente que había allí, no puedo contar el número de pervertidos que andaba en esa fiesta, ni otras cosas para que el público no vomite, después llegó la policía y tuvo que intervenir hasta el ejército.

Tenían hasta un plan organizado, documentado y al detalle, perfectamente urdido para vendernos a todos, y convertir nuestro país en un infierno en el que todo el mundo querría marcharse desmembrando así España.

Hubo heridos, claro, entraron allí dos encapuchados con lobos y cortaron las cabezas de los dirigentes de la cultura de la muerte, pues el ejército y otras autoridades les han incautado a estos tiranos y a su banda tanto dinero que es casi un insulto decirlo, varios manuales con programas llamados agencias de la muerte, videos burlándose de lo que están haciendo, y todo tipo de inmundicias humanas puestas al destape.

Literalmente les han cortado la cabeza, se llevaron a los dos Caballeros Andantes para Brunete, y apareció hasta el rey Felipe VI, que gracias al Señor y a pesar de los heridos graves no hubo ningún muerto que se sepa, y los han condecorado con la distinción más alta que pueda dar un país.

Los noticiarios son un ir y venir, los medios de comunicación están ardiendo, hemos intentado dar con los Caballeros Andantes y hasta hemos ido a Brunete, pero nada, lo poco que se sabe, es que están metidos en una cueva en medio del campo y que han jurado seguir cazando monstruos.

Bajo la luz de una vela prendida se iluminaba la capilla que tenían los dos Caballeros Andantes en la cueva de Brunete, solitarios somos, dijo el Gran Maestre, se escribirán ríos de tinta con esta hazaña y que en los siglos venideros se sepa que solo fuimos dos contra muchos, y que estos abortistas que bien saben ellos que lo único que quieren son apoyos y que la vida es vida, porque con los suyos no lo hacen y se lo imponen a los demás, fueron aplastados con el martillo, y que se sepa además la fiereza de la Guardia Samurái que ya tiene liberada a la Victoria, y que espera impaciente a la toma de la superficie por parte de la milicia de la Caballería Andante, así debe quedar escrito con sangre la hazaña y lo más importante, Escudero: damos las gracias al Señor por ser sus siervos, hoy, mañana y siempre, así concluyó el Gran Maestre don Antonio de Quintana de la Serena, en la que fue la batalla decisiva para liberar el país de la cultura de la muerte, camino a Tierra Santa, porque todo Caballero Andante, siempre camina hacia Tierra Santa.

Por el Gran Maestre don Antonio de Quintana de la Serena y el Caballero Kadan de Brunete.

ANNO TEMPLI CMIII
BRUNETE-MADRID.

ELUL 2021 – AGOSTO 2021

1 COMENTARIO

  1. Contra el socialcomunismo y el antisemitismo ,solo queda nuestro inmenso amor a Israel y la hostilidad ante el fascismo pardo el antisemitismo y la yihad

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior¿Nos manipulan? Productos orgánicos
Artículo siguienteColegio Atid está en busca de los mejores docentes