Diario Judío México - Un proyecto de ley con la intensión de prohibir el niqab (el velo completo al rostro) en lugares públicos, presentado recientemente por parlamentarios egipcios, provocó un acalorado debate público en el país con artículos a favor y en contra en la prensa egipcia.

El tema del código de vestimenta islámico para la mujer se debate periódicamente en la sociedad egipcia. Esto también sucedió hace varios meses luego que la actriz egipcia Hala Shiha, quien ha vivido en Canadá durante los últimos años, anunció que volvería a la escena artística y apareció en los medios de comunicación con la cabeza descubierta. Este anuncio se produjo 12 años después de que la actriz abandonara el mundo del espectáculo para adoptar un estilo de vida religioso, en el que opto ataviarse con un hijab (que cubre el cabello y los hombros de una mujer pero no su rostro) y en ocasiones, incluso un niqab. Según informes, también cerró una página Facebook en la que solía publicar material religioso predicando el Islam y promoviendo el velo.[1]

Shiha con y sin el hijab (imagen: Al-Shurouq, Egipto, 9 de agosto, 2018)

En una entrevista con el diario egipcio Al-Yawm Al-Sabi’, durante la cual fue fotografiada con la cabeza descubierta junto al editor del diario Hani’ Izzat, Shiha dijo que la decisión de reanudar su carrera de actriz había sido difícil y la retomó luego de deliberarlo profundamente.[2] En una entrevista en el canal por satélite egipcio Dream TV, dijo que dejó de utilizar el niqab cuando se mudó a Canadá, ya que estaba en desacuerdo con el medio ambiente allí. Ella agregó que quitarse el velo no significaba haber abandonado la religión: “Lo más importante para una mujer es [su] moral y el hijab no es una medida de piedad religiosa en lo absoluto… Sé que muchos estaban furiosos con ella por haberse quitado el hijab, pero el hijab es [solo una] parte de la religión y no la religión en su totalidad y yo no he abandonado [al Islam]… Cada persona pasa por diferentes etapas de la vida y por diversos trastornos, durante el cual aprende infinitamente”.[3]

Shiha con Hani ‘Izzat (imagen: Al-Yawm Al-Sabi’, Egipto, 8 de agosto, 2018)

La decisión de Shiha y sus declaraciones al respecto provocaron un acalorado debate en las redes sociales y en los medios de comunicación tradicionales de Egipto. Algunos, incluyendo al Ministro de Dotaciones Religiosas de Egipto junto a otros predicadores islámicos, así como también salafistas y mujeres activistas pertenecientes a la Hermandad Musulmana, se opusieron a su acción y la llamaron a que se arrepintiera, mientras que otros, principalmente intelectuales y periodistas liberales, la aplaudieron y lanzaron hashtags tales como “#Esperándote, Hala”. Las reacciones en apoyo a Hala también fueron publicadas por periodistas y columnistas en la prensa egipcia. Estos escribieron que la decisión de ataviarse o no con el hijab era suya y nadie tenía derecho a interferir en su decisión. Muchos de ellos también declararon que Hala era un ejemplo de un fenómeno mucho más amplio de mujeres que fueron víctimas de la prédica de la Hermandad Musulmana y que su decisión actual es un acto de desafío contra la Hermandad Musulmana y otra señal de que los salafistas y los movimientos del Islam político, que tratan de forzar sus “distorsionados” puntos de vista sobre la sociedad egipcia, colapsan.

Este informe dará un repaso al debate provocado en Egipto por la decisión de Hala Shiha de dejar de utilizar el hijab.

El ministro de Dotaciones Religiosas egipcio, mujeres activistas de la Hermandad Musulmana y jeques salafistas urgen a Hala Shiha a que se atavíe de nuevo con el hijab

Tal como se dijo, críticas a la acción de Shiha se escucharon por parte de clérigos, activistas de la Hermandad Musulmana y de los salafistas. El Ministro de Dotaciones Religiosas de Egipto Mohamed Mokhtar Gomaa, dijo sobre este tema en una entrevista en el canal de televisión Al-Mihwar TV, que no existe coerción en el Islam y que los clérigos solo pueden aconsejar a la gente, cuyo objetivo final es con Alá. Sin embargo, agregó que “todo el cuerpo de una mujer es awrah [desnudez], excepto su rostro y sus manos. Esa es la opinión de la religión y eso es lo que nosotros predicamos”.[4]

