Diario Judío México - ¿Cuándo te diste cuenta de que te gustaba la moda?

Desde pequeña. Mi abuelita me animó a ello, estoy triste porque ya murió, pero feliz porque tengo su legado.

¿En dónde fue tu primer desfile?

Fue en Puebla, y fue de moda incluyente. Estuve muy orgullosa de mí misma. Ahí dije: esto es lo mío, esta soy yo. Quiero dedicarme a hacerlo toda la vida. Hice mi marca con diseños coloridos, llenos de tradición, se llama Down to Xjabelle.

¿Qué tan importante ha sido tu familia en todo el proceso?

Muy importante. Especialmente mi abuelita y mi mamá. Hace poco le detectaron cáncer de mama a mi mamá; cuando me enteré pensé que la iba a perder y me sentí muy triste, ahí me di cuenta de que es muy importante para mí. Y mi abuelita fue la mujer más importante en mi vida, ella me empujó para que saliera adelante. Me regaló mi primera máquina de coser.

¿Cuál ha sido el reto más difícil?

La universidad, porque quise estudiar como una persona común y corriente. Apliqué a dos y me negaron el acceso por tener síndrome de Down. Me enojé mucho, pero más mi mamá, porque sabía que podía volar alto.

¿Cómo transformaste este evento en algo positivo?

Ese obstáculo fue el no que cambié por un sí. Ha sido el reto más grande de mi vida, lo superé con empeño, esfuerzo y me sirve como recordatorio. Entré a una academia de corte y confección, en donde aprendí todo, desde coser, hacer patrones, y fue lo más lindo que he tenido.

¿Cómo definirías tu estilo?

Boho style, coquetería, más glamour. Soy elegante y glamourosa.

¿Admiras a alguien por su estilo?

Sí, como diseñadora a Coco Chanel, y a Dolce&Gabanna.

Uno de los momentos más importantes en tu carrera fue London Fashion Week, ¿cómo fue?

Increíble. Me enamoré a primera vista, me abrieron sus corazones, sus almas; me aceptaron como a una más.

El desfile en el bosque de Chapultepec me dio mucha felicidad porque enseñé mis diseños y modelaron chicos y chicas con discapacidades. Lo hice junto con Kadima y Lily Margolis, también con Silke Lubzik de Cambiando Modelos, una organización sin fines de lucro que impulsa la inclusión de las personas con discapacidad haciendo el All inclusive Runway.

Vienes de Nueva York, del Fashion Week, ¿qué hiciste por allá?

Tuve una pop up store, conocí a Donna Karan, una diseñadora amorosa y querida. Me dijo: My little girl, my little one. Pienso hacer un proyecto con ella, tengo prendas en su tienda que espero se vendan.

FuenteHeraldo de México
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorMen Drool as Women Rule in New Play
Artículo siguienteCanción de Sukes
Columnista en El Heraldo de Mèxico y Revista Central y conductora de tv en ADN40.