Diario Judío México - Un artículo escrito el 25 de septiembre, 2018 en el diario libanés Al-Modon, que se sabe es opositor a Hezbolá, examina el despliegue de las fuerzas de Hezbolá del lado sirio de la frontera con el Líbano. El artículo, de Ahmad Al-Shami, indica que Hezbolá controla grandes zonas de la parte occidental de la Gobernación Dimashq (Gobernación de la Provincia de Damasco) incluyendo una franja a lo largo de la frontera, de 3 km-5 km de largo y ha consolidado su presencia en esta área a través del establecimiento de bases militares ubicadas estratégicamente, puestos de avanzada, campos de entrenamiento y lugares de almacenamiento subterráneos. El artículo afirma además que más de 1500 agentes de Hezbolá están desplegados en más de 100 puestos militares en la Cuenca Dimashq y que una de estas posiciones también alberga a las fuerzas del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI) y sirve también como cuartel general iraní. Según el artículo, Hezbolá también obtiene beneficios económicos por su presencia en esta área al contrabandear personas, vehículos y mercancías a través de la frontera y también por ayudar a gente a obtener una visa para entrar en el Líbano pagando. Este agrega que uno de los objetivos de la organización para controlar esta área, que incluye a muchas aldeas chiitas, es proveerse a sí mismos de un lugar para almacenar su armamento, en caso de que sea imposible continuar manteniéndolas en el Líbano.

El área en Siria controlada por Hezbolá según el artículo (imagen: Google Maps).

Lo siguiente son extractos del artículo:[1]

“Aunque estas expulsaron a las fuerzas de oposición [sirias] en la cuenca occidental de la [Gobernación] Dimashq hace año y medio, tras un cerco de un año, la milicia libanesa de Hezbolá permanece en puestos militares aislados y en muchos recintos de seguridad en varias ciudades del Ghouta occidental, mientras que el área controlada por la milicia [Hezbolá] a lo largo de la frontera entre Siria y el Líbano posee una extensión de 3-5 km.

“De acuerdo a una fuente militar de oposición, más de 1500 agentes de Hezbolá están desplegados en más de 100 de los puestos militares de la organización al oeste de la cuenca de la [Gobernación Dimashq] y el servicio de inteligencia de la fuerza aérea es el único elemento militar sirio que comparte el control de esta área con ellos. La fuente agregó que todos los comandantes y agentes de Hezbolá en la región están subordinados directamente a los aparatos de seguridad de Hezbolá – la Filial 910, que posee una amplia autoridad y jurisdicción para la toma de decisiones en la región.

“La fuente también señaló que la mayor parte de la fuerza de Hezbolá en la región se encuentra situada en los puestos de avanzada erigidos en suelo sirio a lo largo de la frontera libanesa, los cuales son considerados puestos de avanzada de la Guardia de Fronteras, desde el puesto de avanzada en el Masna’a denominado (Paso de Frontera) al borde de la jurisdicción administrativa de la región en las llanuras de Rankous. Los puestos de avanzada tienen una separación de 1 kilómetro entre ellos.

“Una fuente bien informada de [la ciudad de] Al-Zabadani le dijo al diario que Hezbolá aún controla el vecindario de Al-Shallah y partes del barrio occidental [de la ciudad], los cuales son considerados como su zona de seguridad y también Qal’at Al-Tal y Zahr Al-Qadhib al oeste de la ciudad, siendo estos puntos de observación muy importantes en la región. La organización también posee campamentos militares en Serghaya y en ‘Ain Hawr a lo largo de la franja fronteriza y controla los puestos de avanzada [en las áreas boscosas] alrededor del pueblo de Bloudan. Además, la organización utiliza villas y otros edificios de propiedad saudita… como centros vacacionales para sus agentes.

“En las ciudades de Kfeir Yabous y Jdeidat Yabous, Hezbolá posee un control total, aunque el gobierno sirio tiene oficinas en estas. Hezbolá posee listas completas de los residentes de ambas ciudades y nadie puede irse o entrar a menos que su nombre se encuentre en estas listas. En las aldeas de Ma’adar y ‘Atib, la situación es más o menos similar y en ‘Atib, Hezbolá ha establecido una gran base de entrenamiento donde [una vez] existió una brigada radar de defensa aérea perteneciente [a las fuerzas] del régimen [sirio].

