Diario Judío México - El 18 de agosto, 2020 varios días después del anuncio de normalización de relaciones entre los Emiratos Árabes Unidos e , que entre otras cosas aclaró que todos los musulmanes pueden visitar la Mezquita Al-Aqsa y rezar allí,[1] el Gran Muftí de Jerusalén y Palestina, Jeque Muhammad Hussein, emitió un fatua (opinión sobre algún punto de la ley islámica) que indica que los residentes de los Emiratos Árabes Unidos tienen prohibido visitar la Mezquita Al-Aqsa y que los palestinos deberían boicotearlos y evitarlos.

Según el fatua, la normalización de relaciones con y el apoyo al Acuerdo del Siglo están prohibidos según la ley islámica musulmana. Similar a un fatua emitido por Hussein en el año 2014,[2] este nuevo fallo establece que los musulmanes pueden visitar los lugares sagrados en Jerusalén siempre que cumplan con varias condiciones, que incluyen la coordinación con los organismos palestinos o jordanos y evitar la normalización de relaciones con .

El fatua de Hussein provocó críticas entre los clérigos musulmanes de todo el mundo árabe y musulmán que afirmaban que este no posee base alguna en los principios del sharia. Estos escribieron que no existe ninguna base en la ley islámica para prohibirle a miembros de cualquier nación orar en una mezquita específica debido a las posturas políticas adoptadas por su país y por lo tanto, el fatua constituye un acto prohibido de politizar la religión. Algunos incluso llamaron el fatua insolencia hacia Alá, ya que las mezquitas le pertenecen solo a Él y nadie puede prohibirle a la gente que las visiten.

Cabe señalar que, desde el año 2012, el presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud ‘Abbas, ha estado instando a los árabes y musulmanes a visitar Jerusalén, sin condición alguna y afirmando claramente que esto no se le considera como normalización de relaciones.[3] En el pasado, este llamado de ‘Abbas de hecho causó mucha controversia entre los clérigos musulmanes. Mientras que algunos, como el ministro de Asuntos Religiosos palestino Mahmoud Habbash,[4] apoyaron el llamado de ‘Abbas y lo vieron como una forma de apoyar y fortalecer al pueblo palestino, otros, entre ellos el Jeque Yousuf Al-Qaradawi,[5] se opusieron a este llamado y prohibieron a cualquier persona que no fuese palestina visitar Jerusalén, sosteniendo que tales visitas son una expresión de normalización de relaciones con la ocupación israelí.

Este informe revisa el fatua de Hussein y las respuestas que este provocó:

Muftí palestino: Los musulmanes que normalizan sus relaciones con tienen prohibido rezar en Al-Aqsa

Tal como se mencionó, el 18 de agosto, 2020 el Gran Muftí de Jerusalén y Palestina Jeque Muhammad Hussein, emitió un fatua declarando que los musulmanes que normalizan sus relaciones con tienen prohibido visitar Al-Aqsa. El fatua declaró: «Reitero firmemente mi fatua anterior, del 14 de marzo, 2014 en referencia a la visita a las tierras palestinas y a la bendecida Mezquita Al-Aqsa mientras permanece bajo ocupación israelí. Ese fatua declaró que uno de los deberes más destacados de la nación islámica es hacer todo lo posible para liberar Palestina y su bendita Mezquita Al-Aqsa hasta que Palestina esté abierta a cualquiera que viaje allí para ganarse el favor de Alá.

«Claramente, viajar a Al-Aqsa mientras esta se encuentra bajo ocupación es diferente a realizar el viaje en circunstancias de libertad y seguridad. Siempre que los musulmanes comprendan el alcance de su responsabilidad y deber hacia la tierra palestina y Jerusalén y sus lugares sagrados, no existe ninguna base religiosa que les impida visitarlos, siempre que cumplan las siguientes reglas religiosas:

  1. [Deben] oponerse a que la ocupación de la tierra palestina, de Jerusalén y de la bendita Mezquita Al-Aqsa sea perpetuada.
  1. [Deben] evitar cualquier acción que sirva a la normalización de relaciones de los musulmanes con la ocupación, que ha capturado nuestra tierra, a nuestro pueblo, a nuestra Jerusalén y a nuestra Al-Aqsa.
  1. La visita debe ser coordinada con las autoridades palestinas encargadas de las visitas a las tierras ocupadas.
  1. Las visitas a las tierras palestinas deben tener como objetivo demostrar la identidad árabe e islámica de estas tierras y que el visitante se oponga a la ocupación y ayudar a los murabitoun[6] allí a mantenerse firmes hasta que se logre la esperada liberación.

