El 21 de diciembre, 2011 el diplomático afgano Zahir Tanin,[1] quien para ese momento ocupaba el cargo de representante permanente ante las Naciones Unidas para Afganistán, pronunció un discurso en el Simposio Atatürk en las Naciones Unidas, describiendo el reinado del rey reformador afgano Amanullah Khan, el cual ha sido descrito como el Atatürk afgano. Mustafa Kemal Atatürk es el principal líder político en la turca moderna quien fundó la República de Turquía en el año de 1923 tras el desmembramiento del Imperio otomano y a partir de ese entonces, mantuvo una campaña de 15 años de reformas modernizadoras hasta su muerte en el año de 1938.

El rey Amanullah Khan, oriundo de etnia pastún, es considerado el héroe nacional de Afganistán por obtener la independencia del país en la tercera guerra anglo-afgana con Gran Bretaña en el año de 1919. Luego de derrotar al mandato británico, el rey Amanullah sintió que era responsabilidad suya colocar a Afganistán en el camino de la modernización. Durante el gobierno del rey Amanullah Khan, el cual duró desde los años de 1919-1929, se implementaron varias reformas. En primer lugar, en 1919, un año antes de que la mujer pudiera votar en los Estados Unidos, a las mujeres en Afganistán se les concedió el derecho al voto. El rey Amanullah estableció la primera constitución, el primer código penal y el código de familia afganos. Este puso fin a la esclavitud y promovió un nuevo código de vestimenta, que obligó el uso de vestimenta al estilo occidental para los trabajadores públicos, alentó a la mujer a no usar el velo y les permitió ser parte integral de la sociedad.

Para el rey Amanullah, el papel de la mujer fue fundamental ante la modernización del país. De hecho, dijo que «la piedra angular de la estructura futura del nuevo Afganistán será la emancipación de la mujer». El diplomático afgano Zahir Tanin recordó en su discurso que las reformas del rey Amanullah estuvieron fuertemente influenciadas por las ideas del líder turco Mustafa Kemal Atatürk, quien fue visto de inspiración al desarrollo de Afganistán.

El discurso de Tanin, aunque pronunciado en el año 2011, sigue siendo altamente relevante, ya que muestra que las raíces de Afganistán no se pueden hallar en la ideología islamista, sino en las reformas progresistas del rey Amanullah. Desafortunadamente, su reinado no sobrevivió. A diferencia de Turquía, donde Atatürk pudo aprovechar el poder unificador del nacionalismo turco, Afganistán estuvo y sigue estando «en desventaja por una poderosa y divisiva élite tribal y religiosa que se opone a las reformas». En 1929, una sublevación popular llevó al rey Amanullah a huir de Afganistán.

Cabe señalar que el rey Amanullah luego se mudó a Roma, Italia, donde murió en 1960. Según informes en los medios de comunicación, se dijo que el rey Amanullah «maniobró para recuperar su trono con la ayuda de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial».[2] Sin embargo, la reversión alemana en Stalingrado en 1943, puso fin a los planes de Amanullah.[3]

A continuación se muestra el discurso de Zahir Tanin:[4]

El rey Amanullah con Mustafa Kemal Atatürk en 1928 (Fuente: Twitter.com)
El rey Amanullah con Mustafa Kemal Atatürk en 1928 (Fuente: Twitter.com)
Zahir Tanin (Fuente: Unmik.unmissions.org)
Zahir Tanin (Fuente: Unmik.unmissions.org)

«Al igual que Kemal Atatürk, el rey Amanullah vio en la modernización, el camino a seguir»

«Es un honor para mí estar aquí como parte de este simposio, celebrando a Mustafa Kemal Atatürk. Me gustaría agradecerle a mi respetado amigo el Embajador Apakan y a la Misión Turca por su coordinación al Tercer Simposio Anual de Atatürk para recordarnos el legado de Mustafa Kemal Atatürk y reflexionar sobre su impacto duradero…

«Tengo una razón muy particular para estar aquí. Para nosotros en Afganistán, nuestro viaje hacia la modernización a comienzos del siglo 20 está estrechamente relacionado con el de Turquía y con las ideas y aspiraciones de los ‘Jóvenes Turcos’ y Kemal Atatürk.

«Ante el gradual desmoronamiento del Imperio Otomano en vísperas de la Primera Guerra Mundial, el grupo de los Jóvenes Turcos emergió como fuerza importante dentro del imperio. Estos influyeron profundamente en el pensamiento de las fuerzas nacionalistas y modernistas en todo el mundo musulmán. En Afganistán, una élite progresista sentía un estrecho parentesco ideológico con el grupo de los Jóvenes Turcos, con elementos influyentes particulares de la clase dominante afgana que veían a Turquía de fuente de inspiración. Entre ellos se encontraba Mahmud Tarzi, suegro del próximo rey de Afganistán, quien vivió en el Imperio Otomano – en Siria – durante mucho tiempo y fue conocido como el fundador de la ideología nacionalista moderna en Afganistán. Fue principalmente a través de él que llegó la influencia del pensamiento del grupo de los Jóvenes Turcos y más tarde, de Kemal Atatürk.

