En un evento organizado por la organización no-gubernamental yihadista Al-Rehmat Trust en Peshawar, la capital de la provincia de Khyber Pakhtunkhwa en Pakistán, el estudioso islámico Maulana Muhammad Ilyas Qasmi justificó el asesinato de judíos para proteger la naturaleza religiosa de un estado islámico, declarando: “La defensa del Estado de Medina yace en el asesinar judíos”.

En Pakistán, grupos islamistas y principales líderes políticos tales como el Primer Ministro Imran Khan describen a Pakistán como Madina-e-Saani (“la Segunda Medina”), queriendo decir que Pakistán es el segundo estado islámico después del establecido por el Profeta Mahoma en Medina en lo que es hoy Arabia Saudita. Al-Rehmat Trust es el ala benéfica de la organización yihadista pakistaní Jaish-e-Muhammad (JeM).

Jaish-e-Muhammad está liderado por Maulana Masood Azhar, uno de los tres terroristas liberados por India a cambio de los pasajeros de un avión de la aerolínea Indian Airlines secuestrado en Kandahar en 1999 cuando los talibanes estaban en el poder en Afganistán. Maulana Ilyas Qasmi es el jefe del departamento de da’wa (“predica”) del Al-Rehmat Trust.

Maulana Qasmi es ponente habitual en los eventos organizados por Al-Rehmat Trust. Al pronunciar un discurso especial en una competencia de debate inter-madraza en Peshawar, Maulana Ilyas Qasmi también invitó a cientos de personas a los rezos, al yihad y Kalima. “Kalima” se refiere a las palabras pronunciadas para proclamar la creencia de uno en el Islam: “No existe deidad alguna más que Alá y Mahoma es su mensajero”.

Según un informe publicado en la edición del semanario en urdu Haftroza Al-Qalam el 23-29 de noviembre, 2018, Maulana Ilyas Qasmi dijo que “la defensa del Estado de Medina yace en el asesinato de judíos”. [Este] dijo además: “¡Musulmanes! Estudien los 10 años de vida en Medina del señor [el Profeta Mahoma] del Estado de Medina. Entonces ustedes también, si Alá lega, llegarán a esta conclusión de que en el Estado de Medina, ningún cristiano, judío o politeísta tuvo el coraje de abanicar sus alas”.

“E incluso si alguno que otro judío extendiera sus manos en el Estado de Medina, entonces el señor del Estado de Medina declaró [una operación militar] en contra del judaísmo”, dijo Maulana Qasmi, según el informe en el diario Haftroza Al-Qalam.

La palabra urdu para referirse al judaísmo, “Yehudiyat”, posee una connotación positiva-neutral cuando se discute la religión judía, pero a veces tiene una connotación peyorativa cuando se involucra la demonización de los judíos. Por lo tanto, judaísmo es el equivalente inglés más cercano a este significado.

“Es triste decir que hoy se ha puesto en boga la consigna para transformar el Estado de Pakistán sobre los lineamientos del Estado de Medina, pero a pesar de todo esto, cuando surgió el tema del honor al señor del Estado de Medina, “luego el honor del señor de Medina fue mancillado solo por la razón de que los judíos no deberían disgustarse con nosotros”, le dijo a la audiencia el Maulana Ilyas Qasmi.

El contexto de la declaración de Maulana Qasmi fue la orden de la Corte Suprema de Pakistán de poner en libertad a Aasia Bibi, una cristiana, quien fue encarcelada por blasfemar contra el Profeta Mahoma. Aunque Aasia Bibi no es judía, la declaración de Qasmi conlleva la presuposición de que los judíos controlan las políticas de Pakistán y se molestaran si Aasia Bibi fuese ahorcada por blasfemia.

Maulana Ilyas Qasmi exhortó a los escuchas: “¡Musulmanes! Díganle a aquellos que vociferan la así llamada consigna [de que Pakistán se convertirá en la segunda Medina], de que no haremos ningún tipo de compromiso contra el honor del señor del Estado de Medina. Y nosotros, si Alá lega, sin perjudicar la paz de nuestro país Pakistán, incineraremos los parlamentos de aquellos blasfemos al Profeta, solo respiraremos luego de sacrificar nuestras vidas por la dignidad del Profeta”.

*Tufail Ahmad es miembro principal sénior de la Iniciativa Islamismo y Contra-Radicalización en MEMRI.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorHoras finales de #GivingTuesday
Artículo siguienteLos contrastantes mensajes de Turquía dirigidos a Occidente e internos en relación al caso del asesinato de Khashoggi