Diario Judío México - El hebreo no sólo es, como los demás idiomas, un vehículo de comunicación, sino también un gestor de identidades. Observemos, por ejemplo, el caso de la confrontación entre lo “natural” y lo “artificial”, supuestos antónimos, significados opuestos. En hebreo, las tres letras raíces de la palabra “naturaleza” son Tet-Bet-‘Ayin (esta última letra es una consonante gutural que puede adquirir distintos sonidos vocales, por lo que está señalada aquí precedida de un apóstrofe) y forman el nombre de una multinacional farmacéutica (conocida como TEVA), es decir, dedicada a la manipulación de elementos de origen natural hasta convertirlos en productos artificiales beneficiosos para algún aspecto de la salud humana. De ese término se derivan otros como “TiB’Oní” para naturalista o “shmurat TeB’A” para espacio natural protegido. Lo que llama la atención es que las mismas letras sirvan para describir lo que se sumerge: “liTBo’A” (hundirse uno mismo), “lehaTBí’A” (hundir a otro u otra cosa): bajar a las profundidades de un líquido. Añadamos nuevos significados con idéntica base: “maTBé’A” (moneda) y “TaBa’At” (anillo). El origen común de estos últimos vocablos debe ser muy antiguo, cuando tanto la acuñación como la orfebrería manipulaban el metal sumergiéndolo en lugar de imprimiéndolo por golpe o presión. Llama la atención, no obstante, que un proceso industrial (por primitivo que sea) acabe asociado a la “creación”, todo eso que en el mundo hay no por nuestra obra. Quizás la respuesta es que la naturaleza no sea más que el resultado de lo que un ser supremo ha dejado que se hunda hasta la bajeza humana, entrelazando anillos para fabricar lo que entendemos por vida vegetal y animal.

Crucemos el charco semántico para encontrar una raíz hebrea distinta (en este caso, de cuatro letras) para lo artificial. “MeL-AJutí” (aquí la vocal precedida de guion representa a la consonante -Álef, cuyo sonido nunca forma diptongo con una vocal anterior), de raíz Mem-Lamed-Álef-Jaf. Resulta aceptable que lo artificial comparta origen con artesanía (“MeL-Ajá”), pero ¿en qué otro idioma estos conceptos derivan de ángel (MaL-AJ)? Traducido a mi siempre rebuscada explicación: toda creación humana artificial (artesanal, fabril, artística) no es sino el resultado de un enviado divino (que es el origen griego de la palabra ángel, a veces descrito en femenino como musa o inspiración) que intenta ayudarnos a cumplir con nuestra misión: arreglar el mundo.

Quizás esto resulte ofensivo para quienes consideran que “la naturaleza es sabia”. Pero la complejidad del mayor de los artificios (los idiomas; en este caso, el hebreo) nos empuja a bucear en lo existente y crear cadenas con los anillos de vida que encontremos, ideando incluso recambios mejorados a nuestra propia inteligencia. Nada nos resulta más natural que responder a los ángeles que nos invitan a transformarnos.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorAsai Kaiseki, la quintaesencia de la comida japonesa
Artículo siguienteMedio oriente: tres apuntes
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.