Diario Judío México - Al hojear las páginas de las múltiples revistas que actualmente se editan e imprimen con los más adelantados sistemas de computación e impresión, nos hace recordar, cómo se imprimían hace apenas un poco más de dos décadas los periódicos, libros y revistas, especialmente en la Comunidad.

En primer lugar casi todos los escritores hacían sus trabajos en manuscrito, eran pocos los que lo hacían en máquinas de escribir, además también eran pocas las imprentas que los editaban, especialmente en idish, que era lo que predominaba durante más de 4 décadas.

El sistema para imprimir era el linotipo, donde la tipografía se realizaba en plaquitas de plomo y zinc donde el texto se fundía utilizando un crisol, que después de utilizarse se volvía a fundir, para utilizarse de nuevo. Las fotografías eran placas de metal de zinc.

Aparte de los periódicos “Der Veg” y “Di Shtime”, ambos en idish que tenían sus propios linotipos, había muy pocas imprentas que se dedicaban a imprimir revistas comunitarias, entre ellas destacamos a la legendaria “Imprenta Moderna” del Sr. Manuel Pintel que se encontraba en la Calle de Dr. García Diego en la Colonia de los Doctores, donde se imprimían prácticamente todas las revistas y libros de Comunidad, en idish y español, y la “Imprenta Saber”, del inolvidable Prof. Meyer Berger, que se encontraba en la calle de Bajío en la Colonia Del Valle.

Casualmente la hija del Sr. Pintel, la Profra. Judith Bank y la hija del Prof. Berger, la Profra. Miriam Berger, actualmente trabajan juntas en puestos claves de la Kehilá Ashkenazi de México.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorFerro ignique vastare.
Artículo siguienteCuentos e historias de mujeres

A raíz de una afición que despertó en 1948 con el regalo de su primera cámara fotográfica a la edad de siete años y posteriormente durante sus estudios en el Colegio Israelita de México, su actividad gráfica sobresalió desde un principio, sirviendo para varias celebraciones de aniversario del plantel y algunas que han trascendido en locales como Palacio de Bellas Artes, Instituto Cultural México-Israel y otras exhibiciones como la del Museo del Chopo sobre la historia de la Comunidad Judía.

Desde entonces empezó a coleccionar imágenes, sumando a la fecha más de 40mil, que ha utilizado incluso para varios audiovisuales, hechura de libros, publicaciones, películas y programas de televisión. Desde el primer número de "Foro" en abril de 1989, sus colaboraciones han sido ininterrumpidas con su siempre buscada sección "Retina Histórica".