Diario Judío México - Las personas que son diagnosticadas con parálisis de Bell (que se caracteriza por la parálisis de nervios faciales, usualmente de un solo lado de la cara), tienen pocas opciones de tratamiento. Algunas se basan en medicamentos con el uso de esteroides y antivirales, otras implican estimulación eléctrica o terapia con láser de bajo nivel (LLLT), y aun otras requieren la manipulación del cuerpo mediante técnicas osteopáticas, acupuntura y quiropráctica para mejorar el funcionamiento de los nervios.

Entonces, ¿cuál de estos métodos ofrece la mayor ayuda y esperanza para quienes son diagnosticados con esta particular condición? Un estudio sugiere que es la mezcla de atención quiropráctica con LLLT y tienen un caso de estudio para probarlo.

La terapeuta Lisa M. Rubis describió los detalles de un paciente masculino de 40 años que fue a su consultorio tras sufrir parálisis en el lado izquierdo de la cara durante 10 días. No podía cerrar el ojo y sufría de excesivo lagrimeo y una sensación de ardor. Además, se le dificultaba mover el lado izquierdo del labio hacia arriba y notó que cuando se cepillaba los dientes, babeaba.

Antes de ver a un visitó a su médico, quien le recetó esteroides, pero no parecieron aliviar los síntomas. También le recomendaron ver a un neurólogo, quien hizo más pruebas y no encontró nada. Entonces buscó la ayuda de un y allí empezó su recuperación.

El atendió al paciente en tres ocasiones en el curso de dos semanas. La primera visita consistió de LLLT y manipulación cervical tras lo que vio una notable diferencia, ya que el paciente pudo subir la ceja del lado derecho. La segunda visita fue cuatro días más tarde y el paciente reportó una mejora del 70-80%. En la tercera visita (donde solo hubo manipulación de la columna vertebral) lo dejó totalmente funcional y ni siquiera sintió la necesidad de asistir a una cuarta cita. Al contactarlo cuatro años después, reportó que ya no tuvo más problemas.

Las investigaciones sugieren que usar solo terapia láser normalmente toma de 14 a 66 sesiones para ver la solución de los síntomas. Agregar la quiropráctica parece haber apresurado la recuperación en este caso. Las manipulaciones cervicales quiroprácticas ofrecen una amplia gama de beneficios para aliviar dolores de cabeza causados por disfunción cervical, así como dolor de cuello no específico.

Referencia

Rubis L. Chiropractic management of Bell palsy with low level laser and manipulation: a case report. Journal of Chiropractic Medicine 2013. 12, 288-291.


Dolorfin.com

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorCIMORT será sede de encuentro internacional de Jóvenes católicos y judíos
Artículo siguienteEl diya de la kultura judiya
Nuestros médicos quiroprácticos pueden ayudarlo con el dolor que está sintiendo. Reserva una cita con nosotros y alivia todos tus problemas de dolor.