Diario Judío México - En la delegación académica que representará a en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara destacan tres brillantes mujeres: la doctora Ada Yonath, ganadora del Premio Nobel 2009 en química; la renombrada historiadora doctora Anita Shapira, merecedora del Premio 2008, así como la galardonada de dicho premio este año en cultura y literatura Idish, la doctora Java Turniansky. Las tres científicas, además de la excelencia académica que poseen en sus áreas, son modelos a seguir para jóvenes científicos, en especial mujeres. Aunque en las mujeres alcanzan un alto porcentaje de estudiantes doctorales y posdoctorales, se siguen enfrentando —como en muchos otros países del mundo— con barreras laborales (glass ceiling) en los más altos niveles.

Cabe mencionar que la doctora Yonath, junto con otros distinguidos científicos, participará en una sesión especial dentro de la FIL, enfocada en temas de educación para la Ciencia y Tecnología (C&T), con la presencia de cientos de estudiantes. La doctora Yonath es conocida por su interés en promover a jóvenes investigadoras para que se mantengan dentro de la investigación y la academia. C&T han sido identificadas por varios foros internacionales como fundamentales en el desarrollo económico y social, tanto para los hombres como para las mujeres. Sin embargo, estas últimas, junto con las niñas, enfrentan varios obstáculos derivados de su condición de género que se traducen en su falta de oportunidades para ingresar igualitariamente a la participación en la educación de C&T. En muchos países del mundo estas dificultades se ven reflejadas en la imposibilidad de la mujer de tomar parte activa en la definición e implementación de la investigación, así como de las oportunidades para beneficiarse plenamente de los resultados del conocimiento y de la innovación.

Aunque en los obstáculos de género son menos graves que en otros países, el tema sí recibe atención. Así, el Instituto Weizmann de Ciencias ofrece desde 2007 un programa único de becas, dirigido cada año a 10-12 sobresalientes investigadoras en ciencias exactas o naturales, con el objeto de apoyarlas junto con sus familias durante los dos primeros años de sus estudios posdoctorales. Dicho programa fue merecedor de un reconocimiento europeo. Además, desde 2006 el Instituto Weizmann otorga premios bienales a mujeres científicas de talla internacional. La meta de este premio —más allá del reconocimiento de los logros científicos— es inspirar y motivar a otras jóvenes mujeres a participar en el mundo de las investigaciones.

Estos alicientes constituyen un aliento para encarar problemas específicos que pueden impedir a las mujeres su desarrollo profesional. Por otro lado, el ejemplo personal sigue siendo motivo de identificación entre las mujeres más jóvenes. Es por ello que espero, que tanto las ponentes de la delegación israelí, así como las actividades previstas en la mañana dedicada a la C&T en la presente edición de la FIL, alienten a muchas jóvenes a seguir por el camino de la ciencia y superar así las barreras laborales.

* Artículo publicado en la columna “Ideas mediterráneas” en Excelsior el 10 de octubre, 2013. Rodica Radian-Gordon es Embajadora del Estado de en .

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorDía Mundial de Cuidados Paliativos
Artículo siguienteDía Mundial de la Salud Mental 2013