«En 1919, el nuevo rey, Amanullah Khan, ascendió al trono de Afganistán. Influenciado por las aspiraciones progresistas ampliamente sentidas de la época, principalmente a través de Mahmud Tarzi y de otros miembros de un movimiento político de la época, el grupo de los ‘Jóvenes Afganos’, él fue un rey modernista y nacionalista, profundamente comprometido con el progreso y el cambio. El nuevo rey se involucró en una lucha histórica y logró llevar a Afganistán hacia la independencia total de Gran Bretaña al comienzo de su reinado. Con la independencia de Afganistán, el rey Amanullah se dedicó a asegurar el futuro de Afganistán. Al igual que Kemal Atatürk, el rey vio la modernización como el camino a seguir y para él esto significaba occidentalizarse.

«Sin embargo, el éxito del rey Amanullah en lograr la independencia lo convirtió en héroe y punto de reunión para los movimientos anticolonialistas, nacionalistas y pan-islámicos en todo el mundo musulmán, particularmente en Asia central y el subcontinente hindú. Pero con la Rusia soviética al norte y Gran Bretaña al sur de India, la situación geopolítica de Afganistán requería de un equilibrio bastante delicado. Para que el rey se convierta en símbolo del pan-islamismo este tenía que amenazar este equilibrio de poderes y le llevó un tiempo distanciarse en defender la causa pan-islámica y centrarse en su lugar en reformas».

«La piedra angular de la estructura futura del nuevo Afganistán será sin lugar a dudas la emancipación de la mujer»

«Las reformas del rey Amanullah fueron amplias. Acabó con la esclavitud, estableció la primera constitución afgana, el código penal y muchas instituciones modernas importantes destinadas a construir una sociedad basada en el estado de derecho. Se embarcó en una importante agenda educativa y fundó escuelas modernas de estilo occidental y el envío de docenas de estudiantes afganos al extranjero por toda Europa. Hizo hincapié en los derechos de las mujeres y dijo que «la piedra angular de la estructura futura del nuevo Afganistán será la emancipación de las mujeres». Con este fin, estableció el primer código de familia. Reina Soraya [Tarzi] fue la primera persona Primera Dama de nuestra parte del mundo que apareció en público sin velo o velo «limitado». Hizo especial hincapié en la educación de las niñas, la construcción de escuelas para niñas y el envío de niñas a Francia, Suiza y Turquía. El rey Amanullah comenzó a modernizar los sistemas básicos de salud, la infraestructura de comunicaciones, así como el ejército afgano. Teléfonos, telégrafos, un servicio postal, numerosos medios impresos, radiodifusión, la métrica El sistema, los automóviles y los aviones se introdujeron por primera vez en Afganistán en ese momento. Además de estos cambios sustanciales, bajo el rey Amanullah Afganistán comenzó a modernizarse social y culturalmente también. Algunos cambios simbólicos como el uso obligatorio de ropa europea para los trabajadores públicos y otras medidas provocaron conmociones en el país y la región. Las numerosas fotografías de afganos con atuendos occidentales de la época son testimonio de la transformación que estaba experimentando la cultura afgana.

El líder turco Mustafa Kemal Atatürk, la reina Soraya Tarzi y el rey Amanullah Khan, en Ankara, 1928. (Fuente: Trtworld.com)
El líder turco Mustafa Kemal Atatürk, la reina Soraya Tarzi y el rey Amanullah Khan, en Ankara, 1928. (Fuente: Trtworld.com)
Reina Soraya Tarzi (Fuente: Twitter.com)
Reina Soraya Tarzi (Fuente: Twitter.com)

«El rey Amanullah recurrió a otras naciones en busca de apoyo a sus esfuerzos por reformas – la Rusia soviética, Francia, Alemania, Italia, Estados Unidos, Japón e incluso Gran Bretaña – pero más que en ningún otro lugar, este recurrió a la incipiente República de Turquía. Afganistán se convirtió en el segundo país del mundo en reconocer a la nueva República, con el Acuerdo de Alianza Turquía-Afganistán del año 1921, firmado en Moscú, incluso cuando Turquía luchaba por establecer su independencia. El Acuerdo reflejaba la plena confianza mutua que Turquía y Afganistán compartían, yendo a más dándole a cada uno una voz en la política exterior del otro, comprometiéndose a no celebrar acuerdos con terceros sin el consentimiento del otro.

