intensifica sus ataques a blancos de Hamas en Gaza, sin entrar por tierra

está acostumbrado a enfrentar no pocos desafíos. Desde su nacimiento mismo ha tenido que aprender a hacerlo, en medio de un entorno hostil, y con muchos menos recursos que los que tiene hoy. Pero eso nada quita a lo grave del escenario actual, con  distintos  desafíos simultáneos.

Terrorismo desde Gaza

Informes contradictorios circulaban esta noche sobre la supuesta entrada de tropas israelíes por tierra a la Franja de Gaza,  al parecer en gran medida por un comunicado del ejército que decía que “fuerzas de aire y tierra” estaban atacando blancos de Hamas. Pero no ha habido entrada por tierra sino que desde la frontera, unidades de artillería atacan posiciones de Hamas, así como lo continúan haciendo desde hace días-pero desde anoche con mayor intensidad-desde el aire.

Una entrada por tierra siempre es percibida como un capítulo mucho más peligroso para ambas partes, y es sabido que no es la preferencia de Israel, aunque nunca lo descartó . Y de hecho, parecía prepararse para dejar abierta esa opción, al movilizar 9.000 reservistas  y enviar blindados y artillería a la frontera. Pero por ahora, no hay entrada terrestre a Gaza. Lo que sí es notorio, es la intensificación de los ataques a la organización armada que gobierna Gaza. “Yo ya había aclarado que no estaba dicha la última palabra respecto a Hamas”, dijo el Primer Ministro Biniamin Netanyahu.

El conflicto no empezó ahora, pero está claro cuándo estalló la nueva escalada: el lunes a las 18.00 hs de Israel, al disparar Hamas 7 cohetes hacia la capital, Jerusalem. Desde entonces, hasta este jueves de noche, lanzó casi 2.000 cohetes al sur y centro del país , matando a 7 personas y dejando a decenas de personas heridas. La octava víctima del conflicto por ahora, es una mujer de 87 años que este jueves de noche recibió un duro golpea al caer en camino al refugio durante una alarma y falleció poco después.

Más de 300 de los cohetes no lograron pasar la frontera hacia y cayeron en la propia Franja, matando a civiles palestinos

Hamas y Jihad  Islámico disparan prácticamente sin cesar y en esta escalada queda en claro cuán amplio es su arsenal de misiles, obra de la República Islámica de Irán. Las alarmas suenan en prácticamente sin cesar. El sur es el más afectado, con un ritmo especialmente intenso de cohetes. Pero también Tel Aviv y su zona metropolitana y ciudades más al norte, hasta Netania, han sido y son blanco.Cohetes llegaron por primera vez a la Galilea.

Y este jueves el vocero militar de Hamas Abu Obaida dijo que ha entrado en acción un nuevo misiles, de 250 kms de alcance, que lleva el nombre de Ayyash, en memoria de Muhamad Ayyash, el otrora llamado “ingeniero” de Hamas. Era el responsable de todas las cargas explosivas usadas en los años 90 en los atentados suicidas de Hamas. Fue eliminado por un ataque singular con explosivos en su celular.

Terroristas de Hamas muertos por

respondió a los cohetes atacando más de 800 blancos de la infraestructura militar y de gobierno de Hamas: comandancias operativas y de Inteligencia, fundiciones y depósitos de cohetes, células de lanzadores de cohetes y de dispositivos no piloteados y gran parte del así llamado “Estado mayor” del brazo armado de la organización, además de numerosos miembros de las células armadas y de túneles ofensivos.

-Violencia de ciudadanos árabes israeíes y respuesta de extremistas judíos


Refuerzos policiales en ciudades mixtas

Con la antes mencionada ofensiva terrorista de Hamas , podrá lidiar y terminará derrotándola. Pero un desafío más amenazante aún es lo que está pasando adentro. Si no se detienen los disturbios lanzados e iniciados por ciudadanos árabes y las respuestas de judíos que  buscan árabes para vengarse, se desgarrará más aún la sociedad.

Esto empezó días atrás con fuertes manifestaciones de árabes israelíes, con expresiones propias de enemigos y choques con la Policía. Pero rápidamente pasaron a ataques a judíos y sus propiedades. Los escenarios de choque fueron varias ciudades mixtas –Lod, Acre, Iafo, Haifa- y otras como Rishon Letzion y localidades árabes como Umm el-Fahem y Tamra, entre muchas más.

