El «fatua nuclear» de Jamenei, una vez más

Por:
- - Visto 178 veces
El «fatua nuclear» de Jamenei, una vez más

En un nuevo libro titulado Religion and Nuclear Weapons, A Study of Islamic Republic of Iran and Pakistan/Religión y armas nucleares, un estudio de la República Islámica de Irán y Pakistán (Vij Books India Pvt Ltd, 2022, 120 pp.), el Dr. Shameer Modongal de la Universidad de Kerala y el profesor Seyed Hossein Mousavian de la Universidad de Princeton exponen un argumento detallado de que Irán no busca obtener armas nucleares. El profesor Mousavian tiene cierta experiencia en este tema, ya que fue portavoz de Irán en sus negociaciones en materia nuclear con la comunidad internacional entre los años 2003-2005 y asesor de política exterior del secretario del Consejo supremo de seguridad nacional de la República Islámica de Irán entre el 2005-2007.

Los autores comienzan de manera académica y metódica, con descripciones generales de varios modelos en ciencias políticas que explican el por qué algunos estados optan por desarrollar armas de destrucción masiva (ADM). El siguiente es un debate sobre el papel de la religión en la configuración de las políticas de seguridad nacional de los estados y un enfoque muy detallado sobre las declaraciones dadas por los clérigos iraníes y un debate sobre la política de la teocracia iraní sobre el tema de las armas de destrucción masiva. El razonamiento de los autores se basa en el papel decisivo que jugaron los edictos religiosos (fatuas) en las decisiones del régimen islámico iraní. Afirmando que el desarrollo, adquisición y el uso de armas de destrucción masiva están prohibidos en el islam, estos luego discuten el cómo el supuesto fatua anti-nuclear del líder supremo iraní Ali Jamenei es legalmente vinculante para la teocracia de Irán y evitaría en su totalidad los intentos iraníes de lograr poseer una bomba atómica.

En una refutación detallada hacia aquellos que dudan de la existencia del fatua, Modogal y Mousavian reconocen que no existe tal fatwa escrito (p. 69), pero argumentan que «esta preocupación no es significativa considerando la postura del ayatola Jamenei y la publicidad de sus declaraciones. En lo que respecta a la legitimidad de un fatua en cuestión, no es necesario que este se emita por escrito. Ha sido práctica desde tiempos remotos emitir fatuas orales y estos pueden ser escritos por quienes los escucharon. Las declaraciones del ayatolá Jamenei también han sido reportadas por quienes lo escucharon. Sus declaraciones en contra de las armas nucleares han sido publicadas en su portal personal».


Lo que los autores no aclaran es el cómo puede distinguirse entre una declaración política en un discurso pronunciado por el líder supremo como jefe de estado y un edicto religioso formal y vinculante que es considerado un fatua que este emite como autoridad religiosa suprema. Si las declaraciones de Jamenei contra el que Irán posea armas nucleares han sido publicadas en su portal personal, sería extraño para él, jurisprudente, haberse abstenido constantemente de dar un paso más y publicarlo en uno de sus dos portales en los que sus fatuas aparecen en su formato tradicional. Ese formato es una pregunta específica dirigida al jurisprudente y, en respuesta, su pronunciamiento sobre el mismo, basado en argumentos religiosos.

29

Jamenei: las armas nucleares no son un tema de jurisprudencia

Con esta pregunta asomándose por encima de su discusión, los autores concluyen que «la postura y el poder del ayatolá Jamenei aseguran la permanencia de esta posición religiosa de Irán (la cual prohíbe a Irán adquirir armamento nuclear) sin ser cuestionado por otros académicos…» (pág.71). Sin embargo, no mencionan que fue el propio Jamenei quien explicó, por escrito, que su posición sobre el tema del armamento nuclear iraní no se basa en religión. El 15 de marzo, 2012 un grupo de oposición iraní llamado Cheragh-e Azadi («La luz de la libertad») le envió la siguiente pregunta a Jamenei vía Facebook:

«Pregunta: Su Excelencia ha anunciado la prohibición del uso de armas nucleares y considerando que las armas nucleares son un requisito para la disuasión y que el objetivo de obtenerlas es intimidar a los enemigos para evitar así que actúen de forma agresiva y ante lo que está escrito en Surat Al-Anfal, versículo 60… ¿Está prohibido también obtener armas nucleares, según su decisión de que su uso está prohibido?»