“Desde que Hezbolá puso un cerco a la ciudad de Madaya,[2] este se estableció en la llanura [alrededor] de la aldea, que los residentes locales denominan Marjat Al-Tal, una inmensa posición militar cerrada que cubre más de 3 kilómetros cuadrados y está rodeada por un zona que tiene prohibida su entrada a lo largo de más de 2 kilómetros de largo; se estima que Hezbolá posee depósitos subterráneos en esta región. De igual manera Hezbolá y el CGRI [iraní] controlan el campamento militar de Al-Talai, que este utiliza como su campo de entrenamiento y como sala de operaciones iraníes.

“Al norte de la aldea Baqin, frente a Madaya, Hezbolá posee una única posición – una edificación de 6 pisos que los residentes de la ciudad llaman ‘Abd Al-Majid. El edificio es utilizado como sala de operaciones de Hezbolá y su almacén sirve como prisión temporal. En las ciudades de Qudsaya y Al-Hama, no existe presencia de Hezbolá; la organización retiró sus fuerzas de allí hacia las aldeas de Wadi Barada, varios días después de participar en la toma [de las ciudades] junto a las fuerzas del régimen de Assad.

“Según el miembro de los medios de comunicación ‘Omar Al-Shami, quien es oriundo de Qudsaya, Hezbolá controla las colinas más altas de Wadi Barada – Al-Nabi Habil y Ard Al-Dahra. Estos son puntos estratégicos que permiten a la organización observar la región y posee bases de entrenamiento para sus operativos allí. Hezbolá y los servicios de inteligencia de la fuerza aérea siria controlan las aldeas de Basima y ‘Ain Al-Fijah e impiden que los aldeanos regresen a estas aunque no haya habido elementos de oposición allí durante 2 años consecutivos.

“Hezbolá utiliza sus puestos de avanzada en la frontera para contrabandear bienes y personas desde Siria hacia el Líbano y viceversa. En el pueblo de Al-Dimas, la organización posee grandes almacenes para los bienes traídos desde el Líbano y [los almacenes] son considerados como un tipo de ‘mercado libre’…”

Según el diario, Hezbolá se dedica a la trata de personas entre países y también contrabandea motocicletas y otros vehículos, a veces con la cooperación de oficiales de las aduanas sirias y mediante un pago este le ayudará a obtener visas para entrar al Líbano. Este agregó: “[Las fuentes enfatizaron] que Hezbolá pretende permanecer en la faja occidental de la [gobernación] Dimashq, ya que los pueblos y aldeas fronterizas libanesas desde Hermel [en el Líbano] hasta Yahfufa y Jdeidat Yabous [en Siria] son ​​todos de tendencia chiita [y por lo tanto, apoyan a la organización]… Hezbolá se encuentra elaborando una estrategia para el futuro y mantiene una presencia armada en esa región [en Siria] como plan alterno, en caso de que un día la presión en el Líbano por las armas quede solo en manos del ejército libanés[3] se incrementará [y si eso sucede, Hezbolá podrá mantener su armamento en Siria]”.


[1] Al-Modon (Líbano), 25 de septiembre, 2018.

[2] Para más información sobre el cerco de Hezbolá a Madaya, véase la serie de Investigación y Análisis No. 1226 – Hezbolá enfrenta críticas en el Líbano por cercar Madaya: El provocar la hambruna a los sirios recuerda los crímenes pasados ​​de exterminio masivo en la , 9 de febrero, 2016.

[3] En relación a la controversia en el Líbano durante años sobre el tema de las armas de Hezbolá, véase, por ejemplo, la serie de Despacho Especial No. 6851 – Carta de 5 ex-presidentes libaneses y parlamentarios a la Cumbre de la Liga Árabe transmite su oposición a las armas y participación de Hezbolá en Siria junto a la participación de Irán en el árabe Mundo, 30 de marzo, 2017; serie de Investigación y Análisis No. 1011- El Presidente libanés Michel Suleiman renueva su ataque al armamento de Hezbolá, 22 de agosto, 2013; Despacho Especial No. 2640 – Una segunda explosión de misiles por parte de Hezbolá al sur del Líbano, intensifica disputa interna del Líbano sobre las armas de Hezbolá, 24 de noviembre, 2009.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.