Los mensajes subliminales son aquellos diseñados para pasar por debajo de los límites normales de percepción y entre los ejemplos puede mencionarse un mensaje en una canción para la mente consciente o dentro de la publicidad una imagen escondida, sin embargo también existen aquellos en donde a través de una acción da a entender a un propósito que directamente no se ve en nuestra Parashá Vayishlaj cuando Jacob vuelve y envía un mensaje a Esav de reconciliación por medio de un “regalo” que consistió en cientos de ovejas y vacas, que por un momento que se pensaría mal, sin embargo muchas veces nosotros cuando tratamos de tener una reconciliación con alguna persona, a veces aparte de palabras, muchas veces requerímos una acción extra como por ejemplo invitarlo a comer y ahí tratar de rescatar la relación o tratar de poner los puntos en la mesa de una forma pacífica.

A pesar de todos los regalos de Jacob a Esav, sucedió algo inaudito, apareció un ángel que en realidad era Una representación de Ezab y que este lucho con Jacob y que le hizo un cambio físico al lastimarlo en la cadera, dislocandola, sin embargo este ángel le pone un nombre a Jacob como , hay a veces formas escondidas pero viene desde una esencia que poco a poco vamos descifrando, pero que nos indica que a veces hay en nuestro interior un inconsciente que se destapa y que lucha con nosotros.

La narrativa de esta Parashá describe por un lado los mensajes escondidos que hay dentro de una acción pero a su vez un tipo de competencia en el que hay rivalidad y que así nos sucede y podemos entender que tengamos miedo a enfrentar y lo cubrímos con otro mensaje o una acción y cuando hay una preparación para una especie de Guerra como el caso de Ezab y Jacob que era una Guerra de no de armas sino de actitudes y que por medio de mensajes escondidos había una intención diferente y que a pesar que Jacob quería evitar un encuentro agresivo, pues de alguna forma era inevitable y a veces en la vida tenemos que enfrentar situaciones difíciles que en un principio no son agradables, pero que hay que encontrar el camino para resolverlas y cuando estamos ya en el enfrentamiento tenemos que aunque tengamos una intención interna profunda que no se ve por el exterior, tenemos que tener cuidado para no ofender o perjudicar a alguien que no viene con mala intención, por eso, debemos verificar antes de tomar una decisión o hacer una acción para no herir o hacer daño a alguien injustamente.

En esta Parashá podemos aprender sobre la importancia de la reconciliación, para lograrlo, debemos pasar por  una lucha con nosotros mismos y ya entendiendo de esa forma, no debemos  aferrarnos en nuestros caprichos sino lo que tenemos que aprender es que la intención es a aprender a ceder y así poder concederle al otro la posibilidad del reencuentro y del perdón y así de esta forma la Torá nos enseña a estar dispuestos a escuchar, a  buscar la intención y pensar que no siempre tenemos la razón, nos enseña a dialogar, e ir al encuentro con el otro sin miedo y cuando se logra escuchar y llegar a un arreglo hay un cambio total de tal manera que podemos tener nosotros mismos 2 nombres como ocurrió con Jacob cuando cambio a su nombre a  y que dependiendo de la situación en un momento era Jacob y en otra , así sucede con los seres humanos, de repente podemos ser en un momento una persona y en otros momentos otra, esto dependiendo de la actitud que tengamos y por lo cual es posible que los mensajes subliminales también existan dentro de la actitud del ser humano.

1 COMENTARIO

  1. YAHVEH SEBAOT. INTERESANTE LA EXPLICACIÓN QUE NOS DA JAIME LEVIT, SOBRE LOS MENSAJES SUBLIMINALES QUE UNA PERSONA ENVÍA A OTRA U OTRAS CON UN OBJETIVO DE DOMINACIÓN SUTIL. SE PUEDE EJERCER SOBRE TODO EL MUNDO. 🗽✌🏿🙆🏿🙌🏿🙏🏿🙋🏿🙅🏿💜💝💛💚💙💖💕

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior¿Como y de que vives en Israel cuando se acaban tus 6 meses de apoyo para la Aliya? Bet México
Artículo siguienteThe Jewish People's Philharmonic Chorus (JPPC) interpreta 4 canciones de Januke en Yiddish, en armonía de 4 partes
Trabajé en agricultura en Israel, supervisor de kosher y redactor en Majon Meir y en Actual Mx.