Diario Judío México -

Poco después de las bombas terroristas explotaron y asesinaron a más de 12 personas en el Maratón de Boston, los miembros de Hamas, Jihad Islámica y Hezbollah bailaron en las calles de Gaza, repartiendo caramelos y dulces a los transeúntes.

Reflexionando sobre los jóvenes que cumplen abnegada y valerosamente el servicio militar en , logré entender en toda su dimensión, del verdadero significado de esta frase tan escuchada por aquí: Melaj Haaretz, la Sal de la Tierra. Comprendí que la Sal de la Tierra es esta noble juventud, son estas chicas y chicos casi adolescentes que se preparan para la defensa en los momentos más difíciles, que sin lugar a dudas son lo mejor de lo mejor de su pueblo.

Los padres de estos jóvenes, vivencian en múltiples oportunidades los dramáticos momentos donde sus almas tiemblan por la suerte de sus hijos, con cada llamada, con cada timbre en la puerta, se paralizan los sentidos, imaginando un terrible aviso del ejército donde pudieran decir que algo malo pudo pasar, de que se encontraran en un lejano hospital del sur o del norte y quizá de algo peor aun, todo lo mas tenebroso que se pueda cruzar violentamente por esas temerosas mentes.

La espesa vigilia de saber algo sobre ellos, haciendo interminables las horas de trabajo, inquietantes los cortos periodos de descanso, torturantes los momentos de charlas, higiene personal o limpieza hogareña. Todas esas horas que transcurren a menudo, muy lentas y plenas de fantasmas.

En el sistema escolar de la Autoridad Palestina los directivos, los maestros y los textos escolares incitan al odio y al martirio. En las paredes de los jardines de infantes hay carteles que les llaman a sus pequeños alumnos “los shahids (mártires) del mañana”

Del excelente escritor israelí, David Grossman ante su tremenda e irreparable pérdida como padre: “En la noche del 12 de agosto de 2006, pocas horas antes del fin de la guerra, mi hijo Uri murió junto a los ocupantes de un vehículo blindado, al ser alcanzados por un misil de la Hezbolá. Les quisiera hablar de Uri pero no puedo. Sólo esto: imagínense un hombre joven al principio de su vida, con todas sus esperanzas, su alegría y su humor. Así era él”

Ahmad Hamdan, delegado de Hamás en Teherán, manifestó que el 20% de los caídos en acciones terroristas, durante la Intifada, fueron niños y adolescentes. Convencidos que con el martirio asegurarán la vida eterna en el paraíso junto a 72 vírgenes.

” No olvidar que el que está enfrente, el enemigo que me odia y me ve como una amenaza para su vida, es también un ser humano con sus preocupaciones, con su familia y sus hijos, con su idea de justicia y sus esperanzas, con sus desesperaciones y sus miedos”. David Grossman ante la irreparable pérdida de su hijo Uri.

Cuando Ahmat Omar Abu Selmia, de 15 años, resultó muerto mientras atentaba contra la comunidad israelí de Duguit, su padre celebró su “martirio” en un festejo popular al que concurrieron más de doscientos invitados.

Nuestra recordada Golda Meir, la cuarta primera ministro del Estado de , nos lega una formidable e histórica sentencia profética: “La paz llegará, cuando los árabes amen a sus hijos más de lo que nos odian a nosotros”

Hamas tiene una página en Internet con dibujos e historias infantiles, destinada a influenciar y adoctrinar a los niños palestinos sobre el odio injustificado al Estado de y a su pueblo. “Morir en nombre de Alá es ser un héroe a sus ojos”

Lo más sorprendente en este mundo tan violento e intolerante, es que estos hijos de no desean ir a la guerra, no tienen intenciones de exterminar al enemigo, no tienen interés en saquear indefensas poblaciones civiles o conquistar tierras extrañas.

Un dirigente religioso de la Autoridad Palestina, Ikrima Sabri nos ilustra: “Cuanto más joven es el mártir, más importante es y más lo respeto, mis elogios a las madres que desean sacrificar a su descendencia para el motivo de la libertad”.

Estos jóvenes israelíes solo quieren luchar contra quienes se fijaron como objetivos preferidos atacar a sus hogares, contra esos enemigos implacables cuyo gran sueño dorado es borrarlos de la faz de la tierra o echarlos al Mediterráneo.

“Cría cuervos y te sacarán los ojos”
Dicho popular.

Se equivocan y muy a lo grande, estas fuerzas retrogradas y oscurantistas del terror que no se dan cuenta que esta gran debilidad de , este apego a sus hijos, es realmente nuestra gran Fortaleza.

