Diario Judío México - Cuando me dicen que la mujer es débil, vienen a mi mente muchas cosas entre ellas que un gran porcentaje de los hogares mexicanos las mujeres son las proveedoras, cada vez es mayor la cantidad que llega a cargos altos, gerentas, directoras, senadoras, diputadas, presidentas de diferentes empresas.

Por lo menos en mi familia desde que era niña ya habían escritoras, periodistas, profesionales que a la par de los hombres trabajaban, mi madre siempre ayudó a mi padre en su negocio igual que mis otras tías; se nos inculcó la superación personal y el amor por el estudio, por eso cuando veo noticias como tres mujeres que dentro de los derechos humanos ganaron el Premio Nobel ratifico que la mujer puede llegar hasta donde quiera.

Resulta interesante ya observando los nombres de éstas y sus orígenes que corresponden a países orientales con problemas políticos y sociales actualmente, sus nombres son: Leymah Gbowee, Tawakkul Karman y Ellen Johnston Sirleaf, ¿quiénes son?

Leymah Gbowee es una liberiana, trabajadora social de 39 años, una militante pacifista y conocida como “La Guerrera de la Paz”; su trabajo ha sido impulsar a las mujeres a iniciar acciones radicales no violentas contra la guerra civil en Liberia.

Ya en 2002 lanzó una huelga de sexo invitando a las mujeres a rehusarse a tener sexo con sus maridos, hasta que la guerra terminará.

Obligó al régimen de Charles Taylor a asociar su movimiento feminista a las negociaciones de paz en 2003,incitó a las mujeres a votar en la elección presidencial del 2005 donde por cierto ganó una mujer que también ganó el premio.

Tawakkul Karman de 32 años es activista y periodista, es una figura emblemática de la movilización popular en Yemen durante la Primavera Arabe.

Diplomada en Ciencias Políticas y militante de los derechos femeninos fundo en 2005 el Grupo Mujeres periodistas sin cadenas., lidereó las manifestaciones contra el presidente Ali Abdulah Salehen Sana, miembro del partido islamista Ali Islah, se opone abiertamente a la corriente salafista.

Finalmente Ellen Jonson Sirleaf se convierte en presidenta de Liberia en 2005 con 72 años de edad, siendo la primera mujer presidenta en toda Africa.

Una economista formada en Harvard, trabajó para la ONU y para el Banco Mundial, una gran defensora de los derechos de las mujeres y de la lucha contra la corrupción, también fue encarcelada dos veces en los años ochentas.

Se opuso a los dictadores Samuel Doe y Charles Taylor, ya como presidenta ha comenzado a reconstruir las infraestructuras y la economía de Liberia.

Otras galardonadas han sido:

  • Bertha-von-Suttner en 1905
  • Jane Adams en 1931
  • Emily Greene Balch en 1946
  • Betty Williams en 1976
  • Mairead Comigan en 1976
  • La Madre Teresa en 1979
  • Alva Myrdal en 1982
  • Aung San Suokyl en 1991
  • Rigoberto Manchu Tum en 1992
  • Jody Williams en 1992
  • Shin Ebadi en 2003
  • Wangan Muta Maathai en 2004

Por eso me molesta tanto ese victimismo, cuando yo sola he sacado una casa adelante por muchos años, el rebajarse y no darse su lugar en una sociedad que necesita de esa capacidad de trabajo ordenado, de esa intuición femenina aunque los hombres también la tienen con una invitación de superación y buscar crecer en su propia auto-estima.

Cada mujer tiene su propia respuesta, pero el hecho es que cuando se quiere lograr algo se lucha, enfrentando cualquier obstáculo sin importar su tamaño o el tiempo que nos lleve, el camino está abierto solo falta creer que se puede.

Así mismo una felicitación a todas aquellas mujeres que hemos dado este brinco pasando por una serie de etapas que al final, nos ha dejado una satisfacción y sobre todo, nos ha dado la fuerza para enfrentar las diversas situaciones cotidianas.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorGilad no es paz
Artículo siguienteEl mundo en tus manos

Nací el 10 de mayo de 1950, actualmente estoy jubilada de Petróleos Mexicanos.

Estudios:

  • Secretaria Inglés-Español
  • Maestra de Inglés
  • Técnicas de Traducción Inglés-Español del Instituto Anglo-
  • Mexicano de Cultura (Anglo)
  • Locución en la Asociación Nacional de Locutores de México

Actividades en radio:

  • Locutora en Pulso Ciudadano por cuatro años en Radio ABC
  • En internet como locutora, productora y crítica teatral
  • Visión Radio
  • Frecuencia México
  • Expresión Digital