Diario Judío México - 6/10/2016. Microestadio de Atlanta. En el escenario G.López, Giardinelli, CFK, Moreau. Acto de homenaje a H.Irigoyen organizado por radicales K. Vociferando por el micrófono Mempo propone el dictado de una nueva Constitución que entre otras cosas elimine el P. Judicial y su reemplazo por tribunales populares a las órdenes del P.Ejecutivo.

El antisemita y rastrero Moreau agrega algunos conceptos y acuerda. CFK cierra el acto concordando con ambas iniciativas y anunciando que bregará por un futuro de unión nacional y nuevo orden social. El candidato del FdT designado por CFK a dedo,pretende hacernos creer que él (Alberto F.) no se va a dejar convencer en tal sentido (una nueva Constitución) pero ya ha dicho que revisará sentencias recaídas en contra de funcionarios del gobierno anterior hasta el 2015, es decir, impunidad para todas y todos.

Alberto F. en su campaña fue a la UIA a proponerles a los capitostes industriales su plan de desarrollo 2020/2023. Como si fuese presidente electo les habló a los mismos genuflexos, aplaudidores y prebendarios que ocupaban las primeras filas cuando Cristina abusaba de las cadenas nacionales y los invitaba a la Casa Rosada. Tambien en Salta, Alberto habló en un acto y manifestó “estos canallas (por los actuales gobernantes) siempre nos han dejado desastres” con lo cual insulta al Presidente y se presenta como salvador del país.

El y varios de su círculo íntimo hablan de los chicos y del hambre: se rasgan las vestiduras, los utilizan en campaña y se olvida que durante su gestión las provincias del NO y NE tenían en Alperovich, Insfran, Capitanich y otros, a los representantes de las políticas de hambre y miseria pergeñadas por los K. Las primeras villas miseria las creó Perón trayendo mano de obra del interior del país y los puso en el Gran Buenos Aires.

Esperemos que en los “debates” no mienta más y diga lo que piensa hacer si es que llega a la presidencia;todavía no ganó nada y nada va a ganar si falta el respeto al Presidente Macri llamándolo canalla, ladrón de guante blanco y otros epítetos indignos de todo un profesor de derecho. El 27/10 debemos votar contra la prepotencia, los saqueadores y la impunidad.

Confucio dijo:”¿ Uno que no sepa gobernarse a sí mismo, cómo sabrá gobernar a los demás?”

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anterior“Hoy mi Tehilim es para ti”, un día mágico, lleno de espiritualidad, unión y humildad
Artículo siguienteEmpresa israelí desarrolla páncreas artificial que sustituirá la insulina para diabéticos
Nací el 9 de marzo de 1942 en Buenos Aires, Argentina. Tengo educación secundaria y algunos años de Derecho pero por razones de tiempo dejé para casarme y trabajar en una industria química de mi familia política desde 1964 hasta el 2001, comenzando en el sector costos hasta ser director financiero-administrativo de la empresa, que en aquel momento tenía 3 plantas y unos 300 dependientes. Mi esposa Irene es Profesora Nacional de Artes Visuales, es artista plástica y estudió entre otros con Urruchúa, Castagnino, Schurjin, Pujía, etc. Tenemos 2 hijos Juana Elizabeth, Abogada y con una Maestría en Derecho Internacional Público, radicada y ciudadana canadiense desde el 2002, casada y que nos dio una hermosa nieta de 7 años. Nuestro hijo varón se radicó en México D.F. también el 2002, montó una empresa que se dedica a la venta de aceros para la construcción de la cual es Gerente Comercial, soltero, 44 años. Mi suegra, fallecida en el 2006, fue escritora de cuentos y poemas, con muchos libros publicados y premios en distintos países, incluyendo el Fernando Jeno a la Poesía en México en 1979; sus libros figuran en diversas bibliotecas, incluyendo la del Congreso de EE.UU. Mis hijos siendo pequeños obtuvieron menciones y premios en el famoso Concurso Shankar de pintura, en la India y algunas de sus obras ilustraron libros de poemas de la abuela materna Arminda Ralesky. De esta mujer el Maestro Jacobo Ficher compuso una obra para coro y orquesta del poema Kadish Laico y además algunos de sus poemas formaron parte del repertorio de Berta Singerma. Yo soy socio vitalicio de la Sociedad Hebraica Argentina desde 1979 y fui parte del Consejo Directivo y del Consejo Consultivo en varios períodos. Siempre me interesó la política seria y desde hace unos años escribo a los diarios como una forma de participación activa.