La respuesta de Jamenei, también en Facebook, fue breve: «Respuesta: Su carta no tiene ningún aspecto jurisprudencial. Cuando esta tenga una postura jurisprudencial, entonces será posible responderla». El intercambio concluyó con un «resumen: No se dio respuesta alguna».[1]

Nueve años después, el 22 de febrero, 2021 Jamenei tuiteó un mensaje menos cauteloso en inglés: «Irán no busca armas nucleares. Pero su enriquecimiento nuclear tampoco estará limitado al 20%. Se enriquecerá uranio en cualquier medida, eso es necesario para el país. El nivel de enriquecimiento de Irán puede llegar al 60% para satisfacer las necesidades del país». Es bien sabido, sin embargo, que no existen fines civiles para los que un país necesite uranio enriquecido a más del 20%; 60% es el nivel de enriquecimiento requerido para alimentar submarinos nucleares.[2]

Un año después, el día 10 de marzo, 2022, al dirigirse a la Asamblea de Expertos de Irán, Jamenei se refirió a las armas nucleares como «un brazo de poder» y explicó lo siguiente: «El tema nuclear es… sobre el progreso científico y nuestra tecnología futura. … Hay gente hablando sobre el hacer concesiones a Estados Unidos o a otros para volverse inmunes a las sanciones. Esto significa cortarle este brazo a nuestra política y renunciar a esta carta bajo la manga… Yo creo que estos compromisos son ??errores, si a lo largo de los años se le hubiera dado permiso a la gente que desea cortarle algunos de esos brazos al poder, nuestro país estar enfrentando hoy día un gran peligro».[3] Esta posición va de acuerdo línea con lo ridículo de Jamenei, en su discurso de Año Nuevo persa el 20 de marzo, 2011 del líder libio Muammar Gadafi por entregar sus instalaciones nucleares a los Estados Unidos: «Este caballero envolvió todas sus instalaciones nucleares, las empaquetó en un barco, las entregó a Occidente y dijo: ‘¡Tómenlas!’ Vean en qué posición está nuestra nación y en qué posición están los libios ahora».[4]

La nueva platica iraní sobre la necesidad que posee Irán al armamento nuclear

La invasión rusa de Ucrania realizada en febrero del 2022 provocó una oleada de conversaciones iraníes contundentes, incluyendo descripciones de las futuras armas nucleares de Irán como esenciales para la seguridad nacional iraní.[5] El miembro del Majlis (parlamento) iraní Mohammad Ka’ab Amir dijo el día 26 de febrero, 2022: «Ucrania es un ejemplo del que los partidarios de Occidente y del Medio Oriente deben aprender. Debemos insistir en los derechos en materia nuclear del pueblo iraní… para que Irán sea fuerte, con poderío nuclear y militar». El mismo día, el portavoz diario del régimen iraní Kayhan, escribió lo siguiente: «Una mirada de cerca a las dimensiones de la crisis de Ucrania y la respuesta del mundo indica muy claramente el por qué el líder de la revolución iraní Jamenei ha enfatizó el tema de construir fortaleza en todos los niveles y se ha opuesto firmemente a cualquier concesión en cuanto a los factores que garantizan la seguridad del país por sí mismo, sin depender de otros”. Dos días después, este aclaró: «Una lección importante de la guerra de Ucrania es que, para disipar las amenazas, uno debe ser fuerte. Desarmar y entregar las propias fuentes de fuerza es el error más letal…» De manera similar, el líder de la Organización de defensa pasiva general Gholamreza Jalali, dijo el 6 de marzo, 2022: «Uno de los errores de Ucrania fue que, aunque es una de las potencias nucleares del mundo, transfirió todas sus instalaciones y capacidades nucleares a Europa a cambio de seguridad y apoyo de los europeos. »

