Diario Judío México - El concepto de hispanidad se desarrolló ligado, de manera reactiva, a la relación de la cultura española e hispanoamericana con las grandes potencias extranjeras, en especial Estados Unidos. Este es uno de los puntos de partida de este diálogo entre Ilan Stavans (, 1961) e Iván Jaksic (Chile, 1954), dos intelectuales con formaciones y obras dispares que, sin embargo, comparten una experiencia que consideran clave en la definición de su identidad cultural: la emigración a Estados Unidos. Nunca antes se habían interesado por lo que podía significar ser hispano; podían sentirse mexicano o chileno, y hasta podían explicar ese sentido de pertenencia, pero una vez confrontados a una cultura diferente, que los incluía sin consultarlos en una categoría más amplia, se enfrentaron a la posibilidad de considerarse “latinos” o “hispanos”, y en cualquier caso, preguntarse por qué.

Stavans es, además de narrador y traductor, lexicógrafo y sociolingüista especializado en el estudio del spanglish, con casi 30 libros publicados. Vive en Massachusetts, donde trabaja en el Amherst College a cargo de la Cátedra de “Cultura Latinoamericana y Latina”. Jaksic salió de Chile cuando el golpe militar derrocó al gobierno de Allende. En Estados Unidos cursó estudios de posgrado en Historia, trabajó en prestigiosas universidades y actualmente vive en Santiago.

Quizás el interés por delimitar territorios personales y grupales en relación con la lengua, la asimilación y la pertenencia a una comunidad cultural supranacional, tenga que ver con que ambos nacieron y crecieron en colectividades minoritarias. Stavans es hijo de inmigrantes judíos de Oriental y el padre de Jaksic era croata, de modo que ambos pueden observar el fenómeno de la hispanidad desde dentro y desde fuera. Esa relativa ajenidad se refuerza cuando deben pensar en América Latina desde los Estados Unidos y hace posible una reflexión abierta y desprejuiciada sobre la implicancia y la diferencia, el sentido y el alcance del nosotros.

A lo largo del volumen, el diálogo atraviesa distintas zonas del pensamiento, la producción y la política, y pasa por distintas épocas. Revisa el surgimiento de la ideología de la hispanidad a fines del siglo XIX, cuando España reaviva el vínculo con las excolonias apelando a una función maternal que aleja la idea de dominio, en una encubierta embestida neoimperialista frente a su decadencia política internacional. La revisión del concepto de hispanidad y su aplicación no desconoce la estrategia franquista de apelar al esencialismo castellano y la misión providencial de España en Occidente, ligada al catolicismo. Los autores consideran los vínculos de los escritores latinoamericanos con España en distintas épocas, atravesadas todas por tensiones expresadas en reivindicaciones autonómicas y colonialismo cultural, admiración y desprecio, necesidad de recuperar matrices eurocéntricas e indigenismo, revoluciones populares nacionalistas y minorías cosmopolitas.

Especial atención merecen los cambios lingüísticos del castellano, y en particular la problemática integración de los que surgen entre los hispanoamericanos que viven en Estados Unidos, más de 40 millones que casi empatan la cantidad de habitantes de España. Por ese motivo, Stavans cuestiona el papel del Instituto Cervantes y la Real Academia Española, sus tareas prescriptivas y vigilantes respecto al uso de la lengua, que considera impregnadas de ideología conservadora e imperialista.

¿Qué es la hispanidad? Una conversación
De Ilan Stavans e Iván Jaksic.
Fondo de Cultura Económica.
Adquiera este libro en línea, versión en Inglés.
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.