Aun ke tiene antesedentes en China i en el mundo arabo la imprimeria fue Inventada en Almanya por Johann Gütenberg entre los anyos 1453 i 1456. En los anyos ke sigieron la imprimeria se espandio a otros paizes de Evropa, inkluzo Espanya, grasias a kompaniyas almanas ke vieron en esto una aktividad profitable. Algunos dishiplos de Gütenberg i sus kolaboradores Fust i Schoffer, yevaron esta invension a diversos paizes, kontando en kada lugar kon el ayudo de ovreros lokales ke muy presto se konvertieron en ekspertos en este ramo.

El ofisio de estampador dependia de unas kuantas kondisiones ke eran:

  • Buen konosimiento de la lektura i eskritura, sin las kualas era imposible la publikasion de un livro.
  • Dominasion de las teknikas de fundision de metal ansi komo un lavoro kaje miniaturista en la elaborasion de los karakteres uzados en la imprimeria, i aki kale akodrar ke Gütenberg era platero i djoyero.
  • Investimiento de un fondo minimo para pagar los gastes de la impreza.


La prensa uzada por Gutenberg.

Se entendera ansi ke en Espanya fueron los djudios i los konversos si no los unikos, los ke mijor podian azer este lavoro i esto por las sigientes razones:

A) Djudios i kristianos konversos apartenian a dos minorias kultas, de karakter ekskluzivamente urbano i en bastante kavzos kon formasion universitaria. Eyos konstituian una burjuazia instruida, familiarizada kon la lektura i la eskritura.

B) La djoyeria era un ofisio en el kual lavoravan numerozos djudios i kristianos muevos, lo ke les permetia de dominar las teknikas metalurjikas nesesarias para la fabrikasion de los tipos, las letras uzadas para imprimir.

C) Frente a la “immobilidad” sosiala i ekonomika de la nobleza, ansi komo de los kazalinos i de los kristianos viejos en jeneral, los djudios i konversos formavan un sektor muy aktivo i dinamiko, ke no ezitava a investir su kapital en muevas imprezas, sovre todo kuando tenian buenas shanses de ser profitables, mizmo si esto era en un futuro mediano o leshano.

A Murcia la imprimeria fue traida en 1483 por Alonso Fernandez de Cordoba. Este platero i estampador, ke apartenia a la minoria konversa, ya avia lavorado en Valencia, la primera sivdad espanyola djuntos kon Zaragoza, ande la invension de Gütenberg avia yegado 10 anyos antes. Despues de aver publikado el “Confecionale de San Antonio de Florencia”, el kolaboro kon Lamberto Palmas en un proyekto mas grande, la “Biblia de Valencia”. Esta Biblia, publikada en 1478, estava en valenciano i sus exemplares fueron konfiskados siendo ke la iglezia admetia solo la version latina de las Santas Eskrituras.

Alonso Fernandez fuyo de Valencia, posiblemente por ser kondanado a muerte, sin ke se sepa la razon de esta sentensia. El fue a Murcia i kontinuo ayi en su lavoro de estampador: el 12 de Enero 1484 fue publikado ayi el “Brevarium* Carthaginense”, una ovra ke su realizasion fue posible grasias a la asosiasion de Fernandez de Cordoba, komo estampador, kon el djudio Salomon Ben Maimon Zalmati, tambien konosido komo Salomon Leon Zalmati, siendo ke en los livros ke el publikava uzava inkluir la figura de un leon komo marka personal.

Para ke un livro tan ekstraordinario komo el “Brevarium Carthaginense” pudiera ser imprimido avia menester de una kolaborasion entre Zalmati i las autoridades de la Katedrala de Murcia. Segun Marcilia Pascual, “Los judios murcianos gozaban de una libertad de acción que les convertía en verdaderos prestamistas y capitalistas en una sociedad que no comprendía la función y el empleo del dinero como capital.”

Duvo ser el dean de la katedrala, Martin de la Selva, el impulsor del proyekto ke topo en Salomon Zalmati el editor adekuado, i en Alonso Fernandez de Cordoba el estampador ideal. Este es un echo ke merese ser notado siendo ke en akeya epoka kaji todos los breviarios de la rejion eran imprimidos en Valencia.

Ma despues de la publikasion del Breviarium, Alonso Fernandez i Salomon Zalmati se fueron de Murcia. El primero logro a la vista la anulasion en Valencia de la sentensia de muerte kontra de el i retorno a esta sivdad. Zalmati por su parte viajo a la sivdad de Hijar (Teruel) onde basho la proteksion del duke se avia dezvelopado una chika ma prospera komunidad djudia ke se karakterizo por su aktividad kulturala. Zalmati ayudo al merkader i estampador Eliezer Ben Avraam Alantansi a publikar, en 1485, la Tora (el Pentanteuco), probablamente el ultimo de los livros en ebreo imprimidos en Espanya. Kale adjustar ke la imprimeria de Zalmati i Alantansi konosido despues komo Eliezer el Toledano, era konsiderada en akel tiempo komo la mijor i mas sofistikada de la Peninsula Iberika, kapache de publikar livros en kastiliano, latin i ebreo.

Para dar una idea de la importansia ke los djudios yegaron a tener para la imprimeria espanyola, diremos ke la primera Biblia en kastiliano fue la Biblia djudia de Ferrara (Antiguo Testamento). Los djudios ekspulsados de Espanya la imprimieron en esta sivdad italiana basho la proteksion del Duke d’Este en 1553, 50 anyos antes de la Biblia Protestante de Cipriano de Valera, publikada en 1602. Los responsables de la Biblia de Ferrara fueron dos umanistas sefaradis de primera jenerasion: el espanyol Jeromo de Vargas (de nombre djudio Yom Tob Atias) i el portugez Duarte Pinel (Avraam Usque) ke afirmavan ke el teksto estava en “lengua española traduzida palabra por palabra de la verdad hebrayca”.

Kero ekspresar aki mi admirasion i omaje a estos maraviyozos estampadores, editores, libreros i protektores de la kultura i de manera mas espesial a Alonso Fernandez de Cordoba i a Salomon Zalmati. Eyos reprezentan, komo un simbolo, komo una metafora, el destino de la kultura de rayiz djudia en Espanya/Sefarad.

El uno, Alonso Fernandez, ya konvertido de antes a la relijion kristiana kedo en Espanya; el otro, Salomon Zalmati partio a la diaspora i la imprimeria espanyola pedrio su talento i su inisiativa. La istoria de estos dos grandes ombres reflekta las luzes i las solombras de una epoka.

*El “Breviarium” o “Breviario” era un livro kon las orasiones ke los saserdotes devian azer a lo largo del anyo.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior“Pésaj: emuná, emuná, emuná…”
Artículo siguienteMuseo Thyssen asegura que el Pissarro reclamado por familia judía es suyo