Diario Judío México - El siguiente informe es ahora complemento sin costo alguno del Proyecto Supervisión a la Amenaza Terrorista y Yihad de (PSATY). Para información sobre como suscribirse al PSATY, pulse aquí.

El canal de televisión Al-Arabiya Network entrevistó a Mustafá, un chico ex-combatiente del EIIS que actualmente se encuentra en un centro de rehabilitación. Mustafá le dice al entrevistador que es hijo de un emir del EIIS, su padre lo llevó a varios campos de entrenamiento del EIIS, donde se entrenó en armamento y asistió a clases de sharia. Mustafá se convirtió en miembro del EIIS con plenos derechos a los 12 años de edad. Como emir del EIIS, el padre de Mustafá llevó a cabo decapitaciones a miembros del régimen y Mustafá lo ayudaría retirando los cuerpos y tomando fotografías. Mustafá también participó en varias batallas, aunque afirma que nunca asesinó a nadie en batalla. El entrevistador le pregunta a Mustafá sobre las mujeres yazidi que fueron esclavas de su padre, sobre sus condiciones de vida y el trato que recibieron. Mustafá confirma que su padre tenía tres esclavas yazidi, aunque afirma que no conoce de ningún otro detalle sobre ellas. Según Mustafá, su padre lo golpeaba y lo obligaba a regresar a la línea del frente cuando este se iba a casa. Mustafá dice que no ha pensado en lo que le gustaría hacer en el futuro. La entrevista fue transmitida el 15 de abril, 2019.

Para ver el video de Mustafá en el portal TV, pulse aquí o debajo.

“Nos entrenaron en armamento y nos dieron lecciones”

Entrevistador: “Mustafá, ¿cuántos años tienes?”

Mustafá: “15”.

Entrevistador: “¿De dónde eres?”

Mustafá: “Soy oriundo de Deir ez-Zor, pero vivo en Al-Tabqa”.

Entrevistador: “¿Cómo llegaste a conocer al EIIS? ¿Perteneció tu padre al EIIS?”

Mustafá: “si”

Entrevistador: “¿Cuál era su papel? ¿Fue Emir? ¿Líder?”

Mustafá: “Fue oficial en el EIIS”.

Entrevistador: “¿Dónde se encuentra él ahora?”

Mustafá: “No lo sé”.

Entrevistador: “¿Y cómo llegaste a conocer al EIIS? Cuéntanos”.

Mustafá: “Mi padre me llevó al primer campamento, luego al segundo, luego al tercero, luego al cuarto y luego me convertí en miembro del EIIS”.

Entrevistador: “¿Qué hacías en el campamento? ¿En qué te entrenaban?”

Mustafá: “En cómo utilizar armas y las lecciones”.

Entrevistador: “¿Cuáles eran esas lecciones?”

Mustafá: “Lecciones de sharia”.

Entrevistador: “¿Qué tipo de armamento?”

Mustafá: “Rifles”.

Entrevistador: “Sé que estuviste involucrado en…”

Mustafá: “No, no es así”.

Entrevistador: “Bien, dime”.

Mustafá: “Mi padre estuvo involucrado en eso, simplemente lo eliminaría”.

Entrevistador: “¿Solo lo quitarías?”

Mustafá: “si”

Entrevistador: “¿Dónde te entrenaron? Díme. ¿Te llevaron al campamento Tell Abyad? Háblame de estos campamentos y cuáles son las diferencias entre el que fuiste y los campamentos de jóvenes”.

Mustafá: “No hay diferencia, uno tiene gente joven y el otro adultos”.

Entrevistador: “¿Te llevaron a un campamento? ¿Cuál?”

Mustafá: “Primero me llevaron al campamento de adultos, luego fui a uno para jóvenes, luego a otro para jóvenes y de allí a uno para adultos y me convertí en miembro del EIIS”.

Entrevistador: “Dime algo – el campamento para adultos, ¿qué hiciste allí?”

