Diario Judío México - Tras la masiva explosión de ayer 4 de agosto, 2020 en el puerto de , que acabó con la vida de más de 100 personas, hirió a miles y causó daños generalizados a la propiedad, los diarios del establishment saudita ‘Okaz y Al-Riyadh publicaron editoriales que vinculan directamente a Hezbolá con la explosión, incluso insinuando que fue responsable de ello. Los editoriales afirman que Hezbolá siempre ha sido una fuerza de destrucción y de devastación en el Líbano y que solo le sirve a la agenda iraní, conspira contra el Líbano y no está interesado en su estabilidad. El editorial de Al-Riyadh incluso implicó que la explosión está directamente relacionada con el próximo anuncio del Tribunal Especial para el Líbano el 7 de agosto en La Haya sobre su veredicto final en el juicio sobre el asesinato del ex-primer ministro libanés Rafik Al-Hariri ocurrido en el año 2005.

Cabe señalar que el canal saudita Al Arabiya hizo una conexión entre la explosión y Hezbolá, cuando informó que tuvo lugar en los depósitos de municiones pertenecientes a Hezbolá.[1]

Lo siguiente son extractos traducidos de los editoriales de ‘Okaz y de Al-Riyadh:

‘Okaz: Hezbolá diseña toda crisis en el Líbano

En su editorial, el diario ‘Okaz declaró que el Líbano es víctima de Hezbolá y de Irán y que la explosión en el puerto de lo ilustra claramente: «Nadie está en desacuerdo con que Líbano fue y sigue siendo víctima de quienes conspiran contra este desde dentro. [Esto se refiere a] aquellos que establecieron un país dentro de un país [es decir, Hezbolá] y secuestraron a este país árabe para hacer realidad los intereses del régimen sectario iraní y que no han logrado ningún beneficio para el pueblo [libanés]. Al contrario, han transformado al Líbano en un suburbio terrorista cuyo objetivo es detonar, devastar y destruir.

«El mundo en su totalidad es testigo de la magnitud de la masiva explosión ocurrida [el 4 de agosto] en un almacén que contenía explosivos en el puerto de , que convirtió la capital libanesa en zona de desastre y causó miles de heridos y cientos de fallecidos, destruyendo no solo el puerto de sino toda la capital. Hezbolá nunca ha sido, de ninguna manera, un elemento constructivo en el Líbano. Siempre que hubo alguna crisis en el Líbano, fue Hezbolá quien la diseñó. Su líder, el terrorista Hassan Nasrallah, sigue siendo un agente de devastación y destrucción. Por lo tanto, restaurar la paz y la seguridad es [condicional] a ponerle punto final a Hezbolá, que se nutre de guerras y actos de destrucción. Esta gente no busca prosperidad para el Líbano o para , o que sus universidades estén abiertas y [proporcionen] un lugar de encuentro para la tolerancia y la convivencia entre todos los libaneses de todos los grupos étnicos, escuelas de pensamiento, regiones y estratos sociales. [Este enfoque de Hezbolá] se deriva de la falta de lógica política y madurez, porque Hezbolá obedece los lineamientos del régimen terrorista del [Líder Supremo iraní Ali] Jamenei y sirve a la empresa iraní que ha adoptado. La mejor prueba de ello es [la explosión] en el puerto de , que convirtió al Líbano en cenizas».[2]

Diario Al-Riyadh: «El Líbano está azotado por desastres; el Reino [saudita] declara su solidaridad con sus hermanos, el pueblo libanés»

La siguiente fotografía apareció en el diario Al-Riyadh el 5 de agosto. Esta lee: «El Líbano está azotado por desastres; el Reino [saudita] declara su solidaridad con sus hermanos, el pueblo libanés».

Al-Riyadh: La está vinculada al inminente veredicto del Tribunal Especial para el Líbano en La Haya

El editorial de Al-Riyadh del 5 de agosto, 2020 sugirió que la explosión está vinculada al fallo del Tribunal Especial para el Líbano previsto para el viernes 7 de agosto, 2020 sobre el veredicto de La Haya en el juicio por asesinato al ex-primer ministro libanés Rafik Al-Hariri. El documento declaró que todas las indicaciones apuntan que Hezbolá estuvo detrás del atentado:

«Ayer [4 de agosto, 2020] a solo unos días antes de [publicar] la decisión del Tribunal Especial para el Líbano en La Haya, convocado para investigar el asesinato de Rafik Al-Hariri, fue sacudido por potentes explosiones, desconociéndose todavía la razón de los estallidos… Hay quienes no buscan estabilidad en el Líbano, o que este sea ‘su propio amo’ – y cuál es la mejor evidencia de esto si no es el gobierno, cuya lealtad es hacia Hezbolá… El dedo acusador siempre apunta a Hezbolá. Y esto no solo trata de culpabilidad, sino de un hecho que todos conocen. Hezbolá está totalmente subordinado a Irán, e implementa su agenda no solo en el Líbano sino en toda la región. Esta es una política destructiva que tiene como objetivo diseminar caos e inestabilidad.

«Lo que hace a uno pregúntese es el papel desempeñado por las fuerzas políticas en el Líbano. ¿Por qué no actúan cuando ven que el Líbano se encuentra en una situación de riesgo? ¿Dónde están las voces que hemos escuchado sobre los temas mucho menos importantes a lo que está sucediendo ahora en el Líbano? Cuando vieron masacrar al Líbano, permanecieron silentes…

«¿Ha llegado el miedo al nivel de horror? Todos los indicadores apuntan a que Hezbolá está detrás del asesinato de Rafik Al-Hariri, y todos los indicadores apuntan a que Hezbolá desea que el Líbano sea una provincia iraní y un gran problema para la comunidad árabe. Este siempre lleva al Líbano hacia un lugar que no le es para nada bueno…

«Es muy probable que las explosiones en sean el comienzo de [incluso] eventos mucho mayores en el Líbano y nadie sabe hacia dónde pudieran conducir, pero seguramente no nos alegrarán. Pueda Alá proteger al Líbano y a su leal pueblo».[3]


[1] Alarabiya.net, 5 de agosto, 2020.

[2] ‘Okaz (Arabia Saudita), 5 de agosto, 2020.

[3] Al-Riyadh (Arabia Saudita), 5 de agosto, 2020.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.