Entre las reacciones a la decisión de Shiha, se destacaron aquellas de mujeres jóvenes activistas, que expresaron su pesar al tema y la instaron a que se arrepintiera. Ayat ‘Orabi, activista principal de la Hermandad Musulmana, escribió en su página Facebook que Shiha es víctima de los egipcios que la corrompieron: “Hablando como musulmana, me duele ver [a la gente] celebrar el cambio de rostro de una mujer musulmana que se ha quitado el hijab… estoy hablando de la guerra explícita en contra del Islam que se inició cuando una mujer musulmana se quitó el hijab… veo gente tratando de desvestir a esta mujer musulmana y exponer su vergüenza y hacerla regresar al sombrío [mundo] del entretenimiento y cine donde existen mujeres de muy mala reputación que se quitan  la ropa… Hubo un mes, durante el cual ella se alejó de su hogar en Canadá y visitó Egipto, convirtiéndose en una guarida del diablo, tuvo tiempo suficiente para que la gente se reuniera a su alrededor y le susurrase al oído que se despojara del niqab. Yo le digo a Hala Shiha: Recoge tu equipaje, sal de Egipto y regresa al lugar de donde viniste. Huye de esta gente con tu religión [intacta] y ruégale a Alá que te salve de lo que se te ha susurrado [al oído]”.[5]

Khadija Khayrat Al-Shatir, hija de Khayrat Al-Shatir, la antigua guía general de la Hermandad Musulmana quien actualmente se encuentra en prisión en Egipto, también instó a Shiha a reconsiderar su decisión.[6] Amira ‘Izzat, hija del guía general adjunto de la Hermandad Musulmana Muhammad’ Izzat, quien huyó de Egipto, publicó en Facebook que Shiha, quien según ella fue amiga íntima, es inconstante en sus opiniones.[7] Shiha dijo en respuesta que habló con Amira ‘Izzat solo dos veces en su vida.[8]

El jeque salafista Muhammad l-Sawi publicó en su página Facebook un video en el que derramó lagrimas por la decisión de Shiha. Este afirmó que ella habló con él durante el último Ramadán y le dijo estar feliz en su decisión de ataviarse con el niqab.[9] Escribiendo bajo el hashtag “#Te espero, Hala”, el jeque salafista Hazem Shouman también le pidió a Shiha que resumiera utilizar el hijab.[10]

Muchos otros usuarios egipcios de Facebook y Twitter respondieron de manera similar. La usuaria de Facebook Pransech Mariah escribió: “Chicas, utilicen el hashtag ‘#Esperando por ti, Hala’. Tal vez podamos persuadirla de que vuelva a Alá”.[11] El usuario en Twitter Ahmed Elaskary escribió bajo este hashtag: “Alá, hazla retornar al camino de la obediencia y al sendero de Tu Paraíso. Alá, fortalece tu religión en nuestros corazones”.[12] Varios otros usuarios también esperaban que Alá hiciera que Shiha se arrepintiera de las decisiones que tomó.[13]

Intelectuales apoyan a Shiha y acusan a la Hermandad Musulmana de utilizar el hijab para controlar a la mujer y a la sociedad

Al contrario, los liberales egipcios aplaudieron la decisión de Hala Shiha. En su programa en el canal de televisión LBC, el periodista y presentador de televisión Muhammad Al-Ghayti llamó a otras a seguir su ejemplo, diciendo: “Hala Shiha ha regresado [a nosotros] desde lo más profundo del extremismo y el fanatismo. Si uno desea acercarse más a Alá, participen en una actividad artística respetable que demuestre la naturaleza moderada y humana de la fe”.[14]