«Hago hincapié en que se permite rezar en la Mezquita Al-Aqsa a todos los que entran al país de la forma legal palestina o que el gobierno de nuestro hermano país Jordania les conceda acceso, siendo este el custodio de la lugares sagrados en Jerusalén, pero no a aquellos que normalizan relaciones con Israel y utilizan esto para cooperar con el criminal ‘Acuerdo del Siglo’. La normalización de relaciones con Israel es una de las manifestaciones de este acuerdo y todo lo que se derive de este acuerdo está prohibido y es considerado nulo y sin efecto según el sharia, ya que tiene como objetivo abandonar Jerusalén, que el Acuerdo del Siglo considera como la capital de la entidad sionista, incluyendo los lugares sagrados, por supuesto.

«Alá el Todopoderoso prohibió seguir a los malhechores, cuando dijo [en Corán 11:113]: «Y no se inclinen hacia los que hacen maldad, no vaya a ser que sean tocados por el fuego». Esto nos obliga a prohibir la cooperación con el arbitrario Acuerdo del Siglo y sus horribles implicaciones, repletas de faltas, atroces crímenes racistas e insolencia.

«En conclusión, permítanme decir que la bendita Mezquita Al-Aqsa le pertenece exclusivamente a los musulmanes y que no se permitirá que nadie dañe ni una sola migaja del suelo en el que se encuentra. Permítanme también enfatizar que ningún palestino debe darle la bienvenida a quienes normalizan relaciones con Israel o mantienen vínculos con ellos.

«Alá dice la verdad y les guía por el camino de la justicia».[7]

Clérigos musulmanes rechazan el fatua del muftí palestino

Tal como se dijo, el fatua del muftí palestino fue criticado y rechazado por clérigos de todo el mundo árabe y musulmán, quienes afirmaron que carece de toda base religiosa.

Alto jeque de Al-Azhar: No existe base religiosa para prohibirle a cualquier musulmán rezar en cualquier mezquita

El ex-vice jeque de Al-Azhar ‘Abbas Shouman, afirmó que el fatua del muftí palestino no se basa en ningún principio del sharia y por ende, carece de validez religiosa y también señaló que el muftí empleaba un doble discurso, ya que no le prohibió a los ciudadanos de Qatar o Turquía orar en Al-Aqsa, aunque sus países tienen relaciones con Israel. Este dijo: «Estoy sorprendido por este fatua. Aunque apoyo la causa palestina, como cualquier musulmán y árabe y la defiendo en mis escritos y en las conferencias a las que asisto en este país Egipto y en el extranjero y aunque me opongo a cualquier cosa que vaya en detrimento de la causa palestina y reconoce el derecho de los palestinos a rechazar o aceptar posturas y decisiones respecto a Palestina… Estoy en contra de emitir fatuas que no se basen en ningún principio o fundamento del sharia…

«Como experto en jurisprudencia islámica, no veo justificación alguna para un fatua que niega el derecho de todos aquellos de un estado musulmán en particular de orar en una mezquita en particular basándose en una postura política adoptada por su país. Sin defender a los Emiratos Árabes Unidos o interfiriendo en las políticas de sus líderes, el fatua emitido por el honorable Muftí de Jerusalén es selectivo y no se le considera válido…

«Se sabe que Turquía tiene vínculos con Israel desde 1949 y por ser el primer país musulmán en reconocer a Israel. Estos vínculos se mantienen hasta el día de hoy y se han convertido en cooperación económica y militar, siendo esto mucho más que mera normalización de relaciones. A pesar de esto, No hemos escuchado hablar de ningún fatua palestino que prohíba a los turcos rezar en Al-Aqsa, ni queremos escuchar de alguno. Qatar también posee relaciones comerciales con Israel, pero no hemos escuchado que los qataríes tengan prohibido rezar en Al-Aqsa, ni queremos escuchar algo así… Aunque me opongo al comportamiento de Turquía y de Qatar y los considero dos de los estados más malvados de nuestra región, mi posición sobre un fatua que prohíbe a los turcos o a los qataríes orar en Al-Aqsa sería similar a mi posición sobre la prohibición hacia los emiratíes. Yo tendría la misma postura sobre cualquier fatua que prohíba a cualquier musulmán orar en Al-Aqsa, sin importar las posturas de su estado y las disputas que estos tengan…

