Hay tantas variedades de como gustos, y aunque no se necesita ser un experto para poder disfrutar de una copa, existen formar de determinar qué hace a un vino uno excepcional. Una de estas formas son los concursos internacionales que reúnen a grupos de expertos para que mediante el sistema de cata a ciegas, otorguen medallas a los que consideran los mejores.

En una cata a ciegas, los expertos calificados prueban varios sin etiqueta, sin nombre y sin saber muchas veces su procedencia, y luego los califican basándose nada más que en su objetividad. Uno de estos concursos es el Berliner Wine Trophy, que desde su aparición en el año 2004 se ha convertido en el concurso de cata internacional de más grande e importante de Alemania. El jurado internacional de expertos degusta a puerta cerrada más de 6,200 selectos con base en las normas del arte de la cata.

Con una competencia tan grande, el que los Campillo Gran Reserva en sus añadas 2009 y 2010 hayan recibido la medalla de oro, es un verdadero motivo de orgullo, además de que habla del compromiso con la excelencia de Bodegas Campillo, representante de los mejores riojanos.

Son tintos que hipnotizan los sentidos con su intenso color rojo cereza y con matices rubí, su aroma complejo con notas de fruta negra madura, especias y roble, y su paso por boca amplio, carnoso y con buena estructura. Campillo es ideal para acompañar carnes como bife de chorizo, filete mignon o platillos como magret de pato en salsa agridulce y pollo a las brasas.

Ganadores de la misma presea están también el Faustino Icon 2011, el nuevo y moderno integrante de Grupo Faustino producido con uvas Tempranillo y Graciano, un riojano calificado como excelente.  Compartiendo el sitio de honor están Faustino I Gran Reserva 2005, Faustino V Reserva 2012 y Faustino VII Tinto 2015, pero el mayor reconocimiento es para Faustino I 75 Aniversario Reserva 2008, galardonado con la medalla Gran Oro, la máxima de las preseas y que sólo unos cuantos afortunados ganan. La calidad de Grupo Faustino quedó clara durante la premiación, pues Bodegas Portia, otro de sus integrantes, recibió la medalla de oro por su Portia Prima 2014.

El que un vino sea premiado en el Berliner Wine Trophy es una promesa de calidad y satisfacción. Los se dividen y premian en subgrupos, y por sus altos estándares sólo el 30% de los que compiten logran reunir las cualidades suficientes para ganar una medalla. Este concurso se celebra bajo el patrocinio de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) y la Unión Internacional de Enólogos (UIOE), haciendo que los que obtienen una medalla merecen ser descubiertos.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorCADENA, los mexicanos que trabaja con los rescatistas
Artículo siguienteFinalmente fue un magnicidio
Deby Beard es polifacética y siempre tiene una historia para sorprenderte. Sommelier, empresaria, escritora y periodista: escribe sobre viajes todos los viernes el El Heraldo de México en su columna Viajando con Deby, y su cápsula de radio H de Hedonismo, se transmite en vivo todos los jueves a las 09:45 en El Heraldo radio 98.5 fm en el programa de Sergio Sarmiento y Lupita Juárez. Ha sido invitada honorífica a prestigiosos eventos del ámbito gastronómico, turístico y vinícola por parte de las embajadas de Australia, Chile, Nueva Zelanda, Argentina, Rusia, Francia y España. Es autora de los libros De Etiqueta; Vino, sexo y otros placeres; y en coautoría con sus hijas Melanie y Alexis Beard, escribió la trilogía Seducción en los viajes, en la que narran sus experiencias alrededor del mundo. Es presidenta y cofundadora junto con sus hijas, de Marcas de Lujo Asociadas by American Express, la única y primera asociación de México en reunir y crear alianzas estrategias entre las marcas más prestigiosas que se encuentran en el país. En su restaurante Margaret Chic Bistro, ofrece la combinación perfecta entre buena comida, los mejores vinos y las finas copas Riedel, las únicas en el mundo diseñadas para disfrutar cada tipo de uva, y de los aromas y sabores de los vinos. Premios y reconocimientos: LA EXCELENCIA UNIVERSAL del Comité de la Excelencia Universal, instituido por el Premio Nobel de la Paz René Cassin para preservar la calidad en cualquier área del saber humano. Reconocimiento como Medio y crítica especializada por parte del club de banqueros de México, entre otros.