Diario Judío México - A finales del mes de diciembre, 2019 fueron distribuidos pósters en Arabia Saudita que promovían una celebración de fin de año al aire libre en las afueras de la capital saudita, Riad. Uno de los pósters llevaba incluso el sello de la Autoridad General de Entretenimiento, siendo esta la entidad responsable de todo el desarrollo del sector de entretenimiento del reino. El anuncio de las festividades fue recibido con entusiasmo en la prensa saudita, donde se lo denominó como un precedente histórico en el país. Las reacciones en las redes sociales fueron mixtas: algunos estaban emocionados, incluso contentos, mientras que otros lo desaprobaron, diciendo que celebraría un evento extranjero el cual está prohibido por la ley islámica. 

Cabe señalar que algunos clérigos sauditas se han pronunciado recientemente en contra de celebrar las festividades cristianas y extranjeras, incluyendo las festividades de Año Nuevo. 

Sin embargo, el 27 de diciembre, el organismo autoridad del entretenimiento tuiteó que la celebración fue cancelada por no emitir un permiso para ello y agregó que se tomarían medidas legales contra su organizador. Es posible que las críticas al evento hayan llevado a la autoridad a revocar su patrocinio. El anuncio a la cancelación también provocó reacciones varias en las redes sociales, que van desde decepción hasta satisfacción por preservar el carácter religioso del reino. 

La institución saudita, dirigida por el Príncipe Heredero a la Corona Mohammad bin Salman, ha instituido una política declarada de ofrecer una amplia gama de actividades culturales y de entretenimiento en todos los espacios públicos, como parte del programa Visión 2030, con el objetivo de crear más fuentes de ingresos para el país e integrarlo junto a los demás países desarrollados. La creación de la Autoridad General de Entretenimiento, en el 2016 a través de un decreto real, es parte de este programa. Sin embargo, el sector religioso y conservador de la población del país se opone a muchas de las actividades de la autoridad y las considera moralmente objetables, o herejía absoluta. 

El rango de respuestas a las celebraciones de Año Nuevo y a la cancelación por parte del gobierno a estas luego de otorgar y anular su aprobación, muestra la sensibilidad del tema de la cultura y el entretenimiento en el reino y refleja el conflicto respecto a ello dentro del liderazgo de Arabia Saudita en los últimos años. Por una parte, el liderazgo está tratando de promover la modernización y la apertura respecto a Occidente, mientras que por el otro trata de mantener la identidad religiosa de la sociedad saudita y se abstiene de instigar a la institución religiosa saudita.

 Afiche promocional a las celebraciones de Año Nuevo; El sello de aprobación de la Autoridad General de Entretenimiento puede verse en la esquina superior derecha (fuente: riyadh.platinumlist.net)

Este informe dará un repaso a la promoción y posterior cancelación a las celebraciones de Año Nuevo en Riad y las reacciones en Twitter a las medidas tomadas.

Promoción del evento de Año Nuevo: «Arabia Saudita celebrará el año [nuevo] cristiano por primera vez en su historia»

La celebración por la víspera de Año Nuevo se celebrara en el Centro Malham en la provincia de Huraymila, al noroeste de Riad y debía incluir un espectáculo en la forma de fuegos, fuegos artificiales, una cuenta regresiva para la celebración a medianoche, un disyóquey y juegos alrededor de una hoguera. Esto fue promovido en las redes sociales en Arabia Saudita el 23 de diciembre, junto a importantes eventos culturales sauditas respaldados por el organismo estatal denominado la autoridad de entretenimiento y en un portal de venta de entradas llamado Platinumlist. El póster, tal como fue señalado, incluía el sello de la autoridad. Ese mismo día, se informó que las entradas para el evento ya estaban agotadas.[1] El 26 de diciembre, el diario saudita Al-Jazirah publicó un informe en su portada titulado «Arabia Saudita celebrará el año [nuevo] cristiano por primera vez en su historia», el cual también apareció en el portal del diario.

El informe en el portal del diario Al-Jazirah: «Arabia Saudita celebrará el año [nuevo] cristiano por primera vez en su historia» (al-jazirah.com, 26 de diciembre, 2019)

La autoridad de entretenimiento anuncia la cancelación del evento, medidas tomadas en contra de sus organizadores

Sin embargo, el día después de que Al-Jazirah publicara su informe, la autoridad de entretenimiento tuiteó una aclaración que decía: «La Autoridad General de Entretenimiento por medio de la presente anuncia que no emitió ningún permiso para las celebraciones del Año Nuevo Cristiano en el Centro Malham en la provincia de Huraymila en Riad, esta noticia fue circulada en las redes sociales. La autoridad enfatiza que a la [compañía que] organizó [el evento] se le ha prohibido [celebrarlo] y que [el asunto] será transferido a las autoridades en la provincia de Riad para que puedan tomarse todas las medidas legales en contra [de la compañía]».[2]