«Este fatua es incompatible con la fuerte presión que vimos de los líderes palestinos en emitir fatuas obligando a todos los musulmanes a visitar Al-Aqsa y rezar allí. Al-Azhar se negó en ese momento a involucrarse en este asunto, sosteniendo que este no era un tema religioso que requiera de un fatua de Al-Azhar, sino más bien un asunto que debía ser determinado por los políticos en función de los intereses económicos y políticos de los palestinos… Yo apoyé esta postura tomada por Al-Azhar y también la mayoría de los musulmanes clérigos que asistieron a la conferencia de Al-Azhar en Jerusalén, en la que también estuvo presente el Muftí de Jerusalén.

«Aquellos expertos en sharia saben que no se deben emitir fatuas para prohibir algo específico, a menos que exista evidencia válida que lo justifique y no existe base alguna para prohibir o permitir posturas políticas específicas, sin importar cuán controvertidas estas sean. Que yo sepa, no se ha emitido ni un solo fatua en toda la historia islámica que prohíba a cualquier individuo o grupo rezar en cualquier mezquita musulmana… Así como ningún árabe puede menospreciar o renunciar a los derechos de los palestinos, ningún musulmán puede aceptar politizar los fatuas o el acto de recargar nuestra jurisprudencia islámica con temas que no puede ser abordados».[8]

Miembro del Consejo del Fatua de los Emiratos Árabes Unidos: El fatua del muftí es insolencia hacia Alá y viola las directivas del Profeta

 

Los miembros del Consejo del Fatua de los Emiratos Árabes Unidos también condenaron el fatua, alegando que constituía insolencia hacia Alá, a quien pertenecen todas las mezquitas y trasgrede las directivas del Profeta de visitar Al-Aqsa. El miembro del Consejo del Fatua, el Dr. ‘Omar Habtoor Al-Dar’i dijo: «El fatua emitido por el Muftí de Jerusalén que prohíbe a los emiratíes visitar Al-Aqsa es una de los fatuas más extraños y desconcertantes jamás emitidos. Este contiene insolencias hacia Alá, clara y asombrosamente. ¿Cómo puede un clérigo, que se ha comprometido a hablar en nombre de Alá, escupir tonterías en nombre de Alá a su propia discreción y atribuirle a la religión nociones que Alá no permitió? Esto daña la protegida esfera de jurisprudencia, su santidad y sus principios, y viola las leyes de la jurisprudencia islámica a fin de manipular la ley respecto a las mezquitas! Alá dijo [en Corán 72:18] que ‘las mezquitas le pertenecen a Alá’ y por lo tanto, prohibió comerciar con las leyes que les conciernen o se aprovechen de su santidad para beneficio personal con el pretexto de promover el bien colectivo de los musulmanes. Lo que empeora esto es que el muftí habló de la Mezquita Al-Aqsa, que Alá bendijo, el destino del Viaje Nocturno del Profeta. El Profeta Mahoma nos dio instrucciones de emprender el viaje hacia Al-Aqsa, por lo que visitarlo y orar en el está permitido y nadie puede prohibir lo que Alá permitió e incluso ordenó…»[9]

Otro miembro del Consejo del Fatua de los Emiratos Árabes Unidos hizo afirmaciones similares, el Dr. Ahmad Al-Haddad, quien es el jurisprudente más destacado de los Emiratos Árabes Unidos y jefe de fatuas en el Departamento de Asuntos Islámicos y de Actividades Caritativas en Dubái. Este dijo: «Las declaraciones que escuchamos en los medios de comunicación del Muftí de Jerusalén… son realmente extrañas, porque él mismo está familiarizado con el mismo sharia con el que todos los musulmanes están familiarizados y si este ordenó realizar algo de una manera diferente al sharia, entonces dirigió el camino de la jurisprudencia hacia la pendiente resbaladiza del componente político y esto es algo que nadie aceptará… Visitar Al-Aqsa le está permitido a todos los musulmanes que puedan venir y deseen rezar allí y también a todos  aquellos no-musulmanes que deseen visitarlo como turistas. Lo más apropiado es que el pueblo de Jerusalén, los murabitoun en el complejo de Al-Aqsa, sean alentados por sus hermanos musulmanes quienes visitan la mezquita. ¿Donde está la sabiduría de estas declaraciones que no son islámicas en lo absoluto y se desvían del camino correcto de jurisprudencia? Jurisprudencia significa transmitir información sobre las leyes del sharia, ¡cual jurisprudencia tiene esto intención de preservar!…»

