Diario Judío México - Las personas se presentan ante los demás con distintos rostros. Creemos que conocemos a las personas cercanas a nosotros y sólo sabemos una parte de ellos. Tenemos rostros que no mostramos, nos esmeramos en presentar el adecuado, aquel que conviene en ciertos momentos, el alegre, el triste, el que aparece como muy independiente o dependiente según el caso. ¡Oh sorpresa! Cuantas facetas de los otros que no conocemos. Nosotros también tenemos distintas formas de presentarnos, de acuerdo a las circunstancias. No podemos ejercer el mismo rol en todos momentos.

La maestra lo es solo en el salón de clases, cuando trata a sus amigas como si fueran sus alumnas está buscando un rechazo. La niña buena en su casa no lo es tanto en la escuela. El jovencito que come con poca elegancia en casa, sorprende en casa de los demás. Tomás, 10 años, fue invitado a comer a casa de un amigo de la escuela, cuando Ana, la madre de Tomás se encuentra con Lilian, la madre de Natalio, se sorprende cuando esta le dice: “Qué educación tan maravillosa le has dado a tu hijo” quedamos sorprendidos de su forma de comer, su forma de tomar los cubiertos en muy elegante, ojalá y mis hijos fueran como el tuyo. Ana trata de esconder su sorpresa y evita hacer preguntas tontas.

Silvana se ha desarrollado en su familia de origen como “una pobrecita, digna de lastima, que requiere de apoyo. En su trabajo es eficiente pero cuenta poco al respecto y sus hermanos no tratan de indagar más. “Saben o creen saber quién es Silvana” La familia la conoce como alguien enfermo y necesitado a quien hay que apoyar constantemente. Se ha convertido en un lastre que cuesta trabajo arrastrar. Ha hecho lo posible por no ser incluida en muchas de las reuniones familiares y muestra ante los ojos de los demás una soledad pavorosa

Sin embargo, cuando fallece aparecen ciertas amistades y algunas de las cosas y objetos que deja muestran una vida social de la cual no se sabía nada. Lo único que mostró ante la familia, fue un rostro que provocó culpa y lástima. Esa imagen escondida surgió después de su muerte. Sus familiares están sorprendidos y con una sensación en el alma que los corroe. Los dejó con un pellizco de angustia en el corazón, el paladar y las vísceras al esconder esta faceta.

No hay enojo en la familia pero sí una sensación de tristeza ante lo irreparable. ¿Por qué ese comportamiento? ¿Para poder provocar remordimientos que le convenían? Lo único que queda claro es que poco conocemos a quienes nos rodean. Ahora que se había ido, aparecía una forma de vida más airosa que la que había mostrado. ¿Por qué y para qué?

Lela, siente una emoción extraña, un vago sedimento de melancolía por no haber participado en esta faceta de la vida de Silvana. Los remordimientos no hubieran existido. Se había abierto una puerta que permaneció cerrada ante los ojos de la familia. Ahora se podía disfrutar, habían comprendido que Silvana tuvo partes brillantes en su vida y esto produjo alegría en sus hermanos. Ella logró vivir a su manera fuera de lo establecido por ciertas reglas sociales. Habían descubierto que se amaba a sí misma más de lo que habían pensado.

Creemos que sabemos todo del otro, y conocemos solo una pequeña parte que nos quieren mostrar. En el caso de Silvana, a los ojos del mundo apareció esa otra parte que produjo alegría en quienes estaban ignorantes de ese otro rostro que sólo mostraba en ciertos círculos sociales con un talento que nadie sospechaba. Tenía gustos sofisticados, ropa bonita y se movía en círculos donde los temas de los que se hablaba no eran para todos los oídos. Había personas que la querían y disfrutaban con ella. Se mostraba alegre ante el amor que recibía. Ajena al alboroto que armaban aquellos que se veían como los buenos, los correctos. Se adaptó con ciertos grupos sociales, aprendió sus reglas y se amoldó a ellas en forma exitosa.

Sus hermanos sintieron alegría ante el engaño, ella había tenido una vida buena, diferente a lo pensado por algunos de su familia. Habían encontrado una luz brillante en su vida que se les había mostrado oscura; una luz nueva alumbraba la vida de su hermana. , una visión sorprendente de una mujer amada por sus amigos. Una faceta que desconocían. Silvana ocultó ese rostro para poder seguir en el papel que su familia le había asignado. No es fácil ni “conveniente” salirse del papel de víctima.