Un judío linchado por varios jóvenes árabes continúa internado, en Acre un hombre de más de 80 años, de larga trayectoria comunitaria, resultó herido en un ataque a un hotel y aún está grave. En  Lod dispararon a otro judío y lo hirieron gravemente y fue quemada ya la quinta sinagoga.Y en Umm el-Fahem una familia con niños pequeños , que entró por error al lugar, fue atacada violentamente . Y mucho más.

Por su parte, grupos de vándalos judíos de ultraderecha se organizaron para “proteger” a la población de Lod, una ciudad que parecía escenario de una batalla campal por los ataques árabes, pero su acción tuvo de hecho otro carácter: buscar árabes para golpearlos o matarlos. Por las redes circularon numerosos mensajes de vándalos extremistas que convocaban a sus pares a darse cita en determinado lugar y de ahí salir, armados, a “buscar árabes”.

La Policía se hace presente en los escenarios de roce, pero evidentemente, sus refuerzos no son suficientes. La sensación es casi de anarquía y no hay certeza, a pesar de las advertencias y promesas del Primer Ministro Netanyhau y su Ministro de Seguridad interna Amir Ohana, que se logre reimponer el orden.

Ya han sido detenidos numerosos árabes y judíos por sus respectivos ataques.

Frente a estas muestras de odio, que amenazan con desgarrar la delicada textura de la sociedad israelí y echar por la borda los años de esfuerzos en el camino de la convivencia pacífica , surgieron precisamente iniciativas de ciudadanos judíos y árabes decididos a mostrar que la situación actual es la anormal . Salieron de líderes comunitarios vecinos, de figuras religiosas, alcaldes , de médicos y enfermeras que trabajan juntos, judíos y árabes preocupados por la situación actual.

Pero la gran pregunta que se hacen hoy muchos ciudadanos judíos, es si acaso los terribles sucesos de estos días significan que debajo de la superficie, tampoco quienes parecen a favor de la convivencia aceptan realmente la presencia nacional judía en la región. Es que si bien no es la mayoría la que salió a atacar en forma indiscriminada, tampoco son unas pocas decenas , y los ataques se han registrado en numerosas localidades en diferentes partes de Israel.
El laberinto político

Los sucesos duros de estos días, inciden directamente también sobre los intentos de formar gobierno en Israel .

Cabe recordar que hace 8 días el Presidente del Estado Reuven Rivlin encomendó al jefe de la oposición, Yair Lapid, que encabeza el partido Yesh Atid, formar coalición. Le quedan algo menos de 2 semanas, según el tiempo que le permite la ley.  Pero este jueves, parecería que sus probabilidades de lograrlo se habían reducido considerablemente.

Yair Lapid en camino a recibir el mandato presidencial, en Beit HaNasi (Foto : GPO)

Es que la pieza central del gobierno alternativo a Netanyahu que estaban intentando armar, era el jefe del partido Yemina , Naftali Bennet, quien por un lado, en cuanto a posiciones políticas e ideológicas está sin duda más cerca de Netanyahu que de la oposición, pero por otro había llamado explícitamente a quitar a Netanyahu del poder. Aunque Benett recibió sólo 7 escaños en el Parlamento electo el 23 de marzo, la ley permite que en el marco del gobierno de coalición, quienes pacten esa coalición decidan que dos políticos se roten en el cargo y que Benett sea el primero.

La complicación al respecto era que para que ello funcione y alcance numéricamente, ese gobierno “de cambio” debía contar con el apoyo de un partido árabe, el partido islamista encabezado por el Dr.  Mansur Abbas.

Los contactos con Abbas fueron avanzando, no sin mutuas dudas, pero desde un comienzo Benett tuvo resistencia en su propio partido a esa eventual alianza, por ser el de Abbas un partido islamista cercano a los Hermanos Musulmanes. Pero los sucesos de los últimos días, los terribles ataques de ciudadanos árabes a judíos, han hecho prácticamente imposible que Benett siga adelante con el plan. Al parecer, su socia principal en el partido, la ex Ministra de Justicia Ayelet Shaked, le advirtió que si él firma con Abbas, el partido se rompe. Y este jueves, finalmente, Benett dio a entender que optaría por un gobierno de derecha.

La encrucijada es que tampoco así  el bloque encabezado por Netanyahu tiene mayoría y llega sólo a 59 de los 120 miembros de la Kneset.

Quizás finamente  se llegue de todos modos a nuevas elecciones.

Pero Yair Lapid se dirigió a la nación aclarando que está equivocado Benett con su encare y anunciando que él agotará los esfuerzos para formar gobierno.