Al-Haddad enfatizó que los Emiratos Árabes Unidos cumplieron su deber religioso, basado en el principio del sharia de servir al mayor bien musulmán y de acuerdo con las intenciones del sharia. Las acciones de los Emiratos Árabes Unidos «le proveyeron al pueblo palestino un logro que la historia reconocerá incluso antes que los propios palestinos», este dijo y agregó: «Incluso si los palestinos renuncian a sus relaciones con los Emiratos Árabes Unidos hoy, no está tratando de complacerlos sino de complacer a la conciencia humana, cumplir su sharia y su deber diplomático y promover el bien de todos los musulmanes. Mañana elogiarán el esfuerzo que hicimos hoy. Mañana no tardará en llegar».[10]

Imam francés Hassen Chalgoumi: Al-Aqsa le pertenece no solo a los palestinos sino a todos los musulmanes

El Imam Hassen Chalgoumi, jefe de la Conferencia de Imames de Francia y de la Unión de Pueblos por la Paz, condenó el fatua del Muftí de Jerusalén y le dijo al diario de los Emiratos Árabes Unidos Al-Ittihad que «la Mezquita Al-Aqsa le pertenece a todos los musulmanes y no es propiedad exclusiva de ninguna nación». Este agregó que a ningún musulmán se le puede prohibir la entrada a la mezquita porque no es propiedad privada de nadie y llamó a abstenerse de politizarla y permitir que siga siendo destino de peregrinación para los musulmanes en todo el mundo, especialmente después del acuerdo de paz entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel, que enfatiza el derecho de todos los musulmanes de poder rezar allí.

Chalgoumi se preguntó el por qué los musulmanes no visitan la mezquita por millones, lo cual haría elevar la moral y la economía palestina y agregó: «Al ratificar este acuerdo con Israel, los Emiratos Árabes Unidos hicieron lo correcto y otros países deberían hacer lo mismo… los Emiratos Árabes Unidos son el principal defensor y partidario de la causa palestina y ha proporcionado miles de millones en ayuda al pueblo palestino y nadie puede lanzarle consignas políticas o menospreciar el papel que ha desempeñado durante décadas». Yo llamó a escuchar la voz de la razón en este momento histórico decisivo y dijo: «Aplaudo al pueblo y al liderazgo de los Emiratos Árabes Unidos por este acuerdo histórico y los saludo por su valentía. Estamos orgullosos de ellos, porque son fuente de orgullo para nosotros como árabes y musulmanes. Los Emiratos Árabes Unidos han establecido los valores de tolerancia y paz en su sociedad y todos sus residentes se benefician de ello». Explicó que el acuerdo entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel puede impulsar el diálogo y el proceso de paz que llevan años estancados y que «el acuerdo es un puente entre naciones, que al mismo tiempo bloquea el camino de los extremistas que se aprovechan de la causa palestina en aras del chantaje y para obtener beneficios personales y promover sus intereses personales…»[11]


[1] Wam.ae/ar, 13 de agosto, 2020.

[2] Maannews.net, 25 de marzo, 2014.

[3] Gate.ahram.org.eg, 17 de enero, 2014; Maannews.net, 26 de febrero, 2012.

[4] Aljazeera.net, 28 de febrero, 2012.

[5] Al-Yawm Al-Sabi’ (Egipto), 19 de abril, 2012.

[6] El término árabe murabitoun se refiere a los guerreros que esperan la batalla al frente. Los términos murabitoun y murabitat también se refieren a los activistas palestinos que organizan protestas vocales en el complejo de Al-Aqsa en Jerusalén, especialmente para evitar que los judíos oren en el lugar.

[7] Darifta.ps, 18 de agosto, 2020.

[8] Akhbarelyom.com, 18 de agosto, 2020.

[9] Al-Bayan (EAU), 19 de agosto, 2020.

[10] Al-Bayan (EAU), 19 de agosto, 2020.

[11] Al-Ittihad (EAU), 21 de agosto, 2020.

The post Clérigos musulmanes: El fatua emitido por el Gran Muftí de Palestina prohibiendo a los emiratíes visitar Al-Aqsa no tiene base alguna en el sharia first appeared on MEMRI Español.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.