Diario Judío México - En una virulenta columna publicada el 22 de abril, 2019 en el diario sirio afiliado al régimen del Presidente sirio Bashar Al-Assad Al-Watan, Rif’at Ibrahim Al-Badawi acusó a los aliados de Siria, Rusia e Irán, de presionar individualmente a Siria política y económicamente para aceptar propuestas políticas que lleven a la actualización de cada uno de sus intereses, incluso si eso significa un sufrimiento para el pueblo sirio. Al-Badawi argumentó que los desacuerdos, que estuvieron una vez ocultos entre Rusia e Irán están ahora a la vista y que los dos países están ahora en una frenética carrera para transmitir mensajes que promuevan iniciativas divergentes para el liderazgo sirio. Mientras Irán intenta mejorar e incluso reactivar las relaciones entre Siria y Turquía, con el objetivo de formar una alianza regional, Rusia trabaja para acercar al régimen de Assad a Arabia Saudita y hacia los demás países árabes, a fin de debilitar la influencia de Irán sobre Siria y en toda la región.

Al-Badawi escribe que las acciones tanto de Rusia como de Irán están contaminadas por intereses estratégicos económicos y políticos. Además, acusa a los aliados de Siria, particularmente Rusia, de planear y crear deliberadamente la crisis de combustible, que ha paralizado el país durante semanas, mientras colaboran con sus rivales a fin de presionar a Siria para que acepte sus propuestas. Al-Badawi destaca sin embargo, que Siria está examinando las propuestas con sumo cuidado y juiciosamente y elegirá una que sea compatible con sus intereses y preservará su carácter árabe.

Rif’at Ibrahim Al-Badawi (Fuente: watanipress.com, 14 de diciembre, 2018).

En este contexto, cabe destacar que en los últimos meses se han presentado un número creciente de informes, en particular en los portales de oposición sirios, pero también en la prensa árabe y extranjera, sobre las luchas Rusia-Irán por la influencia en Siria. Cada uno se esfuerza por fortalecer su influencia en los aparatos de seguridad sirios y en las milicias que combaten sobre el terreno, al tiempo que debilita la influencia y presencia del otro bando. Estas luchas se manifiestan en feroces enfrentamientos en el terreno entre milicias pro-iraníes y pro-rusas, que según informes, han denunciado muchas muertes en ambos bandos.[1] Del mismo modo, ha habido informes sobre arrestos de activistas sirios pro-iraníes, tanto por parte de los aparatos de seguridad sirios que actúan por instrucciones de Rusia, como por las propias fuerzas policiales militares rusas en Siria.[2] También se ha informado que los cambios a comienzos de este mes en las altas esferas de los aparatos de seguridad del estado sirio, incluyendo la sustitución del jefe del estado mayor, fueron resultado de las presiones por parte de Rusia y que tenían como objetivo debilitar al hermano del Presidente Assad, Maher Al-Assad, quien se le considera cercano a Irán y a sus asociados y reemplazarlos con funcionarios leales a Rusia.[3]

Lo siguiente son extractos de la columna de Al-Badawi:[4]

«La frecuencia de las visitas a Damasco por parte de los funcionarios iraníes y rusos, una tras la otra, no es accidental. Estas visitas fueron una agitada carrera para transmitir mensajes a los líderes sirios, incluyendo propuestas para llegar a un acuerdo con Siria… [Las propuestas de] cada uno [es decir, Rusia e Irán] van de acuerdo al lenguaje y perspectiva [de cada uno respecto a Siria]… Está claro que Siria no tiene nada de prisa… y que examina juiciosamente las nuevas propuestas para ver cuáles son compatibles con los intereses sirios, por temor a que se vea envuelta en disputas y conflictos de intereses y [que luego estarán sujetas a] presiones adicionales, especialmente ante la grave crisis de combustibles en el país porque este se encuentra sitiado.

«También está claro que esta vez, los mensajes de los aliados de Siria [Rusia e Irán] provienen de direcciones opuestas, lo que refleja la visión única y separada de cada uno. Lo cierto es que las generosas propuestas de [dos] [países] rivales, Turquía y Arabia Saudita, han ido llegando a Damasco y tienen como objetivo establecer rutas para la cooperación política y de seguridad; estas han sido calificadas de positivas.

«Damasco, [tal como fue señalado] está considerando diligentemente todas las opciones e iniciativas. Teherán presiona a Damasco para que adopte lo que este denomina una iniciativa de alta calidad, cuyo objetivo es reorganizar las cartas del conflicto entre Siria y sus vecinos, siendo el principal de ellos el vecino otomano [turco]. El propósito de la visita a Siria del canciller iraní Mohammad Zarif [16 de abril, 2019] fue transmitir mensajes [recíprocos] entre Ankara y Damasco, como parte de un esfuerzo iraní en promover acuerdos políticos y de seguridad al punto donde las relaciones entre los dos países son reactivadas, incluso si inicialmente solo se limitan a la cooperación en el área de inteligencia…

«Rusia, [por otra parte], busca acercar las posturas de Damasco a las de Riad, presionando a Siria para que implemente la Resolución 2254 de las Naciones Unidas y acelerar la formación del comité constitucional [para que esto suceda] antes de la cumbre de Sochi programada para finales del mes de [abril]. Rusia describe este esfuerzo como un servicio al acercamiento entre los estados árabes, preparando el terreno para el regreso de Siria a la Liga Árabe y contribuyendo a romper el cerco político [sobre Siria] y desactivar el conflicto existente [entre Siria y los estados árabes], en preparación para una futura resolución de la crisis.

