La respuesta oficial rusa al asesinato de Mohsen Fakhrizadeh, siendo este supuestamente el jefe de campaña del armamento nuclear de Irán, fue de condena el ataque, pero sabía que Irán iba a actuar con moderación y no sucumbiría ante provocaciones. El anuncio de la cancillería condenando el ataque leyó lo siguiente: «Hacemos un llamado a todas las partes para que se abstengan de tomar medidas que puedan incrementar las tensiones».[1] El anuncio tampoco culpó a ninguna parte específica. Petr Akopov, comentarista principal de RIA Novosti en Rusia, se apartó de este patrón en un artículo escrito para Ria.ru. Es cierto que Akopov también creía que Irán no debería dejarse provocar por el asesinato, pero su artículo era testimonio pleno y a toda voz hacia Irán, un país que se resistió valientemente a la globalización y al materialismo occidental y que integró con éxito la religión y la democracia. Irán, según Akopov, logró reunir al mundo musulmán para así resistir contra los Estados Unidos e Israel, los verdaderos terroristas, tal como lo demuestran los asesinatos de Qasem Soleimani y ahora el de Mohsen Fakhrizadeh. La principal razón por la que Irán debería resistir ser provocado sostiene Akopov es que este ha logrado victorias en todos los frentes. Estados Unidos se encontraba de salida en el Medio Oriente y en breve estaría consignando a Israel a su propia suerte.

Puede que Akopov no sea alguien representativo del pensamiento ruso sobre este tema (y la última vez que este artículo tuvo acceso, los votos negativos superaron en número los votos positivos por más de diez a uno), pero Akopov representa a una corriente de pensamiento ruso que intuitivamente se coloca del lado de aquellos líderes musulmanes anti-Occidente tanto en Turquía como en Irán.[2]

El artículo de Akopov es presentado a continuación:[3]

Petr Akopov (Fuente: Izborsk.md)

Israel y los estadounidenses son los verdaderos terroristas, pero estos pueden actuar con impunidad

«¿Cómo denominaría usted a un estado, que lleva a cabo ataques terroristas en otros países y asesina a aquellos que no desea, cuyas fuerzas armadas periódicamente (sin invitaciones ni provocaciones) atacan a otros países? – Un país terrorista. ¿Y si este país también posee armas nucleares? – un país terrorista con bombas atómicas.

«¿Debería castigarse a un estado así? Bueno, por supuesto, si no es mediante acciones por igual (basadas en el principio del ‘ojo por ojo’) o una invasión militar (siendo esta imposible debido al riesgo de que estalle una guerra nuclear), entonces a través de diversas sanciones internacionales, por la inclusión de este estado en la lista de países que patrocinan el terrorismo. Al fin y al cabo, el terrorismo es el principal enemigo y la principal amenaza a la humanidad: esto, al menos, es lo que ellos nos han dicho en las dos últimos décadas, desde que ocurrieron los ataques del 11-S.

«¿Si esto es así? Bueno, en ese caso, usted no solo le tiene fobia a los norteamericanos, sino también es antisemita, porque se opone al ‘derecho legítimo que posee Israel de asesinar a los enemigos de Israel en cualquier lugar y en cualquier momento’. Sí, estoy hablando del asesinato de un científico nuclear ocurrido el viernes pasado y uno de los líderes del complejo militar-industrial iraní Mohsen Fakhrizadeh.

«Este murió cerca de Teherán luego de un ataque terrorista organizado y perpetrado por los servicios especiales israelíes: Israel, por supuesto, no confirma oficialmente su participación, pero nadie en el mundo tiene alguna duda sobre quién ordenó y organizó este asesinato. Israel ya ha asesinado a varios científicos iraníes que trabajaron en el área nuclear y en repetidas ocasiones ha realizado intentos por asesinar a Fakhrizadeh. Teherán acusó a Estados Unidos e Israel del asesinato y prometió vengarse de ello.

Pero casi todo el mundo está seguro de que no habrá represalias adecuadas: a comienzos de este año, los estadounidenses asesinaron a Qasem Soleimani, el legendario General iraní, hecho ocurrido en Bagdad y la respuesta fue muy modesta por al menos decir (un ataque a una base militar en Irak, por el cual los estadounidenses tuvieron mucho tiempo para prepararse).

«Pero la ausencia de una respuesta similar no significa el éxito de la estrategia estadounidense-israelí para combatir contra Irán. Aunque, primero, uno necesita entender de buenas qué y por qué estos están combatiendo».