Algunos también condenaron a la Hermandad Musulmana y a los salafistas que atacaron a Shiha por quitarse el hijab, diciendo que estaban utilizando el tema del hijab para dominar la esfera pública. La escritora, poeta y traductora egipcia Fátima Na’out le dijo al diario egipcio Al-Masri Al-Yawm: “Debido al vacío que les caracteriza, la Hermandad Musulmana y los salafistas temen perder su mercancía, que no tiene compradores y es por ello qué ven el hecho de haber perdido a una seguidora, Hala Shiha, como una amenaza para su empresa terrorista. Vi a un jeque salafista gimiendo porque [se quito] el hijab, pero este no llora por alguna chica hambrienta o por otras pequeñas que se sientan en la calle sin tener a donde ir. No vi a [estos jeques] derramar lágrimas cuando Jerusalén se convirtió en la capital de …”[15]

La parlamentaria egipcia Dra. Amna Nasir, ex-profesora en Al-Azhar, criticó a la Hermandad Musulmana y a los salafistas por hacer uso político del tema del hijab, diciendo: “[Utilizar] el hijab es un mandamiento de Alá. La vestimenta modesta de la mujer es un principio fundamental decretado por las religiones monoteístas y no a través de ninguna corriente política. La adherencia obstinada de ciertos grupos, tales como los salafistas y la Hermandad Musulmana, ha creado una asociación distorsionada entre ellos y esta forma de vestimenta junto a esta confusión ha generado una mancha en esta modesta forma de vestir”.[16]

El apoyo a Shiha y las críticas a la Hermandad Musulmana también fueron expresados en las redes sociales. La usuaria Rasha tuiteó: ‘Bienvenida [de nuevo] a la vida, Hala”.[17] Otra usuaria, quien se describe a sí misma como egipcia secular, tuiteó:” Los [signos] externos de la religiosidad, tales como el hijab y el niqab, son solo símbolos políticos inventados por las organizaciones religiosas como prueba de su dominio de las esferas públicas y para demostrar su control de la población”.[18] La periodista egipcia Yasmin Mahfouz tuiteó: “La crisis que siguió luego que Hala Shiha eliminara el utilizar el niqab y luego el hijab… prueba que cualquiera que abandone el manto de la Hermandad Musulmana está condenado a la muerte”.[19]

Periodistas egipcios: El caso de Shiha es ejemplo de la lucha contra la Hermandad Musulmana y el Islam radical

Tal como se dijo, el tema también fue ampliamente discutido en la prensa egipcia. Muchos artículos apoyaron a Shiha, diciendo que su decisión fue un acto de desafío contra el Islam político y especialmente de la Hermandad Musulmana, quienes, según dijeron, utilizan el hijab para imponer sus ideas extremistas sobre la sociedad.

Periodista y político egipcio: Shiha cayó víctima de la brutal promoción realizada por la Hermandad Musulmana como medio para controlar a la mujer

En un artículo en el diario del gobierno Al-Ahram, el periodista y político egipcio Osama Al-Ghazali Harb sostuvo que el caso de Shiha era ejemplo de un fenómeno mucho más amplio en Egipto por el cual la mujer joven se coloca el hijab luego de haber sido expuesta a la prédica de la Hermandad Musulmana. Este escribió: “Noté el estupor en los medios de comunicación y en las redes sociales luego que la joven actriz Hala Shiha se quitara el hijab. Aparentemente, ella solía utilizar un niqab y ahora ha vuelto a utilizar atuendos normales. Lo que una persona se pone como vestimenta es su problema y es una libertad individual en la que nadie debería interferir… pero descubrí que el tema va mucho más allá del entorno personal y reflejo aspectos culturales y políticos que no pueden ser ignorados…

“Me sorprendió escuchar a uno de los predicadores llorando en las redes sociales y lamentando que Hala se quitara el hijab. [Pero] las cosas se aclararon cuando vi a un predicador de la Hermandad Musulmana, [el periodista] Ayat ‘Orabi, quien huyó [de Egipto hacia los y es acusado de traición contra su patria], expresó gran pesar por la renuncia de Hala a utilizar el hijab y en especial por su regreso a los círculos artísticos…

“Estoy seguro de que Hala, al igual que millones de jóvenes mujeres musulmanas de su generación, que sinceramente deseaban ser devotas, fue víctima de una prédica brutal que le enseñó que el Islam es [sinónimo de] hijab, niqab y del galabiya [un vestido largo], predicado por la Hermandad Musulmana, que considera al hijab y al niqab como prueba de que su ideología penetra [en la sociedad] y como un medio para controlar a la mujer de nuestro país. Sin embargo, la conducta natural, valiente y responsable de Hala y sus inteligentes comentarios sobre su experiencia, demuestran que fue la experiencia de una joven musulmana que buscó, probó y entendió. Este no es [solo] un relato personal, sino parte de un problema [social] general que debe ser abordado y analizado”.[20]