«Sin embargo, es imposible separar el ritmo acelerado de eventos y el flujo de iniciativas en Damasco del [hecho] de que estos países… [buscan] fortalecer sus roles y sus alianzas y asegurar sus intereses estratégicos, incluso si le causa sufrimiento al pueblo sirio.

«De los esfuerzos de Irán con su vecino otomano, se puede aprender… que Irán actúa [ahora] con absoluta determinación en crear intereses comunes entre los países que lo limitan, con el fin de garantizar la coordinación más amplia posible [entre estos] y también para asegurar los intereses de los pueblos, principalmente aquellos vinculados a Irán vía el Islam e ideología. Esto le garantizara a Irán un papel más importante y le otorgaría una considerable influencia política en el diseño de las características de la región, especialmente respecto a la lucha con el enemigo israelí.

«Por lo tanto, los una vez desacuerdos ocultos entre los aliados de Siria ahora están a la vista. Ya no es un secreto que Rusia, en respuesta a una clara demanda del Golfo, aspira a debilitar la influencia de Irán, que crece y se expande a expensas de la influencia de los estados del Golfo árabe en la región, una situación que explica el acercamiento entre Rusia y Arabia Saudita frente al acercamiento entre Irán y Turquía. Ahora está claro que el exceso de iniciativas no es solo para fines políticos, porque Los resultados se traducirán en beneficios económicos…

«Ante la maraña [de intereses y relaciones de las diversas fuerzas que operan dentro de esta], Siria está experimentando una verdadera crisis y un acoso sofocante, en medio de la caída en las importaciones cruciales de combustibles… Esta crisis no puede ser aislada de la presión que Siria está experimentando en actualizar los objetivos de las iniciativas y propuestas que se le presentan. Esto se debe a que la crisis de combustible que actualmente enfrenta Siria no sucedió ni siquiera en el punto más alto de la guerra allí, sin embargo uno pregunta por su itinerario.

«Existen voces estridentes del aliado ruso de Siria que se excusan por la abstención [rusa] en suministrarle combustible a Siria, alegando que transportarlo es costoso – aunque este se encuentra a mitad de distancia de los puertos de Rusia a los puertos de Siria que de los puertos de Irán a los de puertos de Siria. [Aunque] transportar combustible desde Irán a Siria cuesta mucho más que transportarlo desde Rusia, Siria [logra] consistentemente pagar este costo.

«En cuanto al fracaso de Irak para ayudar a Siria en esta crisis, independientemente de su proximidad geográfica, nuestros hermanos iraquíes respondieron que están comprometidos con la resolución estadounidense-saudita (que prohíbe proveer combustible) a Siria que tiene como objetivo incrementar la presión sobre esta.

«Lo que está sucediendo en la arena siria ante la asfixiante crisis está deliberadamente planeado por los aliados y rivales de Siria, juntos y por separado, con el objetivo de presionar a [Siria] para que acepte la propuesta rusa o iraní. Es decir, el boicot a Siria es un boicot disfrazado destinado a lograr objetivos particulares que asegurarán los intereses de uno de los aliados…

«Mientras esperamos por la apertura de los sobres [que contienen] las propuestas y arreglos, les decimos a los expertos que pescan en aguas turbias y que se aprovechan de oportunidades para jugar con el dolor de la población y cuyas voces agudas son escuchadas en las redes sociales y en otros lugares: No tienen ninguna relevancia en presionar a Siria. [Más bien], acuden en su ayuda, porque lo que los rivales y aliados de Siria no han logrado con un derramamiento de sangre no lograrán hoy con un boicot disfrazado, cuyos objetivos hoy día están bastante claros.

«Decimos con plena confianza que el liderazgo sirio solo considerara una propuesta que garantice que el corazón de la República Árabe Siria continuará siendo totalmente árabe».


[1] Por ejemplo, se informó en enero, 2019 que se producían luchas de poder en Damasco entre las milicias pro-iraníes y rusas; en enero y febrero del 2019 se produjeron enfrentamientos en la región de Sahl Al-Ghab, al norte de Hama, entre la Cuarta División del Ejército Sirio, encabezada por Maher Al-Assad hermano del presidente a quien se le considera cercano a Irán y el Quinto Cuerpo, creado por Rusia y encabezado por Suhail Al-Hassan, que se dice es protegido ruso. En enero y marzo, 2019 surgieron informes sobre enfrentamientos en la ciudad siria de Dar’aa entre milicias pro-rusas y pro-iraníes, mientras que en abril se registraron enfrentamientos similares en la ciudad de Al-Mayadin, en la región de Deir a-Zour y el este de Alepo. Baladi-news.com, 20 de enero, 2019; Al-Quds Al-Arabi (Londres), 21 de enero, 2019; Orient-news.net, 22 de enero, 2019, 23 de enero, 2019, 27 de febrero, 2019; Horanfree.com, 26 de marzo, 2019; Aljazeera.net, 19 de abril, 2019; Al-Modon (Líbano), 20 de abril, 2019.

[2] Orient-news.net, 17 de febrero, 2019, 6 de marzo, 2019, 11 de abril, 2019; Syriahr.com., 2 de febrero, 2019.

[3] Al-Modon (Líbano), 5 de abril, 2019; Orient-news.net, 8 de abril, 2019.

[4] Al-Watan (Siria), 22 de abril, 2019.