Todos los miedos y culpas que asaltaron a Lela, desaparecieron, sorbió las lágrimas que enturbiaban sus pupilas El pedazo del pasado que conocía se desvaneció y apareció una imagen más positiva de su querida y aislada hermana. Sus sentimientos se habían transformado. Descubrir esa otra faceta había tenido un efecto curativo en la hermana de Silvana. Ahora podía revestir la imagen de la muerta con inquietudes desconocidas para la familia y conocidas para sus amistades. La visión de ella se adornó con flores de colores.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorEl peligro es real, pero el miedo es una elección
Artículo siguienteLa increíble buena/mala suerte de una mujer: “Anna Gelbermann En Auschwitz – Birkenau”
Esther Friedman es Psicoterapeuta individual, pareja, familiar y de grupo con especialidad en "adultos mayores". Cursó la Licenciatura y maestría en Sociología en la UNAM donde fue docente en las cátedras de Psicología Social, Pedagogía y Psicoanálisis y Sociedad.Ha sido Terapeuta Familiar y Docente en el ILEF, donde también funge como docente y Supervisora desde 1993.En 1997 fundó y coordina hasta la fecha El Centro de Adultos Mayores (CAM), en ILEF. Terapia individual, familiar y de pareja donde se llevan a cabo constantes "grupos de reflexión" y talleres acerca de "Sensibilización acerca de la vejez", "Pareja y Familia", "El individuo en su contexto", entre otros.Obtuvo "Mención Honorífica" en su Tesis de Licenciatura en Sociologia sobre "El Divorcio". En Abril del 2001, presentó como tesis de maestría de Sociología en la UNAM, la tesis "MODERNIDAD Y VEJEZ" 1960-1999. Estudios de Caso en la Ciudad de México (Mención Honorífica).Ha participado en congresos nacionales e internacionales presentando los siguientes temas: "La resonancia y el sistema terapeutico total en la clínica de la 3ª y 4ª. Edad" en octubre de 2001.En marzo de 2002, en el congreso Vivere e "curare" la vecchiaia nel mondo se presentaron en Italia, (Génova), dos ponencias nuevas sobre el mismo tema: "Abuelita dime tu" y "Concierto de voces en el Sistema Terapeútico".En el Congreso Nacional de Terapia Familiar 2003, presentó " La resonancia en el sistema terapéutico total" ante ciertos casos especiales en la vejez.En Junio de 2005, se presentó ponencia en el congreso del CIESAS en Cuernavaca, Morelos sobre los prejuicios que se tiene sobre la vejez.en: The mexican internacional family Strenghs Conference in June 2005.Ponencia family and old age prejudices organizado por el centro de investigaciones y estudios superiores en antropología social ciesas y la universidad de nebraska en junio en Cuernavaca, MorelosEn 2005 se participó en el Congreso de Tlaxcala con dos carteles: El arte de envejecer y Prejuicios que condicionan la vejez en el Primer encuentro regional "la familia y su contexto: Perserspectivas de analisis y niveles de intervencion en el marco del XXVI aniversario departamento de educacion especializada Tlaxcala de Xicontencatl.En noviembre del 2006, en el Congreso Internacional de Terapia Familiar, en Acapulco Guerrero, se presentó la ponencia "Identidad en la Vejez".En febrero 2008, se llevó a cabo el Primer Congreso Internacional de Constelaciones Familiares y en él se llevó a cabo un taller de "Adultos Mayores".Septiembre-Diciembre 2008, en el Instituto de ConstelacionesFamiliares se llevó a cabo un curso de Sensibilización ante la Vejez durante diez sesiones de 3 horas cada una.En agosto 2008, en un evento llevado a cabo por el DIF de Colima, se dio una conferencia magistral sobre la vejez titulada: "Soledad, Aburrimiento y Depresión" y Un taller sobre "La Sabiduría de la Vejez".Visiones personales internas. Testimonios de los Viejos; temas más importantes que les preocupan.Una Nueva cultura de la Ancianidad: opiniones personales de los adultos mayores para una forma de vida más armónica.