Mustafá: “Nos entrenaron en el cómo utilizar el armamento y nos dieron lecciones”.

Entrevistador: “¿Con qué tipo de armas entrenaste?”

Mustafá: “Rifles”.

“Luego vino mi padre y comencé a trabajar con él en las decapitaciones”

Entrevistador: “Pasaste por mucho entrenamiento para convertirte en miembro del EIIS. ¿Cuáles son los tipos de entrenamiento? Aparte de lo que mencionaste. ¿Hay algo más? ¿Hubo niveles, te entrenaron con un mejor armamento?”

Mustafá: “No.”

Entrevistador: “En religión, ¿qué te enseñaban?”

Mustafá: “Credo”.

Entrevistador: “¿Qué es el credo?”

Mustafá: “No lo sé”.

Entrevistador: “Cuando te convertías en miembro del EIIS, ¿qué hacías?”

Mustafá: “Fui al batallón”.

Entrevistador: “¿Qué batallón?”

Mustafá: “El batallón de Omar”.

Entrevistador: “¿Dónde se encuentra eso?”

Mustafá: “En Al-Tabqa”.

Entrevistador: “¿Qué hiciste cuando estabas en el batallón?”

Mustafá: “Solo estuve en el batallón y luego me mudé a un punto de control en Rif Hama y luego mi padre vino y comencé a trabajar con él en las decapitaciones”.

Entrevistador: “Cuando lo ves decapitar gente, ¿qué decías?”

Mustafá: “Nada”.

Entrevistador: “¿No te asustaste la primera vez?”

Mustafá: “si”

Entrevistador: “Y cuando te asustaste, ¿qué te dijeron?”

Mustafá: “Nada. No les dije que estaba asustado”.

Entrevistador: “¿Por qué no? No decapitaste a nadie. ¿Qué hiciste?”

Mustafá: “Solo los removía del lugar”.

Entrevistador: “¿Los quitas y luego qué? ¿Tomabas fotografías? ¿Cuántas cabezas decapitadas tenías frente a ti, te acuerdas?”

Mustafá: “Seis”.

Entrevistador: “¿Juntas o separadas?”

Mustafá: “Separadas”.

Entrevistador: “¿Por qué los decapitaron, te lo dijeron?”

Mustafá: “si”

Entrevistador: “¿Por qué?”

Mustafá: “Porque pertenecían al régimen”.

Entrevistador: “¿Estaban con el régimen?”

Mustafá asiente con la cabeza.

“El que nos trajo a las esclavas fue encarcelado conmigo”

 

Entrevistador: “¿Qué te dijeron sobre aquellos que no estaban con el EIIS? Los que están fuera del estado, ¿qué te dijeron sobre ellos?”

Mustafá: “No solían decir nada”.

Entrevistador: “¿No solían decir que aquellos que no son parte del EIIS eran paganos?”

Mustafá: “No todos decían eso”.

Entrevistador: “¿Quiénes eran paganos?”

Mustafá: “Los que no rezan”.

Entrevistador: “¿Y los que no llevan puesto un hiyab?”

Mustafá: “Esos no están relacionados al paganismo”.

Entrevistador: “¿Tienes hermanos?”

Mustafá: “si”

Entrevistador: “¿Dónde están? ¿Son mayores, más jóvenes que tú?”

Mustafá: “Más jóvenes que yo”.

Entrevistador: “¿Eres el mayor?”

Mustafá: “si”

Entrevistador: “¿Dónde está tu madre?”

Mustafá: “No lo sé”.

Entrevistador: “Tu madre – ¿cuando le dijiste, no le dijiste que tenías miedo?”

Mustafá: “No”.

Entrevistador: “¿No le querías decir o estabas demasiado asustado para decirlo?”

Mustafá: “No le quería decir”.

Entrevistador: “¿Cuánto tiempo llevas aquí en el centro?”

Mustafá: “Un año y cuatro meses”.