Dijo el jeque Nasrallah, líder máximo de la Hezbollah: “La debilidad de la entidad sionista es ‘su fuerte adhesión a este mundo, nuestra fuerza es la voluntad de sacrificar nuestra sangre y nuestros hijos…” “Esta entidad (sionista)….son descritos por Alá como ‘el pueblo que cuida más su vida’. Su fuerte adhesión a este mundo, con todas sus vanidades y placeres, constituye una debilidad “. “En contraste, nuestro pueblo y la voluntad de nuestra nación de sacrificar su sangre, sus almas, sus hijos, sus padres, y sus familias por la causa del honor, la vida, y la felicidad de la nación, siempre ha sido una de las fortalezas de nuestra nación”.

Esas ganas de vivir no es un invento artificial y superfluo creado en forma mágica desde el nacimiento de Israel como Estado ni es importada de ningún sofisticado y novedoso mercado multinacional, simplemente la han heredado de nuestros ancestrales valores judíos.

Una nación con niños mártires será victoriosa, no importa qué dificultades quedan en su camino. Israel no puede conquistarnos o violar nuestros territorios, porque tenemos hijos mártires que purgarán la tierra de toda suciedad. “Esto se hará a través de la sangre de los mártires”. Na’im Qasim, diputado de la Hezbolá, Hassan Nasrala.

Valores ancestrales de Israel que permitieron sobrevivir a nuestro pueblo en las condiciones más adversas y extremas, teniendo que optar permanentemente entre la vida y la muerte, eligiendo siempre la vida.

” Que caiga la vergüenza sobre aquel que no enseña a sus hijos la educación de la Yihad; bendito sea aquél que dona un cinturón de explosivos para él mismo o para sus hijos y se para entre los judíos y dice: Alá Akbar (Alá es Grande)”. Mohamed Ibrahim Madi, por la televisión palestina.

La principal Fortaleza de los israelíes fue y seguirá siendo el apego a la vida cotidiana, a los padres, a los hijos, a los amigos, a la tierra, a las instituciones y al futuro.

Existe hoy una generación completa de niños palestinos a los que la cultura de la muerte les convirtió en víctimas del adoctrinamiento y de la propaganda, convenciéndolos de que el martirio en nombre de Alá es el máximo logro que puede ser alcanzado en la vida. Muchos de estos niños palestinos aspiran a la muerte como shahides o mártires de Alá.

La gran Fortaleza de Israel es luchar por la vida, amar apasionadamente la vida para que sus hermanos, sus hijos, sus almas y su sangre vivan para siempre.

Hezbolá recluta de manera habitual a niños y los entrena para la guerra y el terror, utilizando uniformes de combate, camuflando sus caras con pintura negra y afirmando el deseo de recorrer el camino del martirio. Se cree que hay 140.000 niños entrenados para la guerra.

Cuando observamos esas espantosas imágenes de sufrimiento y muerte que nos muestran los medios informativos sensacionalistas para vender mas o simplemente para demonizar a Israel, se siente una desagradable sensación de asco y repulsión hacia este interminable conflicto sin fin que imponen los agentes del fanatismo y el terror.

Quienes habitan en ese complejo y salvaje medio oriente vivencian como se viene desarrollando desde tiempos casi inmemoriales un largo y tortuoso conflicto que atrapa irremediablemente a todas las sucesivas generaciones de jóvenes, ancianos, mujeres y niños.

“Ningún hombre es tan tonto como para desear la guerra y no la paz; pues en la paz los hijos llevan a sus padres a la tumba, en la guerra son los padres quienes llevan a los hijos a la tumba”
(Herodoto de Halicarnaso)

Quienes aborrecemos tanto despliegue innecesario de odio, de maldad y de muerte nos oponemos decididamente a estas y otras guerras que se niegan miserablemente a la razón, a la lógica, a lo humano y a la vida misma.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

  1. Y se habran puesto a pensar?. Suponiendo que fuesecreal su premisa, que sucedea despues entre ells mismos?.. No acabaracahi, continuaran su eterna lucha y culto a la irracinalidad, luchando entre sunnis y shiitas etc etc.. Es la impsicion devuna mentira sobre otra!, la negacion de la RACIONALIDAD del hombre!,
    Desde el origen mismo de esa creencia que ni siquiera deja un heredero cobgruente, fatma? O Ali?. Y sus eternas disputas! Ni siquiera una generacion de entendimiento!

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.