Irán ha llevado a cabo la lucha contra el globalismo y el materialismo occidental incluso cuando este se vio solo ante los demás

«Irán ha estado actuando como el enemigo ideológico más consistente de Occidente durante cuarenta años, Israel en este caso es sólo una parte muy pequeña de la civilización occidental que fue trasladada al Medio Oriente.

«Después de ocurrir la revolución iraní se fundó un sistema político único y singular – una teocracia islámica combinada con una democracia electiva. Tras el colapso de la URSS y el proyecto comunista, solo quedó de pie un sistema ideológico en el mundo que se promocionó a sí mismo como una alternativa y como oponente al globalismo occidental, contra la sociedad de consumo y el materialismo tecnocrático: estoy hablando del modelo islámico iraní de sociedad y de estado. Como todos los grandes pueblos, los iraníes (descendientes de una de las civilizaciones más antiguas del mundo) no están exentos del mesianismo.

«Sí, los iraníes son chiitas, es decir, pertenecen a la minoría del mundo islámico, pero sus ambiciones son al menos pan-islámicas. El mundo islámico está compuesto por billón y medio o incluso dos billones de personas – una cifra nada pequeña de la población de la Tierra – unida por una fe viva y ardiente junto a la solidaridad. Para aquellos globalizadores del Atlántico, el Islam es sumamente inconveniente, principalmente porque es una sociedad tradicionalista que no puede ser reconstruida de la manera en que la desea el consumidor y el hedonismo. El mundo está fragmentado tanto religiosa como políticamente, dividido en decenas de estados y pueblos. Este puede ser manipulado – ambos enfrentando países entre sí y creando proyectos y estados que pueden ser gobernados. Occidente ha estado haciendo lo posible durante muchos años, impidiendo el surgimiento de un líder capaz de liderar al ummah musulmán.

«Pero en este punto entra Irán a escena y ese país afirma no solo independencia, sino el derecho a unir a todos los musulmanes en contra de una presión externa e intentos de manipularlos. La lucha por Jerusalén se convirtió en un símbolo de la resistencia del Islam contra Occidente. La ciudad fue tomada de los musulmanes no sólo por Israel, sino por Occidente como un todo. No es casualidad que la unidad encabezada por Soleimani se llame «Al-Quds» – en honor al nombre árabe dado a Jerusalén.

Irán apoya la resistencia justificada de palestinos y libaneses 

«Irán es el enemigo de Israel exactamente en la misma medida que Occidente e Israel, entidad que ocupa Palestina y no desea devolver Jerusalén Oriental, son enemigos del mundo islámico. Durante más de medio siglo, Israel se ha negado a liberar Jerusalén Oriental, a pesar de cualquier resolución dictaminada por las Naciones Unidas y la postura de la mayoría de los países del mundo. ¿Es el derecho de los fuertes? – Sí, pero entonces uno no debería sorprenderse por el derecho a la resistencia. Irán, más que nadie en el mundo islámico, apoya a quienes luchan contra la ocupación o contra la agresión israelí: palestinos, libaneses.

“’¡Ah, este apoya a los terroristas del Hezbolá libanés!’ – dicen los medios de comunicación anglosajones, pero de hecho, Hezbolá ni siquiera es un partido político o un ejército, es una auto-organización de la población chiita del Líbano, que durante mucho tiempo ha sido mayoría en el país, pero no posee suficiente representación en el gobierno. Irán apoya no solo a los chiitas de Hezbolá, sino también a los sunitas en Palestina. Sí, este apoya a quienes están decididos a resistir al ente Israel. Bueno, sería extraño esperar que todo el mundo islámico acepte la pérdida de Al-Quds y de la Mezquita Al-Aqsa.

«En respuesta, los Estados Unidos e Israel demonizan a Irán de todas las formas posibles: este ha sido declarado como el diablo encarnado, incluido en las listas de estados que patrocinan el terrorismo y sujeto a varias sanciones internacionales. ¿Por qué las sanciones internacionales? – Porque el mundo en su totalidad estuvo asustado por el hecho de que Irán desea obtener una bomba atómica, por supuesto, para destruir inmediatamente a Israel.

