La luz es un elemento que ha sido altamente valorado para la humanidad desde sus inicios. El fuego no sólo se utilizó como calor, protección, o cocción de los alimentos, sino que una de sus mayores funciones, fue brindar luz e iluminar la evolución y trascendencia física y espiritual del ser humano. 

La luz, de manera tangible e intangible, nos ha enseñado a lo largo de la historia el poder del espíritu humano. Actualmente encender una vela, es encender nuestro espíritu.  

Es así como Janucá, la fiesta de las luces o luminarias, celebra la victoria de la luz sobre la oscuridad, la libertad sobre la opresión, la fe sobre la desesperación. 

En las noches más largas del año, encendemos las velas para celebrar el milagro de la persistencia de nuestro pueblo y su capacidad de superar las derrotas y la desolación. Janucá, nos recuerda que aún en la oscuridad, siempre hay una luz esperanzadora.

La sigue manteniendo encendida la luz del conocimiento a través de sus programas de grado, posgrado y especialización, en sus distintas áreas académicas: Estudios Judaicos, Educación Judía, Hebreo, Bienestar, Educación e Innovación. Nos mantiene en pie el compromiso que tenemos con el futuro, con México, con Latinoamérica, y con el pueblo judío e Israel.

Queremos compartir con todos los que formamos parte de la UH esta luz de esperanza y conocimiento, para que juntos la mantengamos encendida, especialmente en los días que parezcan más oscuros. 

 

¡Jag Janucá Sameaj!

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorAmigas se reencuentran 82 años después de separarse para huir de nazis
Artículo siguienteCopas para rituales y un cementerio arrojan luces sobre antiguo refugio judío de Yavne