Continuando con esta serie de declaraciones abiertas, el Dr. Mahmoud-Reza Aghamiri, jefe del departamento de ingeniería nuclear de la Universidad Shahid Beheshti en Teherán, habló con franqueza a una audiencia el día 9 de abril, 2022 y dijo lo siguiente: «Hoy, ustedes poseen capacidad de disuasión. ¿Qué significa esto? Significa que pueden incrementar su nivel de enriquecimiento de uranio al 99% en un período de tiempo muy corto. Tienen el poder, si es necesario, de «dejar fuera de control» la fisión nuclear. En otras palabras, pueden instalarlo en una ojiva y dejar que haga lo que este desee… Es natural tener el poder, la fuerza y ??las capacidades que harían que tu enemigo sucumbiera a tus demandas en las negociaciones».

Kamal Kharrazi, ex-canciller iraní (1997-2005) y actualmente asesor en política exterior de Jamenei, así como presidente del Consejo estratégico de relaciones exteriores de Irán, dijo en una entrevista publicada el 17 de julio, 2022 en el canal de televisión catarí Al-Jazeera: «No es ningún secreto que nos hemos convertido en un país con capacidad nuclear. Esta es la realidad. Esto es un hecho. No es ningún secreto que tenemos las capacidades tecnológicas necesarias para producir una bomba nuclear. Pero no queremos eso y no hemos decidido hacerlo. En el pasado, elevamos el nivel de enriquecimiento de uranio del 20% al 60% en cuestión de días. Simplemente podemos incrementar este nivel al 90%».[6]

La leyenda del fatua nuclear: ¿de dónde proviene?

En vista a estas declaraciones, uno puede preguntarse de dónde proviene la leyenda de un fatua vinculante y anti-nuclear emitido por Jamenei. El siguiente relato muestra su origen trivial. El día 15 de noviembre, 2004 en París, Irán firmó un acuerdo con Francia, Alemania y el Reino Unido en el que declaró que “no busca ni buscará adquirir armamento nuclear”. También se comprometió a «continuar y ampliar su suspensión para incluir todas las actividades relacionadas con el enriquecimiento de uranio y el reprocesamiento». A cambio, la Junta de gobernadores de la agencia internacional de energía atómica decidió no remitir a Teherán al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Para llegar a este acuerdo, el entonces jefe negociador nuclear de Irán Hassan Rouhani, quien luego se convertiría en presidente iraní, buscó un argumento que se ganara la confianza de los europeos y decidió hacer uso de un sermón de los viernes que Jamenei pronunció en Teherán el 5 de noviembre, 2004 10 días antes de la firma del acuerdo de París. Años más tarde, en una entrevista en televisión con el Servicio Público de Radiodifusión de los Estados Unidos transmitida en mayo del 2012, Rouhani afirmó que Jamenei «habló sobre el fatua» en su sermón. Sin embargo, Jamenei solo dijo en el sermón que «las armas nucleares, su producción, almacenamiento y uso, cada una de estos renglones son problemáticos. También hemos expresado nuestra opinión jurisprudencial. Está del todo claro y todos lo saben». En otras palabras, en su sermón Jamenei no emitió un fatua ni usó el término religioso «haram» («prohibido»); simplemente llamó a las armas nucleares «problemáticas».

En esta entrevista del año 2012, Rouhani expuso su truquillo, afirmando lo siguiente: «Eso fue cuando estábamos al borde del Acuerdo de París. La troika europea enfatizó la necesidad de fuertes garantías para no desarrollar armas nucleares… Yo le dije a la tres ministros europeos que deben conocer dos garantías explícitas de nuestra parte, una de las cuales es el fatua del líder supremo quien declaró de haram (prohibida), la producción de armas nucleares. Este fatua es más importante para nosotros que el TNP (Tratado de no-proliferación nuclear) y su Protocolo Adicional, más importante que cualquier otra ley». Cuando se le preguntó si mencionó el tema después de consultas previas, Rouhani respondió: «Se me ocurrió mencionarlo».[7] Por lo tanto, con el impulso del momento, el «fatua nuclear» nació diplomáticamente. En respuesta a la siguiente pregunta, Rouhani dijo que el gobierno iraní incluso había considerado convertir el «fatua» en ley, porque los europeos «decían que si el fatua se convierte en ley, eliminaría las preocupaciones de Occidente. … Esta fue una medida en fomentar la confianza por Occidente». Por lo tanto, está del todo claro que la leyenda del «fatua nuclear» fue el resultado del astuto movimiento político de Rouhani en el año 2004.

Finalmente, una sorpresa: a pesar del contenido ya conocido de su nuevo libro Religión y armamento nuclear y su énfasis en la naturaleza vinculante del «fatua nuclear», el profesor Mousavian advirtió en un artículo reciente (énfasis agregado): «Si las potencias occidentales intentan acorralar a Irán y restablecer las sanciones dirigidas por las Naciones Unidas, Teherán probablemente se retiraría del Tratado de no-proliferación de armas nucleares. Cualquier ataque militar de Israel o Estados Unidos muy probablemente hará que Irán ensamble un arma nuclear«.[8]

QED

*Ayelet Savyon es directora del Proyecto medios de comunicación de Irán en MEMRI; Yigal Carmon es fundador y presidente de MEMRI; Ze’ev B. Begin es compañero miembro sénior en MEMRI.

Para ver el sumario y Apéndice junto a los despachos e informes publicados por MEMRI sobre el supuesto fatua de Jamenei que prohíbe las armas nucleares copie por favor el siguiente enlace en su ordenador: https://www.memri.org/reports/khameneis-nuclear-fatwa-once-again


[1] Serie de MEMRI Investigación y Análisis de MEMRI No. 825 – Renovadas conversaciones nucleares Irán-Occidente – Parte II: Teherán intenta engañar al presidente de los Estados Unidos Obama y a la secretaria de Estado Clinton con una fatua inexistente anti-armas nucleares del líder supremo Jamenei, 19 de abril, 2012.

[2] Serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 1559 – Irán utiliza ‘máxima presión’ sobre la administración Biden – Parte II: Líder supremo Jamenei: ‘Si la República Islámica de Irán decidió obtener armas nucleares, tampoco ustedes (el payaso sionista) ni aquellos más grandes que ustedes (los Estados Unidos) podrían detenerlo’, 23 de febrero, 2021.

[3] Video del portal MEMRI TV No. 9424 – Líder supremo iraní Ali Jamenei: Reducir nuestras capacidades defensivas y participación regional debido a las sensibilidades de otros sería algo ingenuo y de principiante, 10 de marzo, 2022.

[4] Serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 1022 – La versión oficial iraní sobre el supuesto fatua anti-armamento nuclear de Jamenei es una falaz mentira, 3 de octubre, 2013.

[5] Informe diario de MEMRI No. 377 – Irán habla sin rodeos y deberíamos escuchar con atención, 29 de abril, 2022.

[6] Video del portal MEMRI TV No. 9694 – Asesor en política exterior de Jamenei Kamal Jarrazi: Irán se ha convertido en un país con capacidad nuclear: Tenemos la capacidad técnica para producir una bomba nuclear, 17 de julio, 2022.

[7] Serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 1022 – La versión oficial iraní sobre el supuesto fatua anti armamento nuclear de Jamenei es una falaz mentira, 3 de octubre, 2013.

[8] Seyed Hossein Mousavian, 2022, turbulencia en Irán: El acuerdo nuclear debe ser salvado y se deben promulgar reformas audaces. Middle East Eye, 7 de noviembre, 2022

The post El «fatua nuclear» de Jamenei, una vez más first appeared on MEMRI Español.

Comparte en Redes Sociales

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículos Relacionados: