Diario Judío México - Este año ya no puede ser considerado como un annus horribilis completo. Pero, contra todo pronóstico, parece que la paz está estallando en Oriente Medio.

La semana pasada, duplicó el número de acuerdos de paz formales con sus vecinos árabes regionales, pasando de dos a cuatro. Tomando prestada una frase del candidato presidencial demócrata, los cálidos acuerdos de paz con los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein son “un BFD”.

¿Pero qué pueden hacer ahora los individuos u organizaciones para apoyar estas florecientes alianzas y consolidar aún más la paz en la región? Esa es la pregunta que todo el que abraza la paz y una fuerte relación entre EE.UU. e debería hacerse ahora. Algunas ideas son más adecuadas para los que trabajan en los medios sociales, algunas están dirigidas a los del mundo de los negocios, y otras funcionan mejor para los estudiantes y otras personas activas en la vida del campus.

Dov Hikind, el fundador de Americanos contra el , reconoció que no ha seguido los comentarios públicos de las organizaciones judías pero aconseja, “Si no lo han hecho, todo el mundo debería apoyar esto”. Hikind continuó, “La gente necesita hacer que sus voces sean escuchadas. Todo cuenta, todo es importante. Si algo así sucede, es algo que hay que celebrar”.

Eso es indudablemente cierto. En cuanto a cómo la gente podría hacer oír su voz, el blogger Elder of Ziyon recomienda amplificar el contenido pro israelí del Golfo Árabe en los medios de comunicación social, que los empresarios formen asociaciones conjuntas entre EE.UU., y los Emiratos Árabes Unidos, y que la gente participe en la redacción habitual de artículos de opinión, cartas al editor y comentarios sobre los artículos de noticias.

Roz Rothstein, cofundadora y directora general de StandWithUs, una organización internacional de en , tiene la mirada puesta en los medios sociales como herramienta crucial para avanzar: “Recomendamos que la gente utilice las plataformas de los medios sociales para comprometerse con los árabes que buscan la paz y enviar mensajes de apoyo. También, que se asocien con organizaciones que tengan programas de divulgación para el mundo árabe. Por ello, StandWithUs está aumentando nuestro alcance en los medios sociales para el mundo árabe, destacado por nuestra página en facebook.com/standwithusarabic, lo que nos da mucha esperanza de que la construcción de puentes [a nivel de base] es totalmente posible”.

Arsen Ostrovsky, un destacado abogado internacional de derechos humanos con sede en y miembro del Foro Israelí-Emiratí centrado en la sociedad civil, está de acuerdo en que la creación de relaciones entre personas es importante, señalando que “la verdadera paz florece desde la base, no una que se impone desde arriba”. Añade: “Al mismo tiempo, las personas y organizaciones estadounidenses favorables a también deberían trabajar para forjar vínculos entre los pueblos con los que todavía no tiene relaciones diplomáticas oficiales. Hacerlo sentará las bases para más acuerdos de paz en el futuro, a la vez que se promueven los intereses nacionales y la seguridad de los Estados Unidos”.

En cuanto a tender la mano a los de otras naciones árabes que aún no han hecho las paces con Israel, Varsha Koduvayor, analista investigador principal de la Fundación para la Defensa de las Democracias, ve una gran oportunidad porque “cientos de miles de expatriados de todo el mundo árabe e islámico que viven y trabajan en el Golfo”.

Koduvayor sugiere “planificar delegaciones y viajes entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel y Bahréin e Israel” porque “las delegaciones o viajes pueden facilitar interacciones positivas entre estas poblaciones, ayudando a eliminar cualquier tabú que quede sobre la normalización árabe-israelí”. Koduvayor también recomienda, “establecer cámaras de comercio, consejos de negocios y otras organizaciones económicas/sociales de la sociedad civil para ayudar a apoyar la creciente interrelación entre Israel, Bahréin y los EAU” para fortalecer “los lazos socioeconómicos y de la sociedad civil entre sus países”.

También es importante tener presente cómo estos cambios podrían afectar a los miembros de la Generación Z. Hen Mazzig, escritor israelí y miembro principal del Instituto de Tel Aviv, tiene la mirada puesta en cómo la vida en el campus podría cambiar como resultado de estos acuerdos.

Mazzig observa: “En las comunidades locales existen nuevas oportunidades de colaborar localmente con los representantes oficiales y no oficiales de los países árabes que han hecho la paz con Israel. En el campus, ahora se pueden planificar y organizar eventos que ni siquiera se podían prever. Lo más importante es que todos deben dar la bienvenida al Año Nuevo [judío] tirando sus sombreros al ring para oponerse al odio y la intolerancia contra los judíos y los musulmanes”.

Hay un papel para todos los partidarios de la alianza entre EE.UU. e Israel para apoyar estos acontecimientos. La presidenta del Fondo de Acción de Cristianos Unidos por Israel, Sandra Parker, envió un correo electrónico:

Los americanos pro-israelíes deben apoyar los acuerdos de paz históricos de Israel y rezar para que haya más por venir. A medida que el Estado Judío normaliza las relaciones con sus vecinos árabes, Israel se hace más fuerte y seguro mientras sus detractores son relegados a un segundo plano.

La mejor manera de apoyar a Israel durante este tiempo sin precedentes es asegurar que la relación entre EE.UU. e Israel se mantenga firme y que Israel cuente con la ayuda que necesita para seguir siendo una nación poderosa y próspera. Esto también significa asegurar que Washington continúe la campaña de máxima presión contra Irán; lo que no sólo redunda en los intereses de seguridad nacional de los Estados Unidos e Israel, sino también en los intereses vitales de los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin.

Hay muchas maneras en que la gente común puede alimentar estos brotes de paz. Se podrían organizar salidas de grupo virtuales o presenciales a embajadas o consulados de su ciudad para que más personas tengan la oportunidad de conocer el pueblo y la cultura de Israel, Bahréin y los EAU. Incluso podrías hacer planes para visitar estas tres naciones con grupos de tu casa de culto u organización cultural favorita. Estudiar hebreo o árabe, o ambos, ya sea tomando una clase o con programas como Rosetta Stone o Duolingo también ayudaría. Los estudiantes universitarios deberían considerar pasar un semestre en el extranjero en al menos uno de estos tres países.

Lo más importante es oponerse a los esfuerzos de boicot a Israel, ya sea que los vean en su ciudad natal, en el campus o en los pasillos del Congreso. Aislar a Israel era la antigua forma de operar. Cada vez más, el Medio Oriente está listo para avanzar.

Melissa Braunstein (@slowhoneybee) es una ex-escritora de discursos del Departamento de Estado y escritora independiente en Washington, D.C.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.