Todo comenzó a mediados de la mal llamada Santa Inquisición cuando un navegante de nombre Cristóbal Colón, de origen judío, nacido en Génova (aunque su lugar de nacimiento nunca fue documentado), se escapaba de las garras de la iglesia que en aquel entonces, suponían que salvar almas era reivindicarlas al cristianismo, muchas veces desconocido por la mayoría de las naciones del mundo.
Cristóbal era un niño consentido en aquel entonces por el reinado de España (así le llamaremos aunque realmente no existía un país llamado España, sino que eran varios reinados) ya que era dueño de una sabiduría extrema y conocía mejor que otros los 7 mares.

Vale aclarar que Colón no descubrió América, sino que fue Américo Vespucio unos cuantos años antes. De hecho, por eso se llama América. Lo que descubrió Colón fue un territorio lleno de personas muy trabajadoras y creyentes de sus dioses o mejor dicho deidades, personas con mucha fuerza y con sus propios sistemas de leyes sociales. Realmente, los antiguos mexicas eran monoteístas y polideidades. Lo que descubrió Colón fue una tierra que fácilmente podía ser esclavizada donde crecían las más grandes maravillas del mundo en una tierra fértil en su máxima expresión.
Colón descubrió la América comercial para ser explotada, esclavizada.

El "inteligente" de Colón, dada su gran amistad con los reyes/emperadores de España, tenía ciertos beneficios que hacía que los reyes lo protejan de las garras malditas de aquellos inquisidores que se jactaban de "salvar almas" mandándolos a la muerte si se resistían a la conversión o si no delataban a otras personas.

La iglesia estaba en decadencia económica ya que, así como Da Vinci, hubo otros que dieron a conocer las verdades al hacer notar que Jesús era hijo de una mujer, estuvo casado con una mujer y tuvo una hija mujer. Es decir, habían 3 mujeres que rodeaban la vida de Jesús. Si era así, entonces era tan humano como todos. Eso hizo que mucha gente comience a no creer en su santidad, atribuyéndole dotes de gran ser humano y casi profeta, pero ya no un dios. Esto provocó que las dádivas, donativos y diezmos a la iglesia comenzaran a reducir significativamente.

La iglesia, al notar esas arcas vacías, decidió imponer la cristiandad por medio de las más crueles y sangrientas de las torturas y castigos hasta la muerte a todo aquel que se negara a creer que Jesús es dios.

La esposa de Jesús, María, conocida como María Magdalena ya tenía una fama nada favorecedora para ser la esposa de alguien tan importante. Tenía fama de prostituta. Pero no cualquier tipo de prostituta callejera, sino que desde una torre ella podía elegir a quien hacer entrar a su recinto. El que ella elegía no podía negarse, so pena de muerte. De ahí la palabra Magdalena que proviene de la palabra hebrea Migdal, que significa torre. Desde una ventanita de una torre ella elegía al hombre o mujer que ella quería que esté con ella. Si esto fue o no cierto nunca lo sabremos. Lo que sí sabemos es que su nombre proviene de la palabra hebrea torre y que la fama ya la tenía.
Eso desacreditaba mucho la noción que se tenía de Jesús y las dádivas ya no eran tan fructíferas.
Vale aclarar que el trabajo que se dice que ejercía María Magdalena, no lo podía ejercer cualquier mujer, sino que había que estar en un estatus social muy elevado para eso.

Cristóbal Colón, al ser judío, era perseguido por la Santa Inquisición, y para conseguir el perdón eclesiástico debía hacerle algunos "favores" a la reina, así como usar sus conocimientos marítimos a fin de conseguir mercancías y esclavos de otras naciones. Lógicamente, no por medio de la compra ni el intercambio, sino por medio del hurto basado en el miedo, el castigo, los latigazos, la tortura y la imposición, que eran la forma más común de la época por esas latitudes.

