En un decreto publicado el 10 de julio, 2020 el Presidente turco Recep Tayyip Erdogan revocó la ley decretada en 1934 que convirtió a la iglesia Santa Sofía (Hagia Sophia) de una mezquita en museo, convirtiéndola nuevamente en una mezquita. Erdogan también colocó la estructura histórica, que estuvo bajo la autoridad del Ministerio de Turismo y Cultura, bajo la autoridad del Ministerio de Asuntos Religiosos del país.[1]

Mientras la acción de Erdogan fue alabada por los clérigos de la Hermandad Musulmana, antiguos funcionarios de Al-Azhar en Egipto, la institución religiosa más importante del país y la institución líder en el mundo islámico sunita, se opusieron vehementemente. Estos argumentaron que estaba prohibido convertir una iglesia en mezquita y que la edificación debería seguir siendo museo o iglesia. Uno de los jeques incluso declaró que la medida reflejaba la enemistad de la Hermandad Musulmana hacia la civilización humana.

Las declaraciones por parte de funcionarios de Al-Azhar ante el cambio de la Hagia Sophia en a mezquita refleja la tensión sin precedentes entre Egipto y Turquía, que comenzó en julio del año 2013 tras la expulsión de Mohamed Morsi de la presidencia egipcia por el actual Presidente egipcio Abd Al-Fattah Al-Sisi, quien para ese momento era ministro de defensa. Erdogan, quien era en ese momento primer ministro de Turquía, todavía no reconoce la legitimidad del gobierno de Al-Sisi y junto a Qatar, patrocina a aquellos oponentes a Al-Sisi en la Hermandad Musulmana. Las tensiones entre Egipto y se han disparado recientemente luego de la creciente participación militar de en apoyo al Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN) en Libia, encabezado por Fayez Al-Sarraj. Egipto lo percibe como un intento de Erdogan por establecer a como una potencia regional mientras amenaza con desestabilizar a Egipto. Las fuerzas de Al-Sarraj, respaldadas por las fuerzas militares turcas, han avanzado recientemente hacia la región rica en petróleo al este de Libia, cercana a la frontera con Egipto y esto pudiera terminar en un conflicto militar entre Egipto y dentro de suelo libio.

Este informe presentará declaraciones de los clérigos de Al-Azhar que se oponen a que convierta a la Hagia Sophia en mezquita:

Ex-adjunto al jeque de Al-Azhar ‘Abbas Shuman: Está prohibido convertir una iglesia en mezquita; las casas de culto de todas las religiones deben ser respetadas

‘Abbas Shuman, ex-delegado del jeque de Al-Azhar, le dijo a la agencia de noticias rusa Sputnik en árabe el 10 de junio, 2020: «El respeta las casas de culto de todas las diferentes religiones y está terminantemente prohibido convertir una iglesia en mezquita, así como está prohibido convertir una mezquita en iglesia. Esta [conversión de una iglesia en mezquita] es un principio que la ideología de Al-Azhar no acepta, [ya que] todos los lugares de culto, de todas las religiones, deben ser respetados… Lo que le pertenece al es musulmán, lo que le pertenece al cristianismo es cristiano y lo que le pertenece al judaísmo es judío. Esta acción [de convertir una iglesia en mezquita] es muy provocativa y contraviene las directivas del tal como nosotros las conocemos y que fueron seguidos por nuestros justos padres en la antigüedad. Es un hecho conocido que estos se preocuparon por los lugares sagrados de otras [religiones], las protegieron y no los dañaron…

«Cualquiera que sea su objetivo, esta acción [de convertir a la Hagia Sophia en mezquita] es inaceptable, ya sea para obtener logros políticos o si fue motivado por buenas intenciones. Esta acción es fundamentalmente errónea y ni los objetivos políticos ni las buenas intenciones justifican haber cometido un error que es inaceptable en esencia. No es posible revocar, agregar o crear [nuevas] leyes en el que no existen [en el sharia]. Inventar objetivos de manera artificial y afirmar que benefician al es una distorsión de las directivas tolerantes del Islam… El nunca convirtió iglesias en mezquitas por la fuerza. Al contrario, fueron los musulmanes y sus mezquitas los atacados y aquellos responsables de estas acciones estaban errados. El principio de convertir una iglesia en mezquita es inaceptable, al igual que la acción opuesta de convertir una mezquita en iglesia. Puede haber excepciones, por ejemplo, si los residentes de una ciudad cristiana se convirtieron al y convirtieron su iglesia en mezquita para rezar en esta, lo que no perjudica a nadie, o si una [antigua] ciudad musulmana ya no posee residentes musulmanes y todas las habitantes allí son seguidores de una religión diferente, las mezquitas allí pueden convertirse en lugares de culto para la tal religión».[2]

‘Abbas Shuman (Fuente: Gate.ahram.org.eg, 3 de septiembre, 2018)

Profesor de la Universidad Al-Azhar Saad El-Din Helaly: La Hagia Sophia debería seguir siendo un museo; es naturaleza de la Hermandad Musulmana y del político posesionarse de lo que es de otros

Saad El-Din Helaly, profesor de jurisprudencia islámica en la Universidad Al-Azhar, dijo en una entrevista publicada el 13 de julio, 2020 en el canal de televisión saudita-egipcio MBC Misr que al renovar los rezos de los viernes en la Hagia Sophia, el gobierno turco afiliado a la «Hermandad Musulmana» «incrementaba su hostilidad» contra la civilización humana». Agregando que la Hagia Sophia debería seguir siendo museo y que es la naturaleza de la Hermandad Musulmana y del político tomar de las religiones y de otros lo que no les pertenece, este les pidió a los musulmanes en que boicoteen los rezos del viernes 24 de julio en la Hagia Sophia. Este afirmó además que en 1945, el mundo acordó «dejar pasar lo pasado» y resolver los conflictos de manera pacífica y acusó a Erdogan de querer hacer retroceder el tiempo a la época antes de 1945.

Para ver este video en el portal TV, pulse aquí o debajo:

Profesor en la Universidad de Al-Azhar Ahmad Karima: La Hagia Sophia, al igual que la Esfinge y las Pirámides, pertenece al patrimonio de la humanidad; y debería seguir siendo iglesia

 

Ahmad Karima, profesor de derecho islámico en la Universidad de Al-Azhar, dijo en una entrevista publicada el 13 de julio, 2020 en el Canal 1 de Egipto que la Hagia Sophia es parte del patrimonio de la humanidad y debe seguir siendo iglesia. Este dijo que los estudiosos en Al-Azhar tuvieron el mismo razonamiento para condenar la destrucción realizada por los talibanes de las antiguas estatuas de Buda en Afganistán. Cuando los compañeros del Profeta Mahoma llegaron a Egipto, agregó, vieron monumentos egipcios antiguos como la Esfinge y las Pirámides, pero no los destruyeron ni los convirtieron en mezquitas porque pertenecían al patrimonio de toda la humanidad, por lo tanto, si la Hagia Sophia fue una vez una iglesia cristiana, ahora debería seguir siendo lo que fue, una iglesia.

Para ver este video en el portal TV, pulse aquí o debajo:


[1] Resmigazete.gov.tr, 10 de julio, 2020.

[2] Arabic.sputniknews.com, 10 de julio, 2020.