Este es el artículo 60 de 60 en la serie La Nueva Caballería Andante

Los Caballeros en las costas de Cádiz...
Dedicado a Yeneissi María Hodge y familia con sumo agradecimiento.
A Miguel, el cálido y prudente amigo.
A Alberto Navarro, nuestro querido amigo de Brunete y Caballero Andante.

Don Quijote es nuestro modelo.
Giovanni Papini

Cuando el social comunismo se deshaga en la Península Ibérica, comenzará su disolución en el resto del continente.
A. Espejo

Israel, a la corta o a la larga, representa la derrota de sus enemigos históricos.
Gabriel Muriel

Don Antonio de Quintana, el Gran Maestre, con voz grave, se dirigió a su escudero: aquí, Caballero Kadan, por estos lares tan hermosos de la costa de Cádiz y no lejos de donde nos hallamos ahora, por el caño de Sancti Petri, o por el Cerro de los Mártires, en San Fernando, hubo en la antigüedad un imponente templo dedicado a Hércules, el semidiós.
El Heracles gaditano, y cuyos restos se decía, fueron enterrados en dicho fastuoso santuario.
Lugar de peregrinación de viajeros, algunos tan ilustres como Aníbal y Julio César. De quien se dice que lloró al contemplar una hermosa estatua de Alejandro Magno, lamentándose de no haber superado a su edad las hazañas del héroe macedonio.
Pero, Caballero Kadan , yo te digo que el semidiós buscaba la Fuente de la Eterna Vida que se encontraba en el sur de Sefarad, cómo le habían dicho, dónde en tiempos lejanos había un jardín de hermosura y abundancia. Allá en las fértiles Vegas del Betis, el río inescrutable, donde el envejecido Heracles encontró la muerte al adentrarse en un encinar sagrado cuajado de bellotas de oro, y ser devorado por trece mastines de pavorosos dientes que custodiaban el bosque, y así se cumpliría el deseo de contemplar la Fuente de La Vida.

Nosotros, invicto y querido escudero, no lloraremos como hizo César ante la escultura del invencible Alejandro.
No. Nosotros superaremos las hazañas de aquellos héroes y semidioses.

Nuestro destino será más grandioso que el de aquellos gigantes de la Historia.
Superaremos las proezas de los leones macabeos y de los conquistadores extremeños, nuestros gloriosos antepasados.
Derrotaremos a aquellos que combaten los valores de la civilización judeocristiana e Israel. Y combatir también el y el aborto y las lacras de la cultura de la muerte.
Acabaremos con los totalitarismos infames: el socialcomunismo, el fascismo pardo y la yihad.

Así terminó de hablar el Gran Maestre de la Nueva Caballería Andante, Don Antonio de Quintana. Y se hizo un gran silencio.

La Reconquista había comenzado con fuerza arrolladora en la bella tierra gaditana.
En Cádiz. Y junto al mar

ANNO TEMPLI CMIV
BRUNETE-MADRID.

SHEVAT 5782 - ENERO 2022

Más Artículos en esta Serie

<< La Nueva Caballería Andante. Capítulo 63

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEnsalada de verduras mixtas con pollo y naranja
Artículo siguienteJon Stewart rompe el silencio sobre el antisemitismo en Harry Potter