Así fue como don Cristóbal consiguió irse a otras lejanas tierras, creyendo hasta el día de su muerte que había llegado a la India, cuando realmente había entrado a América. Ahí descubrió lo antedicho: gente fácil de castigar y conquistar, no por ser que los indígenas así fueran, sino por la fuerza de las armas modernas y elementos de tortura que traían los mal llamados españoles. Digamos que comenzaba la destrucción ideológica del continente. En resumen: Colón fue una lacra maldita infrahumana que por escaparse de la inquisición se vio "obligado" a hacer favores a la reina de España consiguiéndole esclavos, siendo un judío proselitista en favor del cristianismo acaudalado las arcas eclesiásticas y monárquicas.

Los años pasaron y en una tierra donde veían que la luna estaba un día al mes encima de ellos, creyeron ser el centro de la tierra desde el punto de vista lunar. De ahí el nombre Mexico (sin acento ya que se acentuaba en la anteúltima sílaba y según la RAE, cuando una palabra se acentúa en la anteúltima sílaba y termina en n, s o vocal, no debe llevar tilde gráfico).
En Mexico se creía en varias deidades, que no en varios dioses. No, no eran politeistas, sino polideidades y monoteístas. Había deidades casi para cada cosa: para el amor, para la guerra, para el día, para la noche, para el campo, para la fertilidad femenina, para el viento, para la lluvia y para muchísimas cosas más.

No voy a usar la palabra aztecas ya que esa palabra fue acuñada por los españoles al creer que los mexicas provenían de Axtlán. El gentilicio de esas personas era mexicas, no aztecas.

Los mexicas hacían guerras que no eran para conquistar territorios, sino para conquistar personas a fin de ser sacrificados y entregados a sus deidades en las pirámides u otros lugares como el altar de Templo Mayor descubierto donde hoy se encuentra la estación del metro Pino Suárez. Con eso saciaban la sed de sangre de sus deidades y atraían las lluvias y las bendiciones necesarias.

Ellos se enorgullecían al ser meritorios de tan gran honor, a grado tal que muchas veces se ofrecían a sí mismos para ello.
Imagina llegar a un pueblo con esas creencias y querer imponerles a un nuevo y desconocido dios llamado Jesús y que este sea humano. Eso era algo imposible para los mexicas, expertos en todas las artes y ciencias, en especial la astrología y con la que construyeron canales para riego en medio de desiertos, descubrieron el agua dulce bajo la tierra dándose cuenta que "Guadalajara en un llano, México en una laguna" y crenado las chinampas que no necesitan riego.

Los mexicas estaban esperando que se cumpla la profecía del regreso del Quetzalcóatl después de 101 años de su primera aparición. Se creía que era una serpiente emplumada de dimensiones tan grandes como los rayos del sol que vendría a salvarlos de todo tipo de sufrimientos, algo así como un mesías.
Se creía que cuando esa fecha llegue se verían cosas muy diferentes en su víspera como animales humanoides o humanos con alguna forma de animales.

Volviendo a España...

Hernán Cortés, otro español de origen judío, había escuchado la de don Cristóbal Colón y decidió investigar aquellas lejanas tierras de los mexicas. Cortés, un judío convertido al cristianismo por miedo a la iglesia, siguiendo los pasos de su maestro Colón, se embarcó a aquellas tierras de los mexicas a fin de conquistarlos, pero no en tierras, sino en ideologías religiosas cristianas.

El mexica no conocía el caballo, no existía dicho animal en Mexico. Cuando vieron llegar a Hernán Cortés a caballo creyeron que la profecía del Quetzalcóatl se estaba cumpliendo, máxime que ya se estaban cumpliendo los 101 años "lunares" de la premonición.
Al ver un hombre blanco a caballo se convencieron que era un animal con forma humanoide y se rindieron a sus pies. Don Hernán mandó matar a grandes jefes de tribus de diferentes zonas mexicas para quedarse con las tierras, o más bien imponer sus ideologías teocráticas.

