Después de fabricar durante años una clepto-historia (un relato del origen colectivo calcado de quien consideran un enemigo a eliminar), la dirigencia eleva su apuesta en el campo de la historia-ficción. Después de arrogarse el mismísimo origen del cristianismo según el cual Jesús era palestino (mucho antes que los romanos castigaran la rebelión de Judea rebautizándola ), o su falsa vinculación con los pueblos de los mares griegos conocidos como filisteos (del hebreo plishtím, invasores), siguen retrocediendo en el tiempo para llegar a los cananeos, el hace mucho tiempo desaparecido pueblo que moraba en la misma tierra a la llegada de Abraham y que fuera militarmente derrotado por los israelitas liderados por Aarón y que habían salido de Egipto al frente de su hermano Moisés.

Como es habitual, dirigen estos desvaríos a su gente y en árabe sin aportar ninguna prueba científica porque lo importante es convencer, no justificar. Con ello intentan legitimarse como habitantes originales de esas tierras contra la abrumadora evidencia de presencia judía antes de la destrucción de Jerusalén que día a día descubre la arqueología y otras ciencias capaces de documentar el pasado. Los actuales palestinos son descendientes de los pobladores de la península arábiga que conquistaron la zona en el siglo VII con la expansión del Islam, y de los habitantes nativos que se convirtieron y fusionaron, cristianos bizantinos y judíos. Los que de ninguna manera entran en la composición genética son los cananeos, quienes al desaparecer seguramente se asimilaron con los pueblos vecinos, incluidos los que los conquistaron, los futuros judíos.

Claro que, con esta dinámica de retorcer la realidad, no es de descartar que para reivindicar su carácter aborigen en las mismas tierras nos remitan a unos sapiens mucho más antiguos que (de alguna manera que no se ocuparán de demostrar) serían criaturas identificadas como palestinos. Y si no cuela, ¿qué tal decir que ellos descienden de neandertales injustamente desplazados por colonos sapiens que ocuparon por la fuerza sus territorios? Es una batalla sin fin, ya que, de demostrarse que tampoco los neandertales eran palestinos -habitantes precedentes a los judíos en la región-, habría que retrotraerse aún más en las especies de homínidos en una “escalada biológica inversa” que nos llevaría a la ameba y más atrás. ¿Hasta dónde? ¿Fue el Big Bang el primigenio y explosivo presagio de su identidad? La carrera para ver quién la tiene más larga (la presencia en esas tierras) sólo tiene una salida: el reconocerse los unos a los otros como amantes de un mismo terruño. Los palestinos deben aceptar la existencia de un estado que nació para ser judío (tal como estableció la propia Partición del Mandato Británico aprobada por Naciones Unidas) y nosotros que, a pesar de los desvaríos de sus líderes, los palestinos tienen derecho a una identidad y un estado propios. Sí, en la misma tierra.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorAmos Oz, David Grossman, Etgar Keret imploran a Netanyahu: No deportar a los solicitantes de asilo
Artículo siguienteArnoldo Kraus recibe premio “Ángel de la Ciudad”
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.