En la Feria del Libro de Minería, marco ideal para resaltar la actividad libresca, que comprende libros, autores, ilustradores, editores, impresores entre un gran etcétera, Becky Rubinstein, escritora de la LIJ, para niños y adolescentes – ganadora de el Premio Nacional de Literatura Infantil, Juan de la Cabada, INBA/ Estado de Campeche por Un árbol Gatológico -- presentó el 3 de marzo su poemario bifronte Marín Marinero y Brujas en mi calcetín, ilustrado por Irma Bastida Herrera –ganadora del Golden Apple en Bratislava- y publicado por la Secretaria de Cultura del estado de México, famoso por su trabajo editorial de primer orden. Ambos libros –como el yin y el yan- fueron premiados, y por ende, publicados, tras una convocatoria.

Se trata de la segunda edición de ambos libros, una segunda oportunidad para que llegue a niños y jóvenes, a maestros y pedagogos, incluso a adultos. En el prólogo a Marín marinero encontramos una dedicatoria de parte de la autora, como para tomarse en cuenta: “Invito a los marineros del mar y tierra a sumergirse en las páginas de este libro. Espero se diviertan y que tengan un maravilloso viaje. Yo me divertí muchísimo al escribirlo: el mar me apasiona, también los niños a quienes trato de entender pero, sobre todo, de amar”. Lo mismo se solicita de los lectores de Brujas en mi calcetín, donde aparecen brujas traviesas y malantonas, Frankenstein y hasta un duende jarocho --entre muchos otros personajes de ficción-- poemario del cual citamos una cuarteta: “El fantasmita jarocho/ en vida galán morocho/ despierta a los dormilones/ con jarana y muchos sones.”

Con el auditorio en pleno, Guita, promotora experimentada del estado de México, dio lectura a los poemas; la presentación concluyó con una dinámica entre la autora y la ilustradora --de preguntas y respuestas-- y el público asistente y con la firma de libros.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorSientistas djudiós: Abraham Zacuto
Artículo siguiente5 datos sobre las mujeres en Israel
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.