"Y Betuel engendró a Ribká. A estos ocho Milcá dio a luz para Najor, hermano de Abraham".
Libro del Génesis 22, versículo 23.

El enganche.

Los capítulos de la Torá, obviamente no están situados al azar. Evidentemente existe una conectividad entre cada parashá y parashá, si están pegadas, una al lado de la otra o son consecutivas siempre hay una razón evidente u oculta. Ya los distintos exégetas han encontrado que hay una relación estrecha entre ellas, y hay mensajes para explorar y considerar.
En este punto vemos que el capítulo anterior de Vayerá termina con la prueba del sacrificio de Isaac que ya tenía 37 años, y, como cualquier persona que va entrando en años es necesario buscarle una esposa adecuada. Pero, para cualquiera de nosotros, la resolución o búsqueda de esa necesidad vital, tan vital como respirar o trabajar no siempre nos aparece sencilla en el medio comunitario o lugar donde vivimos y trabajamos.
Para concluir este primer bloque, la Torá atestigua que Hashem se encarga de hacer descender a este mundo nuestra alma gemela, obvio que luego veremos en el relato que leeremos el próximo Shabat eso no nos dispensa de nuestro trabajo humano de preocuparnos y esforzarnos en el tema.

¿Dónde Estás Amor...?

Y el título completo es: ¿Dónde estás Amor de mi vida que no te puedo encontrar?, y este era un programa radial en español que en 1992 que se dedicaba a reunir parejas.
Y continuando la idea en este segundo bloque, el punto se aclara en el próximo capítulo de la Torá que es Jayé Sará, que intenta calmar cierta angustia humana, mostrando que D'os siempre anticipa, y que Hashem ya tiene todo previsto, y como dice el famoso dicho:" manda siempre el remedio antes que la enfermedad"-.

La búsqueda del Bashert.

Bashert es una palabra en Idish que significa destino y alude al alma gemela, el alma femenina que completa y se completa al ubicar su mitad masculina.
Se trata obviamente uno de los secretos mejor guardados por el Todopoderoso, y para los humanos y en particular para los judíos ortodoxos
un tópico que requiere un combo que comprende esfuerzo, dedicación, paciencia, y obviamente mucho de aquello que denominamos Emuná que sería Fé o convicción o confianza en que todo ya está pautado, no obstante, nunca exime al ser humano de invertir en esto una gran dosis de esfuerzo a los fines de convertirnos en socios menores de la voluntad divina.
Es en este punto donde los conceptos del determinismo y el libre albedrío se cruzan, pero lejos de oponerse se complementan.

Volviendo al inicio.

La palabra rompecabezas o puzle es un juego de mesa cuyo objetivo es formar una figura, combinando correctamente las partes de estas que se encuentran en distintos pedazos o piezas planas.
En definitiva, nuestra vida es un rompecabezas en todos los sentidos, aunque en estas líneas he tomado el tema de la pareja y del casamiento y del amor como hilo conductor.

Para concluir. Final

Hashem siempre anticipa, pero en ocasiones hay que saber esperar y en otras hay que saber cómo actuar. Y entonces ya me encuentro en la parasha de Jayé Sará en el capítulo 24, versículos 63 y 64 y paso a citar: " Itzjak había salido para arar el campo en horas de la tarde; y alzó sus ojos y miró, y he aquí venían camellos.Ribká alzo sus ojos y vió a Isaac...".