Informes en los medios de comunicación sobre las mujeres que prestan servicio en las fuerzas armadas de Ucrania y Rusia provocaron una oleada de respuestas en la prensa egipcia y en las redes sociales. Las reacciones se centraron en la apariencia de las mujeres en servicio y algunas de estas reacciones incluyeron comentarios sexistas, así como también referencias despectivas ante la mujer egipcia, quienes fueron comparadas desfavorablemente con las mujeres soldados rusas y ucranianas.[1] Por ejemplo, un artículo publicado en el diario del partido Al-Wafd provocó duras críticas por sus insinuaciones sexistas y luego fue eliminado del portal y de la cuenta Twitter del diario. El artículo presentaba una foto de mujeres refugiadas ucranianas junto al texto: «Les damos la bienvenida a nuestros hogares. El sentido del humor egipcio desafía la guerra. Estamos esperando por las jóvenes ucranianas». El articulo agregó: «Algunos consejos importantes para los hombres egipcios: No se apresuren en casarse. Las mujeres desplazadas y refugiadas ucranianas muy pronto estarán aquí».[2]

El artículo eliminado del diario Al-Wafd y de su cuenta Twitter.
El artículo eliminado del diario Al-Wafd y de su cuenta Twitter.

Un artículo en el diario egipcio Al-Yawm Al-Sabi’ el cual presentaba fotografías de mujeres soldados rusas y ucranianas titulado «bellezas rusas» y «bellezas ucranianas» también provocó críticas en las redes sociales.[3]

Fotografía de «bellezas ucranianas» en el artículo del diario Al-Yawm Al-Sabi’

Estas expresiones de sexismo provocaron críticas por parte de los periodistas egipcios. Entre ellos se encontraba Ahmad ‘Abd Al-Tawwab, columnista del diario del gobierno Al-Ahram, quien pidió a los hombres egipcios que dejaran de menospreciar a la mujer egipcia y que reconocieran su papel, como hombres egipcios, en la creación de la situación de estas mujeres, muchas de las cuales son criadas para ser amas de casa y servir a los hombres de su familia, mientras sacrifican su propia identidad.

Lo siguiente son extractos de su columna:[4]

«Observen las reacciones de estos ingeniosos auto-proclamados ante las imágenes publicadas en estos días de mujeres rusas y ucranianas que combaten en los ejércitos de sus países. Estos hombres las comparan sarcásticamente con las mujeres egipcias y luego describen esta vulgaridad como si estuviesen bromeando y burlándose. Estos no consideran que estén degradando el honor de la mujer egipcia. Además, ¡están errados! Sin mencionar que ellos no se comparan a sí mismos con los hombres rusos y ucranianos.

«Ellos también ignoran su gran responsabilidad como hombres por las miserables circunstancias de la vida de las mujeres egipcias, circunstancias con las que la mujer que admiran en las redes sociales no están familiarizadas. Esas mujeres fueron criadas desde su infancia a que crean en sí mismas, para desarrollar así una personalidad independiente, atreverse y a mostrar su belleza. Ellas no son golpeadas por sus padres, hermanos y esposos. No se sienten inferiores, no se sienten avergonzadas en presencia del sexo opuesto, no son regañadas cuando cometen errores, sino más bien aprenden de su experiencia por el bien del futuro.

«La mayoría de las mujeres egipcias tienen una enorme responsabilidad. Ellas se someten a la mutilación genital femenina en la infancia y se les restringe el juego, los deportes y los pasatiempos y el hacer amistades. Se les niega el derecho de tomar decisiones, viajar y participar en eventos culturales o en las artes… Además, desde muy jóvenes llevan la carga de ayudar a sus madres en su trabajo agotador y en servir a sus hermanos, etc… No se les permite experimentar o expresar emociones humanas, pero después de casarse se espera que sean alegres y enérgicas con sus maridos, pero muy severas y amenazadoras con otros hombres. A ellas se les exige que sirvan a sus maridos e hijos y que sean responsables del hogar y de la educación de los hijos, pero están expuestas a ser humilladas en el minibús o en el tuktuk (es decir, en el transporte público). Ellas permanecen en la sombra, sacrificándose y negando su identidad. Encuentran alegría solo en los éxitos profesionales de sus maridos y en el progreso de sus hijos a través de la vida. Las esposas de los granjeros trabajan en los campos desde el amanecer y soportan carga pesada que solo los campeones levantadores de pesas pueden cargar. Ordeñan vacas, almacenan alimentos, llevan bidones de gasolina en la cabeza y hacen frente a la escasez de una manera que debería inspirar la admiración de los expertos en economía. Sin embargo, sorprendentemente, de estas condiciones surgen mujeres médicas, enfermeras, ingenieras, maestras y otras profesionales.

«¡Oh mujeres de Egipto, nuestras hijas, hermanas, esposas y madres, víctimas de la explotación y de la opresión, que soportan una pesada carga de la mejor manera posible y son objeto de burla por parte de hombres que se creen inteligentes e ingeniosos – gloria a ustedes!»


[1] Al-Arabi Al-Jadid (Londres), 25 de febrero, 2022; Instagram.com, 25 de febrero, 2022; Al-Yawm Al-Sabi’ (Egipto), 24 de febrero, 2022.

[2] Twitter.com/Dr-molatif, 24 de febrero, 2022.

[3] Al-Yawm Al-Sabi’ (Egipto), 24 de febrero de 2022; Instagram.com, 25 de febrero, 2022.

[4] Al-Ahram (Egipto), 2 de marzo, 2022.

The post Columnista egipcio critica fuertemente al hombre egipcio por sus actitudes sexistas hacia las mujeres soldados rusas y ucranianas y su desprecio por las mujeres egipcias first appeared on MEMRI Español.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorRecette de Pourim : Les oreilles d’Haman
Artículo siguienteTras diez años de un anémico crecimiento económico, Rusia se enfrenta a una profunda crisis sin los medios creíbles para contrarrestarla