Columnista egipcio: Al quitarse el hijab Shiha levantó el estandarte de la vida y derrumbó al Islam político

El columnista de Al-Ahram ‘Abd Al-Mu’ti Higazi escribió que el hijab le sirve a las organizaciones islámicas como una herramienta para imponer su Islam extremista ante las masas y que Shiha desafió a estas organizaciones: “Cuando la actriz Hala Shiha se quitó el hijab y el niqab y regresó a su aspecto anterior, con un rostro expuesto y radiante, fue un acto simple e inocente que aplastó toda la maldad que las organizaciones religiosas extremistas acumularon en el último medio siglo. [Fue un acto que] bajó la estandarte de la plaga negra y en su lugar levantó la estandarte de la vida…

“La Hermandad Musulmana utilizó el lenguaje del hijab para decir: ‘Fuimos derrotados en la guerra de junio [1967] [contra ] porque nos distanciamos del Islam y el retorno al Islam comienza con el hijab, al cual todos deben estar comprometidos y que [todas] las mujeres deben utilizar’… ya que [la práctica de utilizar] el hijab era común entre los simples, las organizaciones del Islam político lo utilizaron para atraer a las masas, quienes vieron su creciente prevalencia como su victoria y luego estas [masas] fueron reclutadas para [el proceso de] islamizar el país a través de enmiendas constitucionales, leyes y fatuas que lo convirtieron en un estado religioso.

“Pero todo lo que estas retrogradas organizaciones extremistas construyeron está a punto de colapsar y las reacciones a Hala por quitarse el hijab y el niqab son prueba de ello. Las organizaciones del Islam político han colapsado… desde que Hala Shiha se quitara su estandarte negra y en su lugar izar su bandera y porque todos los [miembros de] la sociedad iluminada se pusieron de pie y saludaron a la estandarte de Hala como si fuese la bandera de Egipto… Deberíamos comenzar a seguir sus pasos y continuar en el camino, sabiendo que nosotros seremos los que ganaremos…”[21]

Escritor egipcio: El caso Shiha ejemplifica la lucha por renunciar a las nociones religiosas distorsionadas de los salafistas

 

El Dr. Muhammad Fayad, profesor de la Universidad de Tanta quien escribe para el diario independiente egipcio Al-Maqal, declaró que el caso de Hala demostró el fracaso de los salafistas y de los predicadores extremistas en encadenar a la sociedad egipcia a través del hijab: “Hala Shiha, quien renunció [a la carrera de actuación] años atrás, nunca fue estrella de primera categoría, sino solo una actriz laboriosa al comienzo [de su carrera] que fue atacada por el virus salafista y desapareció durante mucho tiempo, transformándose milagrosamente en una predicadora islámica… Ella desapareció de la escena porque su alma hambrienta sintió que el gueto salafista y el niqab de color negro harían satisfacer su hambre, pero cuando eso no ocurrió, reapareció y anunció que se había quitado el hijab y regresaba al arte en Egipto. Los así llamados musulmanes devotos [inmediatamente] comenzaron a llorar y gritar: ‘Regresa, Hala, no le des a los secularistas motivos para deleitarse con nuestra derrota, no abandones la estandarte del Islam. Eres una modelo a seguir, no apuñales al Islam con una daga envenenada. El regreso de Hala [a la escena artística] fue una verdadera tragedia para los salafistas, que son como vampiros en una película de Hollywood que gritan y son incinerados cada vez que ven la luz del sol…

“A decir verdad, Hala no me interesa en lo absoluto ni tampoco su regreso [a la escena artística] o su hijab. Lo que realmente me interesa es el pánico extremo en las páginas [de las redes sociales] y en los videos publicados por salafistas y otros así llamados devotos musulmanes cuando el plan de [los predicadores] ‘Amru Khaled, Muhammad Hassan y sus amigos… de cubrir a toda la sociedad en un hijab y ennegrecerlo [con un niqab] fracasó totalmente…