Comenzó entonces un baño de sangre por todo el territorio mexica a todos aquellos que se negaban a creer en Jesús. Pero ni así podía lograr su cometido, ni Hernán, ni la iglesia, ni el imperio español ya con sus virreinatos en tierras mexicas, ya que para el mexica era un honor morir entregando sus vidas y hasta la de sus hijos en nombre de sus deidades.

El virreinato español en Mexico manda cartas a los reyes de España diciendo que aunque sigan matando gente, no habrá manera de convencer a los mexicas que crean en Jesús porque para ellos era un honor morir y cuando eran matados decían que ofrecían sus cuellos y sus corazones con gusto por sus deidades.

Hasta que a uno se le ocurrió una idea genial:
Los españoles habían estado más de 8 siglos conquistados por los árabes y tenían muchos rasgos, gustos y costumbres adoptados de ellos. Los árabes tienen un color de piel muy parecida a la piel mexica. Los mexicas respetaban la figura femenina como nadie más en el mundo. Las familias eran dirigidas por las matriarcas y los hombres eran utilizados como objetos de carga.
Así fue como a un español se le ocurrió traer una estatuilla que se encontró en un río en la España árabe. Una estatuilla que, al ser árabe, tenía rasgos muy parecidos a los mexicas. La estatuilla representaba una figura femenina y la presentaron ante los mexicas diciendo que si no deseaban creer en Jesús, que por lo menos lo hagan en esa estatuilla que era la matriarca de todas las matriarcas en Mexico, ya que por sus rasgos, eso no se podía negar.

Wad al luben son las palabras que en árabe significa rio escondido. Al ser que la estatuilla fue encontrada en un rio escondido, se la llamó Guadalupe, palabra sonora a wad al luben.

Los mexicas comenzaron a creer un poco más en La Virgen de Guadalupe, mas no en Jesús a pesar del gran derramamiento de sangre que para ellos era un honor.
El rey de España, que aún no se llamaba España, sino que eran varios reinados, decidió mandar a llamar a su gente haciéndolos regresar a tierras ibéricas dados los infructuosos resultados de la conquista ideológica teocrática.
Lo chistoso fue que cuando los españoles se retiraron pasaron dos cosas:
La primera es que los mexicas comenzaron a creer en Jesús, y la segunda es la que el día de hoy nos atañe: dijeron que se habían independizado de los españoles.
La realidad fue que los españoles se cansaron de matar y matar y no lograr imponer sus ideas religiosas y se fueron, pero no hubo ninguna guerra en contra de los españoles para auyentarlos y todavía cuando se fueron, los mexicas comenzaron a creer en Jesús.

Mi opinión es la siguiente: sea como sea, haya sido como haya sido, los mexicas se quitaron un peso de encima adquiriendo toda la cultura española, desde sus construcciones, idioma, creencia religiosas y hasta estatuillas. ¿Eso se llama independencia?
La continúa con la masonería y el imperio corrupto del PNR, Partido Nacional Revolucionario fundado por don Plutarco Elias Calles y refundado por don Lázaro Cárdenas como PRM, Partido de la Revolución Mexicana y finalmente refundado por don Manuel Ávila Camacho como PRI, Partido Revolucionario Institucional.
A mi parecer, México nunca se ha independizado. Ha dejado de estar bajo el yugo español por hartazgo español, pero aún sigue dependiendo de un estado que está en contra de su propia gente.

7 COMENTARIOS

  1. Bueno el caso es que los conquistadores eran unos pobrecitos y los conquistados unos tontos.
    Que importancia tiene su eres de origen judío.
    Pero no llevas los principios en tu vida.