“Se inventan especulaciones descaradas sobre el tema: ‘¡Nosotros no permitiremos un nuevo Holocausto!’, que de hecho se reduce a la idea de que ‘para salvar al estado judío, Irán debe ser derrotado’. Está del todo claro que esto debería ser realizado por los Estados Unidos. Luego de la invasión estadounidense a Irak en el 2003, durante varios años intentaron atraer más la guerra estadounidense-iraní, como mínimo un ataque sobre Irán y como máximo su derrota militar. ¿Para qué? – Supuestamente con el fin de detener el programa iraní para crear armas atómicas, aunque el liderazgo iraní ha declarado en repetidas ocasiones, que el estado no va a crear un arma atómica.

«Y en el año 2013, el Líder Supremo de Irán, el Ayatolá Jamenei, incluso emitió un fatua sobre la inadmisibilidad de las armas nucleares por la misma razón de ir en conflicto con el Islam.[4] Pero Irán sigue viviendo bajo sanciones – no solo por la adquisición de armamento, sino también debido al petróleo, que privó potencialmente a uno de los países más ricos del mundo de una gran parte de su ingreso nacional. Pero Irán no se rindió, e incluso su ‘expansión’ en la región, que fue utilizada tanto por Israel como por los sauditas (los principales competidores de Irán por lograr influencia tanto en la región como en el mundo islámico en su conjunto) para asustar a Occidente y a sí mismos y solo lograron avances adicionales. Irán fortaleció sus posiciones en Irak y en el Líbano, envió un ejército para ayudar a Assad en Siria, apoyó a los rebeldes yemeníes – estos son solo una gran parte de los éxitos del país, que fueron solo el resultado de las mismas derrotas y fracasos de Occidente (el más sorprendente ejemplo de ello es Irak).

«En el año 2015, en gran parte gracias a la participación de Rusia, fue firmado un acuerdo acerca del programa nuclear iraní: Estados Unidos comenzó a buscar una salida al estancamiento. Parecía que con algo más de esfuerzo Irán estaría libre de sanciones y comenzaría a respirar libremente, pero esto no fue aceptable ni para Israel ni para Arabia Saudita. Y, deseando estar de su parte y ganar puntos por ello, Donald Trump sacó a Estados Unidos del acuerdo nuclear imponiendo presión sobre Irán. Y en enero de este año, ordenó el asesinato de Soleimani, una provocación que pudiera costarle muy caro al mundo entero.

«Queriendo estar de su parte y ganarse una ventaja política, Donald Trump sacó a los Estados Unidos del acuerdo nuclear presionando más a Irán. Entonces, en enero de este año, Trump ordenó el asesinato de Soleimani, una provocación que pudiera ser muy costosa para el mundo en su totalidad.

«Este pudiera ser el caso si Irán se comportase tan imprudentemente como Estados Unidos e Israel. Sí, este no posee su sentido de impunidad, pero lo más importante, posee una estrategia a largo plazo. Es simple: tarde o temprano Occidente será forzado a abandonar el Medio Oriente. Los regímenes árabes amistosos en su relación con Occidente han perdido gran parte del respeto de su pueblo – ya sea por una forma de vida injusta para los musulmanes o por un acomodo indigno con los estadounidenses y el mundo exterior. Ninguno de ellos priorizaron la lucha por Al-Quds y el derecho de los musulmanes a vivir según sus propias leyes en su propia tierra, pero Irán si lo hace. El rival de Irán en la lucha por la influencia en la «calle islámica» es solo Recep Erdogan, un líder turco muy cercano a la Hermandad Musulmana, que habla constantemente de intereses y objetivos pan-islámicos. Pero los anglosajones no pueden permitirse el lujo de comportarse con Turquía como lo hacen con Irán y el grado de autonomía de la élite turca respecto a Occidente todavía está muy por debajo del de la élite iraní.

«Los estadounidenses creen que la dirección de la política pautada por Turquía todavía puede ser cambiada simplemente eliminando a Erdogan, ya sea a través de un golpe de estado o elecciones. Irán no se desviará de su camino – por ende, asesinaron a Soleimani y a Fakhrizade.

Soleimani (izquierda) y Fakhrizadeh, víctimas del terrorismo estadounidense-israelí (Imagen: Translarium.info)

«Pero el asesinato de Fakhrizadeh obviamente no cambiará nada. Incluso si usted cree en el deseo de Irán de crear una bomba atómica, los programas nucleares y de misiles iraníes continuarán incluso sin su persona. Al contrario, ¿y si, después de su asesinato, el Ayatolá Jamenei reconsiderase su postura y decida que la bomba atómica ya no es haram [prohibida]?

