Diario Judío México - Herrera del Duque es una sivdad en el Norte-Este de la Espania sentrala, aparteniendo a la rejion de Extremadura. Su nombre es asosiado a una epizoda eksepsionala de la Inkizision. Akea de Ines de Herrera, konosida komo la Profetesa de Herrera.

Ines nasio en Herrera del Duque en 1488 i en el anyo 1499, empeso a reportar sus viziones sovre la aparision del Mashiah. Su padre Juan Esteban, era sapatero i lavorava kueros. Su madre – ke su nombre no es konosido – se avia murido en la chikez de Ines. Fue engrandisida por su padre i su madrasta Beatriz Ramirez.

En sus viziones, Ines rakontava ke avia suvido al sielo akompaniada de su madre deskansada ke la avia detenido kon su mano, en kalmando su pena. Avia visto andjelos, kon otras figuras en el entorno de la luna i almas asentadas sovre siyas de oro. Avia aboltado kon un grano de mayis, azetuna i una letra, entanto ke la prova de esta ksperiansa.

Sus reportos fueron aparamente bastante konvenkantes, i  en poko tiempo  su renomada se avia repandido entre los konversos. Munchas muchachas, de mizmo ke personas aedadas fueron esmovidas por la esperansa de la salvasion, ke Ines avia proklamado.

Ines estuvo transmetiendo las instruksiones de su madre: ayunar los diyas de lunes i djueves – diyas sakras datando del tiempo del Talmud; dar sedaka; observar el Shabat; vistir vistimientas limpyas en su onor; kreer en la Tora de Moshe. Herrera del Duque, seando un sentro de kueros, munchos sapateros i kuereros − ofisio del padre de Ines − de la rejion de Extremadura, la estavan vijitando, kontribuando ansi a la propagasion de los rumores sovre la Profetesa.

Ines era konvensida ke Eliyau Anavi estava en kamino para anunsiar el arivo del Mashiah, ke yevara a todos los kreyentes a la Tierra Santa. Estos ivan a pasar por un rio ke parese a la Mar Korolada, i las muchachas devian de vistirsen en blanko en la onor de este evenimiento.  Todo estaria en abundensia ayi, kon mezas yenas de frutas i todo modo kozas de komer savrozas. Las muchachas toparian kon sus arivo ayi, mansevos para kazarsen.

En el siglo XV, bivian en Extremadura, numerozas komunidades de djudios i de konversos. De otra parte, la Ekspulsion no avia aneantisado la tradision djudia. La institusion de un tribunal de la Inkizision en Puebla de Alcocer i en Belalcázar, fue un otro golpe por los konversos de Extremadura.  Aunke deprivado de sus lideres i de una aktividad komunotaria organizada, la vida djudia klandestina kontinuo a egzistir en sentros de konversos.  En esta perioda de komosion i de detresa, la aparision de Ines fue una fuente de konsolasion para los ke avian sufrido del amenaso del Egzilo i de la konversion forsada en 1492.

La fama de Ines se repandio del Oeste de la Mancha fin’a Córdoba en el Sude. No fueron solo mujeres i ombres entre los konversos, ke kreyeron en las profesias de Ines, de mizmo munchas kreaturas se afiliaron al movemiento kon la esperansa de arivar a la Tierra Santa. Kuando estas kreaturas kon  sus parientes estuvieron selebrando la aparision de la Profetesa, munchas en Herrera se adjuntaron a estos  arekojendosen en kantando i baylando, en el entorno de Ines.

Munchos konversos akavidaron de konformarsen a los preseptos del Djudaizmo i, durante mezes enteros, kazales de Extremadura ande moravan konversos fueron sakudidos kon la eksitasion provokada por la esperansa de la Redampsion. Lo ke no manko de atirar la atansion de la Inkizision i de arestarlos i traerlos delantre de su tribunal. Mientras ke, otros reusheron a fuirsen a Portugal.

Los arkivos de la Inkizision revelan ke munchas muchachas fueron djuzgadas por aver ayunado kon la esperansa de enkontrar un novyo ermozo. Siertas eran muy mansevas, tandiske otras eran adolesentes. La mas grande parte de estas fueron djuzgadas porke fueron segidores de Ines.

Las mas mansevas fueron konsideradas por la Eglisia entanto ke almas ke ainda puedian ser salvadas. El Tribunal Santo desidio, ke kon una instruksion apropriada, estas puederian ser katolikas buenas. Portanto, los mas aedados, ke en grande partida ya se avian konvertido en 1492, fueron konsiderados komo inkorijibles. Estos, ansi ke mayores, ijikos i ijikas, fueron yevados delantre del Tribunal de la Inkizision en Toledo para ser interojados.

Verso el mez de April, 1500, Ines de Herrera fue arestada en la edad de 12 anyos, i fue  kemada, entanto ke eretika. Mas de 100 de sus segidores, lo mas mujeres, fueron i eyos kemados en autos-da-fé, en Toledo.

Una muchacha konversa i profetesa, era bastante menasante, para ser tolerada por la Inkizision espaniola.

————————–

Referensas:

Haim Beinart, “Ines of Herrera del Duque: The Prophetess of Extremadura,” in Women in the Inquisition, ed. Mary Giles, 1999.

Renée Levine Melammed, His/her story: A conversa prophetess, The Post, October 28, 2011.