  2. Por favor!!! el Titulo del Articulo y su contenido no tienen nada en congruencia y la fragilidad de la historia es por una gama de aseveraciones sin ningún soporte, en base a la propia imaginación del autor con un pobre contenido, sin documentación alguna. Con todo respeto aqui solo existen "otros datos". No hay duda que Madariaga, Del Paso, Kandell, Riva Palacio, Bernal Díaz no existieron e inclusive las fantasías de Gery Jennings no llegan a tanto. Como cuento está entretenida esta VERDADERA HISTORIA con independencia de la versión del "Apóstol Dagán", que hay que incluirla en el CODEX, pero el relato de hechos si está tejido con un menos que paupérrimo rigor. Gracias por divertirnos.

  3. JESUS SE LLAMABA YOSHUA, MARIA MAGDALENA ERA MIRIAM DE MAGDAL Y TENÌA 2 HERMANOS, LAZARO Y MARTHA. JESUS NO MURIÒ. HAY MUCHOS ERRORES MESHICO ES UN MANTRAM, COMO VENÌAN DE AZTLAN, SE LLAMARON AZTLANTECAS, DE AHÌ DERIVO A AZTECAS. CON CRISTOBAL COLON VINO UN JUDIO EJEMPLAR QUE TRABAJO PARA LA REINA, DON LUIS CARBAJAL, POSTERIORMENTE TRAJO A UNA HERMANA Y 12 SOBRINOS, ENTRE ELLOS LUIS CARBAJAL EL MOZO. HAY QUE LEER MUCHA HISTORIA POR DIFERENTES LADOS, PARA AMPLIAR CRITERIOS Y NO DE BOCAJARRO DECIR LAS COSAS.

  4. Magnífico! Así es como se manipula la Historia. Si repites una mentira muchas veces, la gente acabará creyendo que es verdad. No he visto nunca una más grande manipulación y distorsión de la Historia. Increíble. Lo peor de todo es que habrá gente que le crea. solo unos cuantos apuntes: Colom (no Colón) no huía de la inqusisición porque en las fechas de su viaje aún no se había completado la Salydura 8expuslión de Castilla, ya que en el Reino de aragón fué años más tarde), La Inqusición no perseguía judíos (ya que no había) sino judaizantes o falsos cristianos. Ni Cortés era judíos ni Colom era genovés. Por otra parte, los castellanos nunca hubieran "conquistado" Mejico sino hubieran contado con la colaboración de varios pueblos indígenas (tlaxcaltecas, entre otros). Y así unas cuantas medio verdades, que acaban siendo asumidas por la gente. Más crueles fueron los romanos con los íberos o los árabes con la población hispano-romana y no se llora tanto. Se asume el pasado y se mira hacia delante...

  5. El comentario sobra de Vds . Sobra . Necesitan leer más y mejor . A aprender a Salamanca . Se decía desde los tiempos . Por cierto ciudad preciosa de España donde lis estudiantes les darían buen repaso.
    Nos mezclamos , dejamos enseñanza , construimos. Saben Vds están todavía con la pluma .
    Saludos

    • Gracias Fernando. Los libros tienen la finalidad de dar a conocer la opinión del autor, así sean de historia u otras cosas que no sean ciencias, ya que éstas son exactas y no puede existir una opinión. Los libros de historia que cuentan la historia de México, están claramente manipulados (esa es otra historia que algún día contaré. Y tiene que ver con el sometimiento). Esta nota refleja las conjeturas que he podido dilucidar al cabo de adentrarme en los océanos de las letras entrelazadas a los engaños.
      Espero la hayas disfrutado mucho.

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior¿Cristóbal Colón como fuente de orgullo judío?
Artículo siguienteManifestación neonazi en Madrid
Mi nombre es Gabriel Zaed y escribo bajo el seudónimo de Rob Dagán. Mi pasión por la escritura es una consecuencia del ensordecedor barullo existente en mis pensamientos. Ellos se amainan un poco cuando son expresados en tinta, en un escrito. Más importante es expresarse que ser escuchado o leído, ya que la libertad no radica en hablar, sino en ser libre para pensar, analizar.