Entrevistador: “¿Te sientes cómodo, feliz? ¿Cambió algo para ti? ¿Te molesta algo? ¿Te sientes más cómodo aquí o está más cómodo en el EIIS?”

Mustafá: “Muchas cosas cambiaron para mí aquí en el centro”.

Entrevistador: “¿Como qué?”

Mustafá: “No veo las mismas vistas que solía ver. El trato aquí es mucho mejor”.

Entrevistador: “¿Qué hacían las esclavas en casa?”

Mustafá: “No lo sé”.

Entrevistador: “Pero estabas en casa. Las chicas Yazidi que estaban contigo en casa, ¿qué hacían?”

Mustafá: “Yo era miembro del EIIS”.

Entrevistador: “Sí, pero ¿no tenías esclavas en casa? ¿Qué hacían? ¿Limpiar, trabajar, cocinar?”

Mustafá: “si”

Entrevistador: “Dime exactamente lo que hacían”.

Mustafá: “Limpiaban y trabajaban”.

Entrevistador: “¿Quién las golpeaba? ¿A quién pertenecían estas esclavas? ¿Quién las llevó a tu casa?”

Mustafá: “Un hombre. Fue encarcelado conmigo”.

Entrevistador: “Fuiste encarcelado?”

Mustafá: “El que nos trajo las esclavas fue encarcelado conmigo”.

Entrevistador: “¿Encarcelado contigo? ¿Dónde estuviste encarcelado?”

Mustafá: “En Al-Tabqa”.

Entrevistador: “¿Quien te encarceló?”

Mustafá: “Las Fuerzas Democráticas Sirias”.

Entrevistador: “Así que, ¿viste a este hombre en la cárcel luego? ¿Era amigo de tu padre?”

Mustafá: “si”

“Lo acabo de utilizar para disparar dos veces” “¿Disparar qué?” “Al régimen” “¿Los golpeaste?” “No”

Entrevistador: “Tuviste a 7 chicas Yazidi. ¿Tu casa tiene capacidad para 7? ¿Era grande?”

Mustafá: “No eran 7, teníamos 3”.

Entrevistador: “Tres, ¿y qué hacían?”

Mustafá: “Sólo limpiaban y trabajaban”.

Entrevistador: “¿Se portaban bien o no? Dime”.

Mustafá: “No sé”.

Entrevistador: “¿Qué les daban de comer? ¿Dónde dormían? ¿La casa era grande?”

Mustafá: “Yo era miembro del EIIS”.

Entrevistador: “¿Qué significa eso de que eras miembro del EIIS? ¿No estaba en casa?”

Mustafá: “si”

Entrevistador: “¿Y dónde estaba tu padre?”

Mustafá: “También era miembro del EIIS.

Entrevistador: “¿Quién se quedaba en casa?”

Mustafá: “Sólo las esposas de mi padre”.

Entrevistador: “Y las tres mujeres – ¿eran Yazidi o eran las esposas de tu padre?”

Mustafá: “Las esposas de mi padre, cada una quedaba sola y las mujeres Yazidi estaban solas”.

Entrevistador: “¿En una casa separada?”

Mustafá: “En una casa separada”.

Entrevistador: “¿Quién las visitaba – tu padre?”

Mustafá: “si”

Entrevistador: “¿No ibas con él?”

Mustafá: “No”.

Entrevistador: ¿Por qué?

Mustafá: No voy”.

Entrevistador: “¿Ni siquiera una vez?”

Mustafá: “Nunca fui”.

Entrevistador: “¿No las conoces? ¿Cómo supiste que eran 3?”

Mustafá: “Las esposas de mi padre me lo dijeron”.

Entrevistador: “¿Cómo te dijeron que había mujeres Yazidi en una casa?”

Mustafá: “Me dijeron que trajeron a las mujeres Yazidi a la casa”.

Entrevistador: “¿Salían de la casa o simplemente se quedaban allí?”

Mustafá: “Sólo se quedan en casa”.

