Diario Judío México - Muchas veces hemos escuchado esta frase la cual me parece muy inspiradora y a veces hasta tranquilizante. Se preguntarán por qué y claro que se los voy a compartir.

Ayer estuve fuera de Mèxico y las personas con quienes estaba me mostraron un lugar con muchos departamentos ubicados en las afueras de una pequeña ciudad. Una vez dentro de la propiedad comencé a sentir una sensación de paz; había muchísimos árboles que la rodeaban y la vista era verde casi todo el tiempo, el cielo azul y una brisa que, aunque ya es primavera, todavía pintaba fresca.

Quedé honestamente sorprendido al entrar a conocer uno de de los departamentos: el espacio, aunque pequeño, era acogedor, limpio, ordenado y con muy buena distribución; cada cuarto con un tamaño suficiente y bien iluminado. Inmediatamente pensé en lo maravilloso que sería para quien decidiera vivir ahí. Tenía todo lo necesario pero sin grandes lujos, sin embargo tampoco creo que los necesitara.

Cuando nosotros mismos entendemos que vivimos en una sociedad que nos empuja a consumir, a tener más, podemos comprender que no siempre “más es más” ( ¿me explicó?). Todo en la vida es relativo pues un “Rolex” tiene la misma función que un reloj “Casio” y no porque este último cueste muchísimo menos nos da una hora diferente. Lo mismo pasaría con un automóvil, que aunque gaste muchísima gasolina por tener un motor enorme y asientos de piel, nos llevaría de la misma manera que cualquier otro a nuestro destino.

Así podría compartirles innumerables ejemplos para llegar al mismo punto. Todo es relativo en la vida y depende solamente de nuestra actitud y disposición para verlo. Si agradecemos lo que tenemos, si consideramos nuestra situación y ponemos de nuestra parte para entender que no siempre lo más caro es mejor, que no siempre tener más nos hace más felices, entonces sin lugar a equivocarme puedo asegurar que en la vida, cuando hay intención y una sonrisa “Menos puede definitivamente ser más”.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorShavuot lácteos
Artículo siguienteKon ti… En penseryo solo
Abraham Bleier Finkelstein Director General y Fundador de Grupo Garabatos. Nacido en la Ciudad de México, el día 17 de agosto 1962. Empresario apasionado y comprometido con México y su maravillosa gente. Restaurantero por vocación, Pastelero y Cantante por pasión. Historial Académico: Estudio en la Universidad Tecnológica de México, en la Facultad de Administración y Ciencias Sociales la carrera de Licenciado en Administración de Empresas, y curso un Posgrado de Alta Dirección en IPADE. Su amplia experiencia incluye su contribución en la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados “CANIRAC”, en servicio como Tesorero General, así como vicepresidente en las áreas de Enlace Legislativo, Relaciones Institucionales y Consejero Propietario. En DICARES (Directores de cadenas de Restaurantes) fungió como Presidente y Tesorero. Ha participado en numerosos eventos como Juez en el Concurso Nacional del Joven Chef Mexicano, en la final de Mass Chalenge por dos años consecutivos así como en “EO” Entrepreneurs’ Organization con presencia en 54 países. Ha sido conferencista en el “ITAM”, en la “UP”, en la “USEM”, en el Foro Internacional de Liderazgo del Colegio de Lideres, en el Congreso Nacional Restaurantero León, Gto., Los Mochis, Congreso Internacional Restaurantero en Morelia Michoacán, Expo-Restaurantes México, Congreso Internacional Restaurantero en Cancún y en ABASTUR México. Ha sido reconocido con varios premios como : • “La llave del Progreso” otorgada por AMAIT, • Premio al Joven Empresario Restaurantero del año” por CANIRAC. • “Mexicanos sobresalientes” por Editorial Expansión y Mexicana de Aviación. • “La Antorcha de la Innovación” otorgada por la CROC • Premio Guenther Mauracher al Director de Cadenas del año otorgado por CANIRAC.