«El Acuerdo marcó el comienzo de un período de cooperación muy cercano, ya que Turquía se convirtió en parte integral de los esfuerzos de desarrollo y modernización de Afganistán. Los turcos enviaron misiones educativas y militares a Afganistán. El futuro Jefe del Estado Mayor de Turquía Kâzim Pasha, ayudó a entrenar al ejército afgano y a sus oficiales. Turquía ayudó a construir el servicio civil patrocinando la primera escuela administrativa; se involucró en el área de educación de las chicas afganas y los derechos de la mujer; y luego estableció el programa de entrenamiento médico que se convirtió en el núcleo de la futura Universidad de Kabul. Turquía también fue tema fundamental en la redacción de nuestra primera Constitución y leyes en la década de los años 1920».

Mujeres afganas en el año 1927 (Fuente: Afghanistanonmymind.blogspot.com)
Mujeres afganas en el año 1927 (Fuente: Afghanistanonmymind.blogspot.com)
Mujeres afganas en la década de los años 1920. (Fuente: Afghanistanonmymind.blogspot.com)
Mujeres afganas en la década de los años 1920. (Fuente: Afghanistanonmymind.blogspot.com)

«Afganistán resultó desfavorecido por una élite tribal y religiosa poderosa y divisiva que se oponía a las reformas»

«El rey Amanullah vio comprensiblemente la participación turca en Afganistán como la clave del progreso, una manifestación de nuestras aspiraciones compartidas de modernización y de poner fin al atraso. Y, en muchos sentidos, el proyecto de modernización del rey fue desarrollado paralelamente al de Kemal Atatürk. Pero el programa de Amanullah no fue religioso y rompió con el modelo laico-modernista occidental manteniendo una conexión entre religión, estado y ley.

«El debate entre el modernismo laico y el elemento religioso es muy pertinente para el mundo de hoy día. Los extremistas religiosos de Al-Qaeda denuncian al estado-nación de ser no-islámico y como ‘ídolo blasfemo’, aunque es opinión generalizada en la mayoría de los países islámicos es que la reforma secular-modernista no es intrínsecamente anti-islámica o incluso no-religiosa. Más bien, la clave de la modernización es simplemente la modernidad y los valores modernos, tal como lo demuestran las reformas del rey Amanullah y Kemal Atatürk – valores tales como la libertad, el estado de derecho, progreso, prosperidad y derechos humanos.

«Donde sobrevivió el estado moderna de Atatürk, el de Amanullah fracasó. Cuando el rey se reunió con Mustafa Kemal en Turquía en el año 1927, formando una fuerte conexión personal, se dice que Atatürk le aconsejó que mantuviera siempre el fuerte apoyo a un ejército con el que resistir la contrapresión de las fuerzas conservadoras. Pero el fracaso de las reformas del rey no fue la falta de un ejército fuerte o el fuerte apoyo al ejército, o al carácter antirreligioso de sus reformas, tal como afirmaban sus enemigos. Más bien, donde Turquía podía aprovechar el poder unificador del nacionalismo turco a la nueva República, Afganistán se encontraba en desventaja debido a una élite tribal y religiosa poderosa y divisiva que se oponía a todo tipo de reformas. Pero lo más importante es que la ubicación estratégica de Afganistán a menudo lo convirtió en un peón en el juego de la geopolítica internacional, que lamentablemente ha socavado muchos de nuestros intentos anteriores de modernización, desde el rey Amanullah hasta el final de la Guerra Fría…

«Mustafa Kemal Atatürk a menudo es recordado como un gran líder, revolucionario y modernizador. Pero nosotros en Afganistán también lo recordamos como un verdadero amigo de nuestra nación y en este sentido su legado aun sigue vivo…»


[1] Desde el mes de octubre, 2020 Zahir Tanin se ha desempeñado como representante especial del secretario general y jefe de la Misión de Administración Provisional de las Naciones Unidas en Kosovo (UNMIK).

[2] Nytimes.com/1979/04/29/archives/afghan-king-in-rome-exile-tightens-belt-daud-sent-money-to-family.html, 29 de abril, 1979.

[3] Books.google.co.il/books?id=xG53CgAAQBAJ&pg=PT146&redir_esc=y#v=onepage&q&f=false, consultado el día 17 de septiembre, 2021.

[4] Afghanistan-un.org/2011/12/he-zahir-tanin-ambassador-and-permanent-representative-of-afghanistan-to-the-united-nations-statement-at-Atatürk-symposium, 6 de diciembre, 2011.

The post Diplomático afgano Zahir Tanin en referencia a la era dorada de Afganistán: El rey Amanullah fue el Atatürk afgano first appeared on MEMRI Español.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa foto con el maquillador israelí que complicó a actriz libanesa
Artículo siguienteEl comienzo de la opresión a los periodistas afganos bajo el régimen de los talibanes