Diario Judío México - El 2 de marzo, 2020 dos misiles alcanzaron la Zona Verde de Bagdad, uno cayendo cercano a la Embajada de los Estados Unidos, según fuentes de seguridad iraquíes.[1] Los medios de comunicación iraquíes informan sobre un video que apareció en la red en donde se muestra el momento anterior a los ataques. En el video, se pueden escuchar las sirenas y fuertes golpes al fondo.[2] Los servicios de seguridad iraquíes publicaron fotografías que mostraban el lanzacohetes utilizado en el ataque, diciendo que fue hallado en el distrito Zayona, al este de Bagdad.

El reciente ataque se produce en medio de una serie de amenazas hechas por los comandantes de las milicias chiitas que recientemente comenzaron a intensificar su retórica hostil contra los Estados Unidos, particularmente después de que el Departamento de Estado de los Estados Unidos anunciara el 26 de febrero la designación de Ahmad Al-Hamidawi, el secretario general de las Brigadas Hezbolá de la milicia iraquí las cuales están siendo apoyadas por Irán, como terrorista a nivel mundial.

Los lanzadores de cohetes fueron encontrados cercanos al «mercado de los martes» en Zayouna, al este de Bagdad (Fuente: Twitter.com)

Brigadas Wa’dallah niegan responsabilidad por el ataque

El 2 de marzo, las Brigadas Wa’dallah, un grupo de Unidades de Movilización Popular (UMU) vinculadas al clérigo chiita Mohammad Al-Yaqoubi, un estudiante del padre de Muqtada Al-Sadr, emitió un comunicado diciendo que estas no eran responsable por el reciente ataque con misiles. La declaración se produjo en respuesta a lo que las Brigadas Wa’idallah describieron como «noticias falsas circuladas por las agencias de medios de comunicación que se aprovechan del nombre de la formación». La declaración enfatizó además que el grupo opera «bajo el liderazgo de Hashad [es decir, las UMP] y por orden del comandante en jefe de las fuerzas armadas» y agregó que el grupo «niega alguna responsabilidad por cualquier acción militar fuera el marco de su trabajo oficial como entidad militar vinculada a las agencias estatales y en el que posee cobertura legal».[3]

Declaración de las brigadas (Fuente: Facebook.com)

Al-Sadr amenaza con activar el ejército Al-Mahdi

Días antes del ataque, el clérigo chiita iraquí Muqtada Al-Sadr dijo en una entrevista televisada que consideraba reactivar el Ejército Mahdi, que llevó a cabo muchos ataques contra las fuerzas estadounidenses hasta suspenderlos en el 2008.[4] Zayouna, el distrito donde las fuerzas de seguridad iraquíes hallaron el lanzacohetes, se encuentra cercano a la ciudad de Al-Sadr, un bastión de los partidarios y milicianos del clérigo.

Hezbolá aumenta el tono de sus amenazas

El 27 de febrero, las Brigadas Hezbolá emitieron un comunicado en respuesta a la designación hecha por el Departamento de Estado a Ahmad Al-Hamidawi señalándolo como terrorista a nivel mundial. El comunicado leía: «Estados Unidos, el primer país del terrorismo en el mundo, todavía viola la soberanía de Irak, degrada su dignidad y menosprecia a su pueblo y sus poderes [políticos] nacionales. Este describe ruda y groseramente a sus hombres que defienden su patria como terroristas, a pesar de la historia criminal de las administraciones estadounidenses y sus brutales prácticas contra el pueblo iraquí y los pueblos del mundo». Este continuó diciendo que esta «miserable y maliciosa decisión de [designar a Al-Hamidawi] no representa nada para nosotros. Y lo pondremos bajo nuestros pies». La declaración dijo que el grupo continuará «siguiendo el camino de la resistencia para humillar a los Estados Unidos, a sus representantes y simpatizantes», prometiendo «no permitir que la ocupación estadounidense permanezca en la tierra de los lugares sagrados mientras nosotros [es decir, las Brigadas Hezbolá] están vivas».

Declaración de Hezbolá (fuente: kataibhezbollah.com).

En un tuit publicado el 29 de febrero en respuesta a la designación de Al-Hamidawi, el comandante militar de las Brigadas Hezbolá Abu Ali Al-Askari advirtió a los contratistas iraquíes que no trabajen con los soldados estadounidenses estacionados en el país.

Declaración de Abu Ali Al-Askari (Fuente: Twitter.com).

«Esta es una advertencia final e irreversible a aquellos propietarios de compañías de transporte y de seguridad iraquíes para que anulen sus contratos con las fuerzas estadounidenses» y agregó que su advertencia también se extiende a aquellos iraquíes que poseen vínculos diplomáticos y económicos con las tropas estadounidenses.

«Las Brigadas Hezbolá tienen una fecha límite del 15 de marzo para que estas cancelaciones se lleven a cabo; de lo contrario, [los destinatarios] tendrán la responsabilidad por su postura de renuencia y terquedad ante Alá y el pueblo».

Al dirigirse a las fuerzas de seguridad iraquíes, incluyendo a las unidades anti-terroristas iraquíes las cuales están siendo entrenadas por las tropas estadounidenses, Al-Askari dijo que «para preservar su historia y su lealtad a la sangre de los mártires, es imperativo no reunirse con los líderes de la ocupación».


[1] Twitter.com/SecMedCell, 2 de marzo, 2020.

[2] Nasnews.com, 2 de marzo, 2020.

[3] Facebook.com/100131188261183, 2 de marzo, 2020.

[4] Véase el portal de TV video No. 7841 – Líder chiita iraquí Muqtada Al-Sadr: El Movimiento Sadrista está preparado para combatir contra el EIIS; si los extremistas sunitas traen de vuelta sus coches bomba, nosotros traeremos otras cosas, 24 de febrero, 2020.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorAutor egipcio: Los palestinos deben enfocarse en vivir y no en auto-sacrificarse y luchar por conseguir la paz con Israel
Artículo siguienteAnálisis de las elecciones y posibles escenarios en Israel