Si bien Líbano no figura entre los países que castigan con pena de muerte la —Arabia Saudita, Irán, Yemen, Sudán, Somalia, parte de Nigeria, Afganistán, Mauritania y Pakistán lo hacen—, aún rige en el País de los Cedros el artículo 534 de su Código Penal el cual establece que “actos sexuales que contradicen las leyes de la naturaleza” deben ser sancionados con un año de prisión. Esto empezó a ser cuestionado desde 2013 por la Sociedad Siquiátrica Libanesa al declarar que la no constituye un desorden mental y no necesita ser tratada. Posteriormente en 2015 la citada Sociedad ratificó su postura y demandó la abolición del artículo 534. La más reciente expresión de cambio al respecto ha sido la orden emitida por un juez en enero pasado donde se establece que “la es una decisión personal y no una ofensa sujeta a sanciones”. Para tal decisión, el juez se amparó en una ley que protege la libertad personal cuando no se afecta a la sociedad, lo mismo que en la obligación de salvaguardar la dignidad personal y los derechos humanos.

Pequeños avances como ése alientan a quienes luchan a favor de la despenalización de la homosexualidad, aunque reconocen que el camino para abolir el artículo 534 es todavía largo. Es más, dada la composición del Parlamento libanés muchos de cuyos integrantes se inspiran en textos religiosos y en que el Corán considera a la como un pecado, las esperanzas de liberalización al respecto están puestas hoy, menos en la abolición del 534, y más en la flexibilización de autoridades y jueces para encontrar atenuantes que impidan las penas de prisión. Pero lo que preocupa sobre todo es que aunque en los hechos muchos de los acusados ya no son encarcelados y pagan tan sólo una multa, durante las detenciones los miembros de la comunidad LGBT han sido objeto frecuente de tortura y pruebas corporales humillantes por parte de las Fuerzas de Seguridad Interna. Tales prácticas invasivas y abusivas han sido condenadas tanto por Human Rights Watch en 2012, como por la Orden Libanesa de Médicos.

Actualmente las investigaciones para sustentar las acusaciones se basan cada vez más en la revisión de teléfonos celulares y expresiones o contactos que aparecen en las redes sociales. Las víctimas son por lo general objeto de ostracismo y discriminación familiar y social, cuestiones que sólo podrán ser combatidas mediante una educación que ponga énfasis en los derechos sobre el propio cuerpo y la dignidad de las personas. El carácter multiétnico y la diversidad religiosa que prevalecen en Líbano hacen más susceptible a este país de escapar de la represión extrema de la que rige en otros países árabes cuya estructura está dominada por las corrientes fundamentalistas cuyo comportamiento al respecto es absolutamente intolerante. Líbano es uno de los países árabes que más contacto ha tenido con Occidente a través de su población cristiana y de la larga presencia de Francia y su cultura durante las décadas en que prevaleció el mandato francés. En ese sentido cabe esperar un cambio más rápido que exima a su población homosexual de las penurias y persecuciones tan extremas y comunes en el resto del mundo musulmán. Eso siempre y cuando Líbano pueda resistir y contener las ambiciones de las agrupaciones y corrientes integristas islámicas que viven y activan en su seno tratando de imponer sus particulares puntos de vista sobre este tema y muchos otros más.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDesde Grand Hotel des Thermes con Amor
Artículo siguienteHolanda expulsa a ministra turca
Licenciada en Sociología egresada de la UNAM (1980), con estudios de maestría en Sociología en la UNAM y con especialización en Estudios Judaicos en la Universidad Iberoamericana. (1982-1985) Fue docente en la ENEP Acatlán, UNAM durante 10 años (1984-1994). Actualmente es profesora en diversas instituciones educativas privadas, judías y no judías.De 1983 a 1986 fue colaboradora semanal del periódico "El Nacional" tratando asuntos del Oriente Medio.Desde 1986 hasta la fecha es editorialista semanal en el periódico Excélsior donde trata asuntos internacionales.Es comentarista sobre asuntos del Medio Oriente en medios de comunicación electrónica.Publicaciones:"Los orígenes del sindicalismo ferrocarrilero". Ediciones El Caballito S.A., México, 1982.En coautoría con Golde Cukier, "Panorama del Medio Oriente Contemporáneo". Editorial Nugali, México, 1988.Formó parte del equipo de investigación y redacción del libro documental "Imágenes de un encuentro. La presencia judía en México en la primera mitad del siglo XX" publicado por la UNAM, Tribuna Israelita y Multibanco Mercantil, México, 1992.Coautora de "Humanismo y cultura judía". Editado por UNAM y Tribuna Israelita. José Gordon, coordinador. México, 1999.Coordinadora editorial de El rostro de la verdad. Testimonios de sobrevivientes del Holocausto en México. Ed. Memoria y Tolerancia, México, 2002.Redactora de la entrada sobre "Antisemitismo en México" en Antisemitism: A Historical Encyclopedia of Prejudice and Persecution". Ed. ABC CLIO, Chicago University, 2005."Presencia judía en Iberoamérica", en El judaísmo en Iberoamérica. Edición de Reyes Mate y Ricardo Forster. EIR 06 Enciclopedia Iberoamericana de Religiones. Editorial Trotta. , Madrid, 2007.Artículos diversos en revistas de circulación nacional e internacional.