Diario Judío México - A aquel que fue la luz misma, Cristo.

«A la memoria del Filósofo Desconocido»
Pax in cella, foris bella

La paz en la celda,las guerras en el exterior.
Jerónimo de Samosata

Los babilonios pensaban que los dioses habían enviado el diluvio a la tierra porque estaban hartos del parloteo de los hombres.
Giovanni Pozzi. TACET

Miles de personas cansadas,estresadas,demasiado civilizadas están comenzando a descubrir que ir a las montañas es como volver a casa,que la naturaleza es una necesidad…

Las montañas me llaman y debo acudir.
John Muir

A nuestros lectores, a quienes deseamos un FELIZ AÑO NUEVO JUDIO 5781,y siempre.¡SHANA TOVÁ¡

Me llama don Antonio Escudero Ríos; estoy bordeando todo el perímetro de la Casa de Campo andando, hay una muy buena noticia; se ha firmado un tratado de paz entre los Emiratos Árabes Unidos e , mírate los tratados de Abraham que así se les llama también, mañana tenemos que tener un artículo sobre el tema, es una noticia muy buena, hijo.

Se nos ocurre, para dar un balón de aire a todo el asunto, darle las gracias en primer lugar al Eterno y después a todas las personas que han hecho esto posible. A todas las víctimas, a amigos y enemigos por acercarnos un poco más a la comprensión de la belleza de Jerusalem, a esa Ciudad Santa, corazón de Oriente Medio, territorio de todo lo posible, Madre del Mundo que merece un respiro entre los hermanos enfrentados.

Todo lo que te rodea Jerusalem, todo lo que se va acercando y alejando de tu epicentro, ha pasado también por tu historia, eres la cruz patriarcal, lugar de santos y de Amor que todo lo perdonas y consigues traer La Paz a nuestras atormentadas vidas. Esperanza del monte Moria, amor entre espíritu y materia, belleza de una rosa ante el amanecer del nuevo hombre y la humanidad.

Agradecemos todas las labores diplomáticas de los diferentes países, la labor del presidente de los , del presidente de Benjamín Netayahum, así como la gran labor de los «pacificadores» de EAU y Bahréin.

Esperemos que como el bien es difusivo de sí mismo, los tratados de paz se extiendan a los países vecinos y el problema con Palestina se cure de una vez por todas.

Desde luego es un ejemplo para todo el mundo y todos los países, ya que ninguno estamos a salvo de tener algún día un conflicto con alguna nación, como ha ocurrido a lo largo de la historia una y otra vez. En este panorama pese al manto negro, la estrella brilla más que nunca, todas las estrellas están junto a la vida, junto a las gentes de todos los pueblos. El ser humano, a pesar de sus miserias, puede hacer cosas increíbles; es capaz de perdonar a su propio hermano y al horror de la opresión y las opresivas circunstancias en las que le hizo vivir.

El que vea, verá que la luz de la inmaculada estrella, pese a nuestros errores y ataques no dejará de brillar jamás.

Esperemos que todas las naciones se sumen a pacificar las zonas de conflicto, sin juzgar, no es momento de juzgar, sino de recuperar la tierra prometida, la del «Hombre Nuevo» que como el patriarca Abraham se compromete con lo más sagrado que vive en el corazón de los hombres.

Ano Templi CMII.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.