El tuit de la autoridad de entretenimiento renegando su patrocinio al evento

Los círculos religiosos sauditas se oponen a celebrar el Año Nuevo

Elementos conocidos en la institución religiosa saudita expresaron sus objeciones religiosas a la celebración del año nuevo secular y esto aparentemente fue el factor principal en la cancelación. El predicador saudita ‘Abd Al-‘Aziz Al-Rays, director del portal del fatua Antiguo Islam tuiteó, entre el 21 y 27 de diciembre, sus objeciones para celebrar la Navidad y el Año Nuevo, e incluso el desearle a aquellos que lo celebran unas felices festividades cristianas. En sus tuits, este se refirió a los fatuas de los clérigos a lo largo de la historia musulmana y a los escritos de destacados estudiosos religiosos sauditas del pasado. Un póster que este tuiteó el 21 de diciembre fue el que destacó; el tuit remitió a los lectores a la fuente en los hadiths que instruían a los musulmanes a celebrar solo los días festivos en el calendario musulmán y prohibiendo «asistir a los días festivos de los infieles».[3] Adicionalmente, el 27 de diciembre, este tuiteó la imagen de un póster que citaba los fatuas de las principales autoridades religiosas sauditas que prohíben a los musulmanes participar en las celebraciones navideñas cristianas. Este escribió en el tuit: «Oh, nación de Mahoma en el Oriente y Occidente, aférrate a Alá y no celebren el año nuevo cristiano, ya que todo esto está prohibido. No dejen que utilicen tu mano para transgredir asistiendo a las festividades [de Año Nuevo]. La prohibición es aún más estricta si el evento [incluye] música, [mezcla de sexos] u otros fenómenos reprobables». Lo siguiente son los fatuas de sus clérigos más importantes respecto a la prohibición de todas estas actividades».[4]


Tuit de Abd Al-‘Aziz Al-Rays’ 27 de diciembre, 2019

El 28 de diciembre, la organización de caridad Jeque Muhammad bin Salih Al-Uthaymeen tuiteó un fatua viejo del jeque que prohibió el desearles a los cristianos Feliz Navidad o Feliz Año Nuevo.[5]


El fatua en la página Twitter de la organización de caridad

Del mismo modo, el 1 de enero, 2020 la Organización Caritativa para la Difusión del Legado del Ex-Muftí saudita ‘Abd Al-‘Aziz Ibn Baz tuiteó un cuestionario de preguntas y respuestas religioso de Ibn Baz que prohíbe a los musulmanes asistir a las celebraciones de festividades cristianas y judías, por no ser como ellos.[6]

Opositores a las celebraciones: Está prohibido por la ley religiosa; los organizadores merecen ser ejecutados; el organismo de la autoridad del entretenimiento perjudica la moral

Luego de promover el evento de Año Nuevo, muchos sauditas recurrieron a Twitter para expresar su oposición al mismo por razones religiosas. «NM» tuiteó: «Según el sharia, está prohibido celebrar el Año Nuevo [cristiano] y existe un gran peligro para quienes lo hacen. El Profeta [Mahoma] nos ordenó celebrar las festividades de la ruptura del ayuno [en Ramadán] y las festividades del sacrificio, las cuales son festividades para que todos los musulmanes celebren y nos prohibieron adoptar [las costumbres de] los judíos y de los cristianos. Por lo tanto, todo musulmán debe vigilar el no violar el mandamiento de Alá y de Su mensajero Mahoma…»[7]

«Abu Mu’adh» también tuiteó su disgusto por las celebraciones, compartiendo un enlace de un sermón del difunto clérigo saudita Jeque Muhammad bin Salih Al-Uthaymeen quien prohíbe celebrar el Año Nuevo. Junto al enlace este escribió: «Oh Alá, no nos castigues por las acciones de aquellos idiotas entre nosotros. Oh Alá, no permitas que aquellos que buscan difundir la herejía y la desviación de la tradición lo hagan y no les permitas que lleven a cabo un plan que pueda [catalogarse de intentar] ser como los infieles y [adoptar] sus festividades».[8]


El tuit de Abu Mu’adh

Para ver el resto del despacho en inglés junto a las imágenes de los tuits copie por favor el siguiente enlace en su ordenadorhttps://www.memri.org/reports/cancellation-new-years-eve-celebration-saudi-arabia-reveals-kingdoms-conflict-between

[1] Facebook.com/Alroeya, 23 de diciembre, 2019.

[2] Twitter.com/GEA_SA, 27 de diciembre, 2019.

[3] Twitter.com/dr_alraies, 21 de diciembre, 2019.

[4] Twitter.com/dr_alraies, 27 de diciembre, 2019.

[5] Twitter.com/binothemeen, 28 de diciembre, 2019.

[6] Twitter.com/binbaz142, 1 de enero, 2020.

[7] Twitter.com/Naief985, 26 de diciembre, 2019.

[8] Twitter.com/abumoath274, 25 de diciembre, 2019.