Sin ser necesariamente una maldición biológica, la andropausia (condición masculina comparable a la menopausia femenina) se está convirtiendo para millones de hombres, sobre todo aquellos enquistados en sociedades eminentemente machistas, como la nuestra, en un verdadero motivo de depresión porque, acostumbrados a vivir  al pie de la letra el cuestionable aforismo de “si es hombrecito, ¡aguántese!”, millones de varones sufren en silencio los estragos (físicos, psicológicos, pero sobre todo sexuales) de ésta.

Pero, ¿en qué consiste la andropausia?, ¿verdaderamente existe?, ¿cómo saber cuando alguien cercano a nosotros ya la está padeciendo? Para empezar, hay que puntualizar que estadísticas confiables arrojan que cuatro de cada 10 hombres la padecen y que si bien puede considerarse “normal” a partir de los 70 años, hay caballeros que a partir de los 40 ya comienzan a exhibir algunos síntomas.

¿Síntomas? ¿Cuáles síntomas? ¡Sí, síntomas! Así que saquen lápiz y papel (o enciendan la tablet) para apuntar: Irritabilidad, insomnio, fatiga, depresión, nerviosismo, ansiedad, libido reducida, potencia sexual disminuida, poca fuerza y cantidad en la eyaculación, dolores corporales (achaques), deterioro de los huesos, cabello y piel secos, problemas de circulación y sudoración copiosa por las noches.

Tomando como punto de partida todo lo anterior, también es justo destacar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aún no reconoce la andropausia, pero es un hecho que a partir de cierta edad comienzan a presentarse considerables bajas hormonales (debido a varios factores) que afectan el desempeño sexual de los hombres. Sin embargo, tampoco se puede afirmar tajantemente que si un caballero pierde el apetito sexual o exhibe problemas de disfunción eréctil es por causa de la andropausia; no olvidemos que a los “niños” también les afecta la depresión o el estrés.

Sin embargo, hay que ser muy cauteloso (esto va para los especialistas) en recomendar “a la primera” un tratamiento de reemplazo hormonal o (esto va para ustedes, caballeros) salir corriendo a la farmacia para comprar testosterona en inyecciones, pastillas o parches y autoadministrársela, porque eso puede resultar contraproducente. No hay que olvidar que cuando hay una presencia de hormonas mayor a la acostumbrada en el cuerpo masculino el cerebro de éste envía la orden al cerebro que detenga la producción de testosterona y eso provocará que los niveles de estrógeno se eleven. Así, que mucho ojo con esta cuestión, señores.

Las alternativas para paliar el terrible enemigo de la andropausia pueden ir desde el reemplazo hormonal que ya mencionamos, siempre y cuando sea orientado por un especialista; consumir vitamina D (¡a tomar el sol, chicos!) y L-Carnitina (para que se reactive la producción de espermatozoides) y hasta consumir algún suplemento nutricional. ¡Todo se vale, hasta el Viagra!

Y por favor, no se estresen. No es el fin del mundo. Porque la verdadera valía de un hombre no tiene que depender totalmente de su poderío sexual. ¿O sí?

Y no olviden que todos los sábados los espero en punto de las 23:00 horas en su programa “Exclusivo Para Hombres”, que se transmite por Telefórmula (121 de Cablevisión y 121 de Sky).

1 COMENTARIO

Responder a yossimay Cancelar Respuesta

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorYa nada detiene la legalización y regulación de la mariguana
Artículo siguienteJosé Kozer, poeta laureado
Incursionó desde muy joven en la televisión. Comenzó su carrera en Canal 11, para ser invitada por Ricardo Rocha al Canal de Las Estrellas, ahí´í se convirtió en la primera periodista en hablar de temas sexuales en el Programa "En Vivo".Con su columna "La Política me da Risa", en el periódico El Universal, revolucionó la forma en la que vemos y analizamos la política en el país.Fue ella la primera en realizar atrevidas entrevistas a diversas figuras de la política nacional con "Entrevistas Osadas".Ha recibido diversos premios y reconocimientos como la Mujer del AÑO 2009 y 2010 por la Cámara Nacional de La Mujer, además de haber sido reconocida por el Gobierno Federal por su trayectoria periodística..Desde hace dos años se erigió como la abogada de los hombres y publica para ellos su libro "Exclusivo para Hombres" de Editorial Grijalbo, convirtiéndose en menos de un año en Best Seller.