«Esta lógica sería la apropiada, si Israel realmente temiera la creación de una bomba atómica iraní y crea que tiene intenciones de atacar a su país. ¡Pero no! Israel realmente lo que desea es provocar que Irán tome represalias. Sí, esto fue pura provocación: que Irán se vengue y esto será usado como pretexto para un ataque estadounidense en su contra. Es decir, por las buenas o por las malas, Netanyahu durante una década y media ha estado tratando de alentar a Estados Unidos a que ataque a Irán. Pero esta vez no tendrá éxito, ni con Trump ni con Biden y no solo porque Irán no sucumbirá ante la provocación.

«Porque Trump, aunque fue engañado por los neoconservadores (tanto a lo referente al aumento de la presión sobre Irán como al reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel), todavía no considera un ataque a Irán como una opción posible de realizar.

«Uno debe tomar con precaución las recientes informes que se ‘filtran’ sobre su deseo de organizar un ataque a las instalaciones nucleares iraníes; lo único que parece cierto es el deseo de Trump de estudiar la posibilidad y efectividad de realizar un ataque cibernético. Una guerra con Irán – y cualquier ataque con misiles en territorio iraní aumentarán críticamente tales riesgos – y va en contra de los planes de Trump de detener la participación de Estados Unidos en nuevos conflictos militares. Pero la administración Biden tampoco causará mucho ruido, incluso si no retorna al acuerdo nuclear – Washington no meterá las manos en el fuego por Israel.

«Después de todo, incluso un ‘halcón’ como Dick Cheney, el vicepresidente de Estados Unidos y gobernante de facto de los Estados Unidos bajo el mandato de Bush Jr., no decidió atacar a Irán, al darse cuenta de las consecuencias catastróficas que este esfuerzo pudiera causar. Por supuesto, existen partidarios a una solución militar al ‘problema iraní’ en Washington como John Bolton, pero ellos no toman decisiones, ni los globalistas ni los nuevos aislacionistas desean provocar el Armagedón.

La victoria de Irán sobre Israel está asegurada

«Nadie ayudará a Israel, que durante mucho tiempo (ilegalmente, es decir, en secreto) se encuentra en posesión de armamento nuclear, simplemente porque no existen buenas opciones en su actual estrategia.

«Un ataque a Irán conducirá a una gran guerra en el Medio Oriente, en la que todos, incluyendo aquellos que la provocaron, serán consumidos.

«Una apuesta a la presión sobre Irán y a su aislamiento tampoco funcionará, no porque Irán tarde o temprano adquiera una bomba atómica y la arroje sobre Israel. ¡No! Irán no hará esto, pero continuará apoyando a esas fuerzas en el mundo islámico que no están de acuerdo con los intentos de Israel de mantener el estatus quo en Palestina y Jerusalén para siempre. Y tarde o temprano terminará con la derrota de este joven estado [Israel] – después de que pierda el apoyo de su aliado en el extranjero, que inevitablemente abandonará su papel de ser la hegemonía mundial.

«La injusticia será aquello que asesine y no la bomba atómica».


[1] Mid.ru, 27 de noviembre, 2020.

[2] Véase la serie de MEMRI Despacho Especial No. 8874 – Reacciones de Rusia a la decisión de Turquía de convertir la iglesia Hagia Sofía de nuevo en mezquita, Parte II: Comentarista ruso Akopov: ‘Dos Roma han caído, la tercera todavía se mantiene de pie… es decir, ya no existe Constantinopla – existe Estambul’, 31 de julio, 2020.

[3] Ria.ru, 1 de diciembre, 2020.

[4] MEMRI ha publicado numerosos estudios que refutan el argumento del fatua. Akopov se aferra a esta historia a pesar del secuestro israelí de los Archivos Nucleares iraníes ocurrido en el año 2018. Véase la serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 1394 – Perspectivas tras la exposición del programa nuclear militar de Irán – Parte I: El liderazgo del régimen religioso de Irán miente sobre los temas islámicos esenciales y manipula la religión para justificar su control sobre el poder y expansión regional, 6 de mayo, 2018.

The post Comentarista ruso Akopov: Irán no se verá provocado a iniciar una guerra mundial debido al asesinato de Fakhrizadeh, ya que su merecida victoria está asegurada sin tener que entrar en un conflicto mayor first appeared on MEMRI Español.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorCanal YouTube del portal MEMRI TV alcanza los 40.000 seguidores y más de 12.5 millones de reproducciones
Artículo siguienteKuentos israelis