Entrevistador: “¿Alguna vez cocinaron para ti? ¿Es bueno lo que cocinan? ¿Limpian adecuadamente?”

Mustafá: “Yo no voy a la casa en lo absoluto”.

Entrevistador: “Díme cómo era tu vida allí. Si no juegas, ahora tienes 15 años y has estado aquí durante más de un año, así que tenías 13 cuando llegaste. ¿En qué año te uniste al EIIS?”

Mustafá: “Hace 3 años”.

Entrevistador: “¿Tres años antes de que llegaras aquí?”

Mustafá: “si.”

Entrevistador: “¿Qué año, te acuerdas?”

Mustafá: “No”.

Entrevistador: “¿A qué frentes fuiste con tu padre?”

Mustafá: “Un frente”.

Entrevistador: “¿Cuál?”

Mustafá: “Deir ez-Zor”.

Entrevistador: “¿Alguna vez disparaste algo? ¿Utilizaste algún arma?”

Mustafá: “si”.

Entrevistador: “¿En qué batalla o qué área, te acuerdas?”

Mustafá: “En Ayash”.

Entrevistador: “¿Fuiste bueno utilizando armas? ¿Disparabas bien?”

Mustafá: “No”.

Entrevistador: “¿Viste a Abu Bakr Al-Bagdadí ya que tu padre era ‘Emir’?”

Mustafá: “No”.

Entrevistador: “¿Nunca?”

Mustafá: “No”.

Entrevistador: “¿Qué escuchabas de él?”

Mustafá: “Nada, solo veríamos sus videos”.

Entrevistador: “Tu padre – ¿nunca te dijo que lo vio?”

Mustafá: “No”.

Entrevistador: “¿Cómo te trató tu padre? ¿Te gritó, te golpeó? ¿Fue amable?”

Mustafá: “Me pegaba”.

Entrevistador: “¿Tu padre te pegaba?”

Mustafá: “Sí, por ejemplo, si me ausente por 3 días de los miembros del EIIS, me pegaba”.

Entrevistador: “¿Por qué te ausentabas por 3 días?”

Mustafá: “La casa de mi familia”.

Entrevistador: “¿Y cuando te golpeaba?”

Mustafá: “Me vi obligado a regresar”.

Entrevistador: “¿Qué me dices de tu madre? ¿No le decías si estabas feliz o molesto? ¿Qué le decías a tu madre?”

Mustafá: “Nada”.

Entrevistador: “¿Se molestaba por lo que hacías?”

Mustafá: “No sé”.

Entrevistador: “¿No le preguntaste?”

Mustafá: “No”.

Entrevistador: “¿Tu madre solía tratarte bien?”

Mustafá: “si”.

Entrevistador: “¿Cómo se unió tu padre al EIIS? ¿Sabes algo? ¿Te acuerdas?”

Mustafá: “No”.

Entrevistador: “¿No te acuerdas en lo absoluto?”

Mustafá: “No”.

Entrevistador: “¿Tu padre, antes de unirse al EIIS, utilizaba armas?”

Mustafá: “No”.

Entrevistador: “¿En qué trabajó? ¿Antes de la guerra?”

Mustafá: “No me acuerdo”.

Entrevistador: “¿No recuerdas cómo solías vivir? ¿Cómo era tu casa, grande o pequeña? ¿Tenías de todo?”

Mustafá: “si”.

Entrevistador: “¿Cómo era?”

Mustafá: “Grande”

Entrevistador: “¿Quién, además de tu padre, estaba con el EIIS?”

Mustafá: “Mi tío [el hermano de mi padre]”.

Entrevistador: “¿Qué hacia tu tío?”

Mustafá: “Estaba en el área de seguridad”.

Entrevistador: “¿La seguridad del EIIS?”

Mustafá: “si”.

Entrevistador: “¿Era uno de los jefes de seguridad?”

Mustafá: “No”.

Entrevistador: “¿Qué?”

Mustafá: “Era de personal”.

Entrevistador: “¿Te agradó?”

