El canciller de Rusia Sergey Lavrov provocó tensiones en las relaciones de Rusia con por sus comentarios hechos durante una entrevista realizada el día 1 de mayo del presente año 2022 con la red italiana Mediaset. El entrevistador acosó a Lavrov sobre el tema de la narrativa rusa que considera que el régimen actual en Kiev ayuda y encubre al nazismo que se ha apoderado de Ucrania:

Entrevistador: «Así es como uno lo ve, mientras que Vladimir Zelensky lo expresa de otra manera. Él cree que la desnazificación no tiene sentido alguno. Él es judío…» Lavrov respondió: «… Su argumento es: ¿Cómo puede haber nazismo en Ucrania si él es judío? Yo puedo estar equivocado, pero Adolf Hitler también tenía sangre judía. Esto no significa absolutamente nada. El sabio pueblo judío dice que los antisemitas más fervientes suelen ser judíos. «Cada tiene su oveja negra”, como decimos nosotros.[1]

Los comentarios de Lavrov despertaron indignación en . El canciller de , los condenó: «Los comentarios del canciller Lavrov son una declaración imperdonable e indignante, así como también un terrible error histórico», dijo Lapid el lunes. También dijo que la cancillería de convocó al embajador ruso para que “aclare” los comentarios.

“Los judíos no se auto-asesinaron en el Holocausto. El nivel más bajo de racismo contra los judíos es acusar a los judíos de antisemitismo, explicó Lapid.[2]

La cancillería rusa respondió con el siguiente tuit: Préstele atención a los anuncios anti-rusos del jefe de la cancillería de Yair Lapid, que explican en gran medida la política del actual gobierno israelí en apoyo del régimen neonazi en Kiev.[3]

El tuit de la cancillería rusa
El tuit de la cancillería rusa

Para Ucrania, los comentarios de Lavrov representaron una bonanza propagandística. El canciller de Ucrania Dmytro Kuleba, tuiteó lo siguiente: El canciller Lavrov no pudo evitar ocultar el profundamente arraigado antisemitismo de las élites rusas. Sus atroces comentarios son ofensivos para el presidente @ZelenskyyUa, Ucrania, y para el pueblo judío. En términos más generales, demuestran que la Rusia actual está repleta de odio hacia otras naciones.[4]

El politólogo Petr Oleshchuk, profesor de la Universidad Nacional Taras Shevchenko, afirmó que los comentarios de Lavrov no fueron una metida de pata sino una declaración muy bien pensada: Pero esto no es lo principal. Lavrov es, por supuesto, una figura odiosa, pero tiene una experiencia increíble y definitivamente no es nada estúpido. Todo lo que se dice en público debe tener sentido y trascendencia. Y este expone la voz de la fábula del «Hitler judío» no porque de repente recordó algún artículo que leyó hace décadas. No, este es probablemente un argumento muy bien pensado y verificado. Y este argumento no puede trascender sin ningún tipo de consecuencias.

Quiero recordarles que ahora los rusos compilan activamente listas de «traidores», y no debería sorprender a nadie que la mayoría de los nombres en esta lista sean judíos. Todo moscovita sabe que el presidente de la Ucrania hostil es judío. Ahora les dirán que Hitler, la personificación del mismo «nazismo» con el que todavía luchan, también es judío. Entonces, todos los judíos son nazis. Hay literalmente medio paso para llegar a esta conclusión. Y ahora puede parecer una locura, pero vivimos en un mundo donde las tonterías de ayer se vuelven realidad casi de manera instantánea».[5]

Los medios de comunicación rusos generalmente informaron sobre la controversia citando objetivamente las posturas rusa e israelí. Por lo general, estos evitaron tomar una postura más firme. Hubo unas pocas excepciones que ligeramente reprendieron a Lavrov. El politólogo y columnista George Bovt y la corresponsal de asuntos exteriores de Kommersant Marianna Belenkaya, afirmaron que provocar una pelea con no era el camino más inteligente, considerando que Moscú y Jerusalén generalmente estaban de acuerdo en preservar la memoria de la Segunda Guerra Mundial e constantemente reverenciaba el papel decisivo de la Unión Soviética. También señalaron que Israel, a pesar de sus estrechos vínculos con Occidente, no adoptó el régimen de sanciones en contra de Rusia. Bovt, además, desacreditó la declaración de Lavrov, mientras amortiguaba sus críticas ante Lavrov con elogios por otras partes de la entrevista. El artículo completo de Bovt y extractos del artículo de Belenkaya se pueden leer a continuación:

Yair Lapid junto a Sergey Lavrov en tiempos más amistosos (Fuente: Kommersant.ru)
junto a Sergey Lavrov en tiempos más amistosos (Fuente: Kommersant.ru)

«Sergey Lavrov, jefe de la cancillería rusa, concedió una larga entrevista a la empresa de televisión italiana Mediaset. En particular, este dijo que el ejército ruso no personalizaría sus acciones ante ninguna fecha, incluyendo el Día de la Victoria. En cuanto a las negociaciones con Ucrania, Lavrov dijo que Kiev está saboteando dichas negociaciones y el propio Vladimir Zelensky ha «cambiado bastante de opinión».

«Además, según Lavrov, las autoridades de Kiev están tratando por todos los medios de lograr la retirada de los radicales que permanecen en el lugar desde Azovstal, ya que entre ellos puede haber oficiales y mercenarios de Occidente. Añadiendo que Rusia exige que el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky le ordene a los batallones nacionales que detuvieran la resistencia y liberaran a los civiles, Lavrov también acusó a y Canadá de entrenar a unidades neonazis que se han integrado en las filas del ejército ucraniano. Y el propio Vladimir Zelensky, según él, tiene pensado el cómo usar a los neonazis para luchar contra Rusia. Además, Lavrov, hablando de armas hipersónicas, dijo que Rusia se vio obligada a desarrollarlas, sabiendo que el sistema de defensa antimisiles estadounidense sería dirigido en contra de Rusia.

“Sin embargo, una de las declaraciones del ministro ruso desató un gran escándalo en Israel. Es decir, la sugerencia de que el líder de la Alemania nazi Adolf Hitler, pudiera ser de linaje judío. El canciller israelí calificó las declaraciones de Lavrov de ‘imperdonables’. El embajador en Anatoly Viktorov, fue convocado a la cancillería de para una reunión con el Director general adjunto del ministerio para que declarara ante los hechos.

«‘Los comentarios del canciller Lavrov son ambos una declaración imperdonable e indignante como un terrible error histórico. Los judíos no se auto-suicidaron durante el Holocausto. El nivel más bajo de racismo contra los judíos es acusar a los mismos judíos de antisemitismo’, dijo el canciller de Israel. dijo en un comunicado ¿Cuáles serán las consecuencias?

«Hubo mucho en la entrevista del ministro ruso que merece la atención de quienes intentan predecir las acciones futuras de Rusia. Al igual que en Ucrania en particular y respecto a las perspectivas de una tercera guerra mundial en ‘modo nuclear’ y la inadmisibilidad del uso de las armas nucleares. Además, de la entrevista, se puede extraer una presentación totalmente coherente y lógicamente consistente de Moscú respecto a los eventos en Ucrania desde el año 2014 y el cómo llegamos al actual conflicto militar. Y el tono resuelto en sí mismo confirma indirectamente la disposición de Moscú de ir totalmente hacia el logro de sus objetivos sin ceder ante ningún tipo de presiones políticas o económicas.

«Cabe señalar también que Lavrov dio ejemplos específicos al hecho de que los batallones nacionales del tipo Azov son nazis en su ideología.

“Sin embargo, para una parte de la audiencia, todo quedó ensombrecido por la frase donde el titular de la cancillería rusa se refirió a Hitler, mencionando, como de pasada, que supuestamente pudo haber tenido sangre judía en alguna parte de su . Nosotros destacamos, con reserva: ‘Yo, si mal no recuerdo, temo equivocarme’. Sin embargo, este agravó sus distingos por el hecho de que supuestamente ‘los antisemitas más fervientes’, por regla general, son judíos.

«Me tomaré la libertad de sugerir que si el propio Lavrov fuera judío, entonces casi con toda seguridad se le hubiesen perdonado tales salvedades o, en otras palabras, las metidas de pata. Así como a un afroamericano se le perdonará cualquier broma sobre los negros, no importa como los llame…

“Pero en general, si hablamos de diplomacia, particularmente de diplomacia durante las hostilidades, entonces, tal como sucede a menudo, los errores bastante inofensivos en tiempos de paz durante un conflicto comienzan ‘transitando un camino hacia ninguna parte’. Es como si los armenios y los azerbaiyanos, en lugar de negociar un alto el fuego durante el reciente conflicto de Karabaj, iniciaran una disputa histórica sobre su ‘propiedad original’. O como si un turco comenzara a darles conferencias históricas a los armenios sobre el tema de dónde y en qué supuestamente cometieron errores, según dicho turco, en la historia de la masacre armenia del año 1915.

«Así que, en momentos históricos tan sensibles, es preferible no reabrir la historia, dejándosela a los historiadores hasta que lleguen tiempos serenos y pacíficos. Más aún, cuando Israel, un país perteneciente en muchos aspectos al ‘Occidente colectivo’, hoy sigue siendo uno de los pocos que se abstiene de aplicar sanciones contra Rusia, manteniendo una posición relativamente neutral. En este sentido, ahora no es el momento más oportuno para verificar la veracidad de historias dudosas relacionadas con algo tan doloroso para los judíos como el Holocausto.

Para ver el resto del despacho en inglés junto a las imágenes copie por favor el siguiente enlace en su ordenador: https://www..org/reports/russian-foreign-ministry-defends-lavrovs-remarks-about-hitlers-jewish-blood-some-russian


[1] Mid.ru, 1 de mayo, 2022.

[2] Themoscowtimes.com, 3 de mayo, 2022.

[3] Twitter.com/MID_RF/status/1521388645516980224

[4] Twitter.com/DmytroKuleba/status/1521060367778074629

[5] Nv.ua, 2 de mayo, 2022.

The post Cancillería rusa defiende comentarios emitidos por Lavrov sobre la sangre judía de Hitler, algunos periodistas rusos expresan críticas menores first appeared on MEMRI Español.