“Desde el año 2000, la llegada de las antenas parabólicas, incluso en las aldeas y lugares públicos… causó se propagara la religiosidad [manifestada en] características externas tales [como] la ropa. Muchas mujeres comenzaron a utilizar el niqab y muchos hombres usaban galabiyas blancas cortas. Los programas en los canales por satélite, liderados por [el predicador Muhammad] Hassan, transmitieron fatuas extremistas [emitidos] en respuesta a preguntas religiosas, que causaron que las enfermedades fundamentalistas se arraigaran dentro de la sociedad egipcia…

“Qué fascinante es ver que este pedazo de tela que Hala Shiha descartó también expusiera el pánico de los salafistas. La batalla por la mente egipcia está a punto de decidirse. Los intelectuales de este país han logrado que muchos cambien de opinión acerca de lo superficial de las percepciones y la cultura benevolente [de los salafistas]. La mente egipcia se ha liberado a si misma de los salafistas casi en su totalidad, al igual que se liberó del gobierno de la Hermandad Musulmana. Estamos enfrentando una batalla tremenda, la batalla para rehabilitar el pensamiento egipcio sacudiéndonos de todo el polvo de las nociones religiosas equivocadas, la exclusión del otro y la oscuridad del hijab que encadenó al espíritu egipcio durante años. Remuevan esta oscuridad de Egipto y sigan el ejemplo de Hala: [seamos] miles de Halas o 50 millones de Halas”.[22]

*C. Meital es un compañero investigador en .


[1] Sada Al-Balad (Egipto), 10 de agosto, 2018.

[2] Al-Yawm Al-Sabi’ (Egipto), 8 de agosto, 2018.

[3] Al-Masri Al-Yawm (Egipto), 11 de agosto, 2018.

[4] Al-Yawm Al-Sabi’ (Egipto), 14 de agosto, 2018.

[5] Facebook.com/AyatOrabi55, 9 de agosto, 2018.

[6] Facebook.com/khadeija.elshater, 9 de agosto, 2018.

[7] Al-Yawm Al-Sabi’ (Egipto), 9 de agosto, 2018. Cabe señalar que su publicado original parece haber sido eliminado de su página.

[8] l-Watan (Egipto), 11 de agosto, 2018.

[9] Al-Masri Al-Yawm (Egipto), 8 de agosto, 2018.

[10] Facebook.com/DrHazemShouman, 9 de agosto, 2018.

[11] Facebook.com/pransech.mariah, 10 de agosto, 2018.

[12] Twitter.com/ahmed_elaskary, 9 de agosto, 2018.

[13] Facebook.com/zeinab.abdelrazek.sayed, 8 de agosto, 2018.

[14] Al-Misriyyoun (Egipto), 9 de agosto, 2018.

[15] Al-Masri Al-Yawm (Egipto), 9 de agosto, 2018.

[16] Al-Masri Al-Yawm (Egipto), 9 de agosto, 2018. En este contexto, cabe señalar que en el 2017, luego que Al-Azhar emitiese una fatua en el que el niqab no es obligatorio en el Islam, Nasir escribió que el Islam ordenó solo el uso del hijab y agregó que el uso del niqab era en realidad una costumbre judía que los musulmanes aprendieron de las antiguas tribus judías en la Península Arábiga. Véase Al-Misriyyoun (Egipto), 13 de agosto, 2017 – Al-Watan (Egipto), 15 de agosto, 2017. En el 2016, formó parte de un grupo de parlamentarios que presentó un proyecto de ley anterior para prohibir el niqab en lugares públicos, una iniciativa que no fue exitosa. Al-Yawm Al-Sabi’ (Egipto), 5 de marzo, 2016.

[17] Twitter.com/rasha_hm, 8 de agosto, 2018.

[18] Twitter.com/A_B_Horreya1234, 8 de agosto, 2018.

[19] Twitter.com/YasminMahfouz, 8 de agosto, 2018.

[20] Al-Ahram (Egipto), 13 de agosto, 2018.

[21] Al-Ahram (Egipto), 22 de agosto, 2018.

[22] Al-Maqal (Egipto), 16 de agosto, 2018.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.