Mustafá: “No”.

Entrevistador: “¿Por qué?”

Mustafá: “No voy a verlo en lo absoluto”.

Entrevistador: “¿No lo visitas?”

Mustafá: “A veces”.

Entrevistador: “Pero me dijeron que le agradabas mucho”.

Mustafá: “si”.

Entrevistador: “Cuando lo visitas, ¿cómo te trataba?”

Mustafá: “Depende. Si no vengo del EIIS, no me trata bien. Si vengo del EIIS, me trata bien”.

Entrevistador: “¿Como qué, qué hacía él?”

Mustafá: “Me trata bien”.

Entrevistador: “¿Cómo? ¿Te lleva en auto? ¿Te daba un arma? Dime”.

Mustafá: “Me llevaba de paseo en auto”.

Entrevistador: “¿Te daba algún arma?”

Mustafá: “si”.

Entrevistador: “¿Qué hacías con ello?”

Mustafá: “No lo uso”.

Entrevistador: “¿Disparaste?”

Mustafá: “¿A gente, se refiere?”

Entrevistador: “¿A cualquier cosa?”

Mustafá: “No. No le disparaba a gente. Iba al agua y lo usaba, nada más. Para practicar”.

Entrevistador: “Cuando fuiste al frente, ¿pudiste sostener un arma pesada o una pequeña?”

Mustafá: “Una pequeña”.

Entrevistador: “¿Cual?”

Mustafá: “Un rifle checheno”.

Entrevistador: “Pero tal vez ese tiene culata, ¿cierto?”

Mustafá: “si”.

Entrevistador: “¿Y cómo lo sostenías? ¿Te entrenaron?”

Mustafá: “Solo lo usé para disparar 2 veces”.

Entrevistador: “¿Dispararle a qué?”

 

Mustafá: “Al régimen”.

Entrevistador: “¿Les diste?”

Mustafá: “No”.

Entrevistador: “¿Cómo llegaste aquí? ¿Te entregaste o te arrestaron?”

Mustafá: “Fui arrestado”.

Entrevistador: “¿Dónde?”

Mustafá: “En Al-Tabqa”.

Entrevistador: “Cuando te arrestaron por primera vez, ¿a dónde fuiste?”

Mustafá: “Fui al centro de investigaciones”.

Entrevistador: “¿Y luego?”

Mustafá: “A prisión”.

Entrevistador: “¿Cuánto tiempo estuvo en prisión?”

Mustafá: “Dos meses”.

Entrevistador: “¿Y luego te trajeron aquí?”

Mustafá: “si”.

Entrevistador: “¿Qué te molesta aquí? ¿Qué te hace feliz? ¿Qué sientes que es diferente?”

Mustafá: “Nada”.

Entrevistador: “Después de venir aquí – ¿qué te gustaría hacer cuando seas mayor?”

Mustafá: “No he pensado en eso”.

Entrevistador: “No hay forma de que no hayas pensado en ello, todos pensamos en otras cosas agradables en nuestras vidas”.

Mustafá: “No lo he pensado”.

Entrevistador: “¿Tu padre y tu tío fueron arrestados?”

Mustafá: “Mi tío murió, pero no sé qué sucedió con mi padre”.

Entrevistador: “¿Dónde murió tu tío?”

Mustafá: “En Al-Tabqa”.

Entrevistador: “¿Y tu padre?”

Mustafá: “No sé nada de él”.

Entrevistador: “Y tu madre – ¿la ves?”

Mustafá: “No”.

Entrevistador: “¿Sabe tu madre que estás aquí?”

Mustafá: “si”.

Entrevistador: “¿No viene a verte?”

Mustafá: “Sí. Ahora está en el campamento. Pero mis tíos [los hermanos de mi madre] vienen a visitarme”.

Entrevistador: “¿Tus tíos no estaban en las filas del EIIS?”.

Mustafá: “No”.

Entrevistador: “¿Por qué?”

Mustafá: “No estaban en sus filas”.