En la antesala de un nuevo periodo de la Asamblea General de la ONU en Nueva York y de los petroleros a Arabia Saudita que han sacudido los vectores de la política internacional, , , atrae los reflectores de este mundo convulso, incierto y embrollado al abrigar una nueva edición de la Cumbre de los Premios Nobel de Paz con la participación de 30 galardonados.

Las amenazas a la paz y seguridad internacionales son muchas: la guerra económica, comercial y tecnológica entre Estados Unidos y China, la salida de Washington del Tratado de Armas Nucleares de Rango Medio con Rusia, las fisuras de la relación euroatlántica, las tensiones recientes entre Japón y Corea del Sur.

De igual forma, la ola rearmamentista mundial, el terrorismo, la proliferación nuclear de Corea del Norte y otros estados, junto con el abandono de la Casa Blanca del programa nuclear de Irán, éste último, un tratado pactado bajo el liderazgo del expresidente Barack Obama y materializado tras una década de espinosas negociaciones con la Unión Europea.

Es bajo la fórmula Trump-Johnson y la alianza angloamericana que hoy se busca deconstruir el orden liberal internacional basado en un portafolio de principios democráticos y valores compartidos que se construyeron después del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Con la participación de todos los laureados asistentes a la XVII Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz se realizó en la explanada del centro internacional de congresos la presentación y develación de las esculturas alusivas a este encuentro que se realizará del 19 al 22 de septiembre en , . (Cuartoscuro)

A este mundo volátil y complejo se le deben sumar las contrariedades que arroja la desaceleración del crecimiento económico mundial que tiene como brújula el proteccionismo comercial. De concretarse un brexit duro y sin acuerdo, Reino Unido pagará una onerosa factura política, económica y social al tiempo que Alemania -el motor europeo-se enfila hacia una recesión.

El ambiente internacional es de extremo delicado y cada vez se le resta más cabida a la necesaria cooperación internacional, que hoy luce más desangelada que nunca, desde el fin de la Guerra Fría.

FuenteExpansion

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorVerónica Salame será importante ponente en “Helping WKND”
Artículo siguienteAustria otorgará ciudadanía a descendientes de sobrevivientes del Holocausto
Internacionalista con Maestría en “Estudios Latinoamericanos” en la FCPyS UNAM. Soy miembro del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI) y mi experiencia laboral destaca en áreas de planeación, investigación y comunicación integral vinculada al quehacer del gobierno federal, de asesoría sobre asuntos internacionales del Poder Legislativo y en la coordinación de proyectos de comunicación internacional. Fui líder de Comunicación Nacional e Internacional del IV Foro Mundial del Agua y Coordinadora de Comunicación de México en la Tribuna del Agua en la Expo Zaragoza 2008, España. Actualmente soy analista y conductora del programa de televisión “Vértice Internacional” y de la serie “2013:Elecciones en el mundo” en el Canal del Congreso. Asimismo, soy autora de varios libros y artículos, así como comentarista sobre asuntos políticos globales. La gente me describe como una persona responsable, disciplinada, innovadora y visionaria, así como enfocada a la consecución de metas.