En su columna publicada el 28 de diciembre, 2020 en el diario saudita Al-Watan, el periodista liberal ‘Ali Al-Sharimi propuso diferentes formas de evitar que los jóvenes sean reclutados por las organizaciones extremistas tales como el EIIS. La necesidad primordial, dijo Al-Sharimi, es reformar el plan de estudios, especialmente en el campo de los estudios religiosos, los que actualmente no ofrecen ningún tipo de protección ideológica y de hecho radicalizan a los jóvenes y los convierten en potenciales reclutas para ser integrados en las organizaciones terroristas. Al-Sharimi sugirió, entre otras cosas, reexaminar el concepto del yihad en estos planes de estudio; inculcar los valores del pluralismo religioso, de derechos humanos y del estado nación además de enseñar material de todas las religiones en todos los niveles y grados – con el propósito de prevenir el dogmatismo y la violencia y cultivar un pensamiento independiente y altamente crítico.


‘Ali Al-Sharimi (imagen: Al-Watan, )

Lo siguiente son extractos traducidos de su columna:[1]

«El 22 de diciembre, 2020 los aparatos de seguridad nacional kuwaitíes arrestaron a seis adolescentes quienes estuvieron en contacto con la organización terrorista denominada el EIIS. Resulta ser que la organización les incitó e inculcó a que adoptaran su ideología, e incluso se descubrió que algunos de ellos poseían armas. Varias computadoras incautadas contenían correspondencia y coordinación con la organización terrorista. Uno de los adolescentes admitió en su interrogatorio que un individuo le contactó durante uno de esos juegos de computadora en la red… La pregunta es la siguiente, ¿por qué el EIIS recluta a adolescentes?

«Primero, reclutar adultos es más difícil que reclutar adolescentes. A los adultos solo se les puede lavar el cerebro aplicándoles un entrenamiento intensivo, mientras que los jóvenes son menos resistentes a las ideologías radicales. Es más fácil acostumbrarlos a ver varios tipos de asesinatos y ejecuciones y también más fácil convertirlos en bombas humanas, especialmente porque estos no despiertan ningún tipo de sospechas. Segundo, los esfuerzos por parte del Golfo y de los árabes han logrado aplastar al EIIS y después de muchas bajas y pérdidas, la organización se vio obligada a reclutar a adolescentes.

«Una manera más eficiente de combatir este fenómeno es establecer un consejo del Golfo para combatir el extremismo y el terrorismo, el cual estará asociado a los consejos nacionales independientes y de esta manera poder combatir el extremismo y el terrorismo en cada país. Estos consejos deben incluir a expertos en las áreas de los derechos humanos y de educación, así como también a expertos de los sectores militar, gubernamental y no-gubernamental, que trabajarán juntos para erradicar el flagelo del terrorismo en el Golfo.

«Pero lo más importante es establecer consejos que apoyen el marco familiar en el Golfo, porque los activistas del EIIS se aprovechan de ver la desintegración de familias provocada por las redes sociales e invaden dicho vacío… Estudios y estadísticas indican que la ausencia de seguridad educativa en la infancia es uno de los principales factores que contribuyen al surgimiento de individuos extremistas, quienes son objetivos estratégicos de las organizaciones terroristas.

Además, los ministerios de educación del Golfo y sus diversos aparatos deben ahora re-examinar los diferentes planes de estudios religiosos y eliminar de estos todo el contenido inapropiado que contravenga los valores de los derechos humanos, que el Islam muy bien defiende. Un ejemplo de ello es el extremismo religioso manifestado al distorsionar los principios de la fe, vaciar los reglamentos religiosos de su contenido y desviarlos de los verdaderos objetivos de la religión. Otro ejemplo de contenido inapropiado es el odio hacia otras religiones o escuelas religiosas. El término ‘yihad’ también debe ser reevaluado y examinado bajo una nueva lente. Nuestro yihad debería ser librado en contra del atraso y la ignorancia y en consecuencia, yo creo que la idea del pluralismo religioso debe ser inculcada en la mente de los ciudadanos, ya que la religión absolutista es la razón principal del surgimiento de un clima social de extremismo y de violencia. También es importante enseñar conocimientos generales y arte, en todos los niveles y grados, incluyendo la historia de las religiones y los estudios comparativos de las escuelas religiosas, como forma de cultivar una personalidad independiente y crítica que no se deje influenciar por ningún tipo de predica.

«Incluso más importante es incluir en el plan de estudios los principios de ciudadanía y de derechos humanos, e inculcar un sentido de pertenencia al estado nación… porque solo el estado puede brindar seguridad general, basados en el supuesto de que el comportamiento civil tiene como base las leyes aplicadas a todos los ciudadanos, sin importar su color de piel, raza, lugar de origen o su fe».


[1] Al-Watan (Arabia Saudita), 28 de diciembre, 2020.

The post Columnista saudita: Debemos reformar el plan de estudios para así poder inmunizar a los jóvenes contra